Inicio Web 2017 Actualidad Las escuelas en Costa Rica tendrán internet de 10 Mbps

Las escuelas en Costa Rica tendrán internet de 10 Mbps

El Gobierno de Costa Rica anunció hoy el inicio de un proyecto para ampliar de 2 a 10 megabits por segundo (Mbps) la velocidad de la conexión a internet en las escuelas y colegios públicos del país.

La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, y el ministro de Educación, Leonardo Garnier, indicaron en la presentación del proyecto que el plan tiene un costo inicial de casi 20 millones de dólares y beneficiará casi al 100% de la población estudiantil.

Según Garnier, actualmente el 95% de los centros educativos costarricenses cuenta con algún tipo de conexión a internet, pero menos del 10% tiene una velocidad superior a los 2 Mbps.

El plan de ampliación de banda ancha, apuntó la presidenta, beneficiara a unas 2,000 escuelas y colegios de todo el país, lo que permitirá reducir la brecha digital.

Cada año, el ministerio de Educación Pública de Costa Rica invierte unos 22 millones de dólares en informática educativa, pero según las autoridades, la restricción en el ancho de banda impide que los recursos tecnológicos se aprovechen al máximo.

El proyecto anunciado hoy incluye además la distribución de cerca de 24,000 computadoras como parte de la ampliación del programa de informática y tecnologías móviles.

Este plan será llevado a cabo por la Fundación Omar Dengo y la Academia Nacional de las Ciencias (ANC), que utilizarán las redes de fibra óptica ya existentes en el país para interconectar de forma inalámbrica a los centros educativos más cercanos.

El MEP decidió llevar a cabo el proyecto con fondos propios pese a existir un fondo de 216 millones de dólares que deben ser utilizados para este fin, por atrasos y diferencias con el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (FONATEL).

De acuerdo con la ley, las acciones correspondientes a la conexión de internet y equipamiento tecnológico de centros educativos deben financiarse con los recursos de FONATEL, que provienen de la apertura del mercado de telecomunicaciones, hace casi dos años, a las empresas Movistar y Claro.

No obstante, los recursos aun no se han girado y el ministerio decidió actuar por su cuenta.

Chinchilla calificó este atraso como una “burla”, y señaló que espera que los contratiempos puedan ser resueltos pronto.

ACAN-EFE
Opinión