Inicio Tecnología Actualidad 2017 Las cinco tendencias tecnológicas dominantes en el 2017

Las cinco tendencias tecnológicas dominantes en el 2017

28

En el CES, la convención de tecnología más grande del mundo, se considera que estamos en la cúspide de un renacimiento tecnológico importante, como la ‘commoditización’ del hardware.

Esta nueva era de innovación se centrará en el software con movilidad y conectividad, que alterará materialmente la forma en que interactuamos en nuestra vida cotidiana:

 

1. Diferentes realidades

Tom Mainelli, vicepresidente del programa de la unidad de dispositivos AR y VR de IDC, dijo que espera que varios proveedores de hardware ingresen a los espacios de realidad virtual y aumentada en los próximos 12 meses, con soportes que están atados a las consolas de juego y al soporte independiente.

‘La realidad aumentada representa la mayor oportunidad de largo plazo, pero para el corto plazo, la realidad virtual capturará la mayor parte de los envíos y la atención de los medios’, comentó que el directivo.

Apple finalmente podrá entrar en escena en la realidad aumentada. Tim Cook calificó la realidad aumentada como una gran oportunidad comercial, y Apple realizó varias acciones relacionadas con realidad aumentada el año pasado, incluida la compra de Flyby Media, que ayuda a los a los iPhones a identificar objetos en el mundo real.

Se espera que los envíos de auriculares AR y VR tengan una tasa de crecimiento anual compuesta del 108.3% de 2015 a 2020, alcanzando la cifra de 76 millones de unidades en 2020, según IDC.

 

2. Automóviles sin conductor

En el CES 2017, con más de 200,000 pies cuadrados, es decir el 20% de todo el espectáculo, se dedicará a la tecnología de vehículos, con marcas como Mercedes, Audi y Toyota,  que presentarán nuevas tecnologías. Las principales empresas que mostrarán tecnología autónoma son NXP Semiconductores, Nvidia, Mobiele, Honda Motor y Delphi.

Juniper Research estima que el desarrollo anual de automóviles autodirigidos sea de unos cuantos miles en los próximos años, pero cree que el número aumentará hasta llegar a 14.5 millones para el 2025. Espera que el mercado sea liderado inicialmente por los vehículos de taxis, por lo que todo el mundo está prestando atención a los programas piloto de auto-conducción de Uber.

En la despiadada carrera por los vehículos autodirigidos, Silicon Valley y Detroit duplicarán la tecnología sin conductor en 2017; incluso BlackBerry tiene planes para abrir un centro dedicado específicamente a mejorar la tecnología autónoma.

 

3. Wearables

Los básicos siguen teniendo protagonismo, tales como las pulseras de entrenamiento. En 2017 probablemente habrá una reconfiguración importante en la industria, con dispositivos cada vez más invasivos y capaces de analizar los datos para ayudar a los usuarios a elevar su salud de manera más proactiva. Las compañías trabajarán para competir contra los wearables más elegantes de smartphones.

Juniper Research espera que los envíos mundiales lleguen a 420 millones en 2020, más de cuatro veces los 80 millones enviados en 2015. Se prevé un aumento similar para los dispositivos médicos durante los próximos cuatro años.

Para el año 2020, un tercio de las empresas de salud y ciencias de la vida, así como productos de consumo, comenzarán a desarrollar la primera ola de productos que integran el cuerpo humano con la tecnología, de acuerdo con las predicciones recientes publicadas por IDC, que ha comenzado a referirse a este industria como ‘humanidad aumentada’, y predice que el concepto será incorporado a mediados de la próxima década.

 

4. Inteligencia artificial

Tanto en Facebook como otras compañías de Silicon Valley comenzaron a dar muestra sus esfuerzos en inteligencia artificial a principios de este año con sus chatbots, que se espera se desempeñen de manera semejante a los asistentes personales como Siri y Alexa.

El software podrá aprender y adaptarse sí mismo, haciendo al hardware más inteligente. Por esto, se esperan ‘cambios aún mayores y más profundos’ en la forma en que el control humano cede directamente ante la inteligencia artificial, dijo Wilinski, de IHS. Esto puede seguir ocurriendo en escenarios similares a los bots a través de las plataformas de medios sociales, pero también se extenderá a los automóviles, drones, Internet de las cosas, y en industrias como la salud y la agricultura.

Goldman Sachs calificó a la inteligencia artificial como la tecnología ápice de la era del información y predijo que los avances en el aprendizaje mecánico y el aprendizaje profundo desarrollarán un nuevo nicho de mercado en la industria tecnológica as a service. Esto dará paso a un resurgimiento en la productividad, ya que incluso las tareas domésticas y otras complicadas se entregarán a las máquinas de gran capacidad.

En el corazón de todo esto está la capacidad de procesar cantidades masivas de información que se produce por miles de millones de dispositivos conectados a Internet. La posibilidad de estructurar los datos y aprender de ellos será fundamental para el desarrollo de este mercado. Telsa, por ejemplo, ha agregado más de 800 millones de datos en millas de conducción este año, proporcionando información sobre el comportamiento y la forma en que conduce la gente.

Se estima que la generación anual de datos llegue a 44 Zettabytes para el año 2020, esto es, billones de gigabytes, según IDC. Goldman Sachs afirma que estamos en los albores del descubrimiento de casos de uso en los que se aplicarán estas tecnologías de inteligencia artificial.

 

5. La nube e IoT

La computación en la nube e Internet de las cosas continuarán en tándem para mejorar la conectividad e interacción de los objetos cotidianos.

Se espera que las tecnologías de baja potencia amplíen el alcance de los dispositivos IoT en 2017, de acuerdo con IHS. Según la predicción de Wilinsky las redes de área amplia se pondrán en marcha el año próximo, ofreciendo así una alternativa a la tecnología de corto alcance inalámbrico impulsada por estándares como WiFi y Bluetooth.

Con este avance se podrá incluso que los dispositivos de difícil acceso se conecten a Internet, al mismo tiempo que mejoren las capacidades de aquellos que ya está en el mercado.

Asimismo, permitirá a los proveedores de telecomunicaciones soportar aplicaciones de baja velocidad de bits, abriendo paso a un grupo mucho más grande de objetos que se incorporarán con chips y se conectarán a la red. Esto podría traspasar de la gama de dispositivos en edificios a dispositivos en entornos naturales profundamente rurales.

Cloud Computing, los centros de datos y los chips de baja y alta potencia seguirán siendo una gran inversión en 2017, para impulsar el creciente nivel de conectividad y ancho de banda necesarios para procesar datos.

Amazon Web Services, Microsoft e IBM estarán entre las grandes compañías que soportarán Cloud Computing. IDC estima que para 2020 la gran mayoría de toda la infraestructura de TI de las empresas y el gasto de software serán para ofertas basadas en la nube.

Con información de MarketWatch

Opinión