Las TIC, industria clave pero desaprovechada en México

Por Mundo Contact | 13 diciembre 2010 | Tecnología

¿Cómo potenciar a un sector cada vez más estratégico para el desarrollo de los países?

A pesar de que en México la industria de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) se ha convertido en un sector clave para el desarrollo y desempeño de la economía nacional, no se ha logrado incorporar y aprovechar sus beneficios, lo que se refleja en una perdida de competitividad  para el país.

Actualmente no existe un sector económico que no use los servicios de las TIC, ya sea por inversión propia o vía los llamados outsourcing, lo que hace de la industria de las Tecnologías de la Información y Comunicación uno de los pocos sectores que genera beneficios  de manera transversal.

La de las TIC es una industria joven en México, su valor de mercado se estima en 19 mil millones de dólares y según datos de la Secretaría de Economía más del 40 por ciento de las empresas se crearon a partir del año 2000,  con lo que el 60 por ciento de ellas tiene menos de 10 años de operación. El sector es dominado en un 83 por ciento por Pymes, que tienen en promedio 50 empleados, cuando el promedio internacional es de 250.

Según datos de la OCDE, México es uno de los países con menor inversión pública en TIC: sólo Turquía se encuentra por debajo, y el monto que se destina en nuestro país es tres veces menor que el promedio de los países miembros de esta organización.

Consulta el artículo completo en el número más reciente de la Revista MundoContact.

Las TIC, industria clave pero desaprovechada en México

Por Mundo Contact | 1 noviembre 2010 | Articulos, Tecnología

Revista Mundo-Contact

   

Las TIC, industria clave pero desaprovechada en México

¿Cómo potenciar a un sector cada vez más estratégico para el desarrollo de los países?

Por Laura Sarmiento

A pesar de que en México la industria de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) se ha convertido en un sector clave para el desarrollo y desempeño de la economía nacional, no se ha logrado incorporar y aprovechar sus beneficios, lo que se refleja en una perdida de competitividad  para el país.

Actualmente no existe un sector económico que no use los servicios de las TIC, ya sea por inversión propia o vía los llamados outsourcing, lo que hace de la industria de las Tecnologías de la Información y Comunicación uno de los pocos sectores que genera beneficios  de manera transversal.

La de las TIC es una industria joven en México, su valor de mercado se estima en 19 mil millones de dólares y según datos de la Secretaría de Economía más del 40 por ciento de las empresas se crearon a partir del año 2000,  con lo que el 60 por ciento de ellas tiene menos de 10 años de operación. El sector es dominado en un 83 por ciento por Pymes, que tienen en promedio 50 empleados, cuando el promedio internacional es de 250.

Sin embargo, existe un rezago, ya que México no ha logrado incorporar y aprovechar los beneficios que esta industria brinda a toda la estructura económica, sobre todo si comparamos el avance de las TIC en la región latinoamericana  e incluso con países de similar nivel socioeconómico.

En América Latina las inversiones en Tecnologías de la Información se han incrementado en poco más de 4%, mientras que el PIB de la región ha crecido 3.4% en lo que va del año, lo que convierte a la zona en un área de
oportunidades  para la industria.

Según datos de la OCDE, México es uno de los países con menor inversión pública en TIC: sólo Turquía se encuentra por debajo, y el monto que se destina en nuestro país es tres veces menor que el promedio de los países miembros de esta organización.

En tanto, el Foro Económico Mundial (WEF) indica que nuestro país descendió nueve escaños en la clasificación de su informe global TI y alcanzó el número 67, mientras que The Economist lo coloca en el 48 entre 66 naciones y en cuarto lugar entre los países de América Latina.

Esta situación  no sólo genera diferencias respecto a sus principales  socios comerciales, sino que repercute en pérdida de competitividad y ampliación de la brecha de desarrollo integral (concebida como la diferencia entre el ingreso per cápita y la capacidad para acceder a satisfactores).

El gobierno, un importante actor

El rol del gobierno es muy importante tanto como regulador como promotor y proveedor de servicios. Sin embargo, para este año el presupuesto del gobierno federal destinado a TIC asciende a 18 mil 873 millones de pesos, de los cuales el 50 por ciento se refiere a organismos descentralizados, el 22 por ciento a secretarías y el 17 por ciento a órganos desconcentrados. Mientras tanto, las paraestatales cuentan solamente con 7 por ciento del presupuesto total en TIC, y los fideicomisos entre 3 y 4 por ciento. 

En el periodo 2008-2009, el 67 por ciento de las instituciones del gobierno federal destinaron menos del dos por ciento de su presupuesto a las TIC.

La administración actual se comprometió a incrementar la inversión destinada a ciencia y tecnología, así como en TIC, hasta llegar al menos a uno por ciento del PIB Nacional, pero esto no ha ocurrido. Tan sólo en el primer año de gobierno, el presupuesto a este sector disminuyó en más de 10 por ciento en términos reales. 

En 2006 el gobierno ejerció un gasto de dos mil 800 millones de dólares en TIC, lo que representa apenas el 0.3 por ciento del PIB, muy por debajo que lo que erogan otros gobiernos en el mundo. Ejemplos claros son China, India y Corea, donde el presupuesto gubernamental destinado a TIC creció en los últimos cuatro años dos o tres veces más que el de México y alcanzó casi el uno por ciento del PIB.

El reto es, ¿cómo potenciar a un sector cada vez más estratégico para el desarrollo de los países? En primer término urge una política fiscal y de Estado específica, que facilite la creación de un marco jurídico para garantizar el aprovechamiento al máximo del potencial económico y social que genera el uso de las TIC.

Perspectivas de la industria TIC

La Consultoría IDC estima que la industria crecerá 3.2 por ciento al cierre de 2010, y hacia 2013 tendrán un crecimiento sostenido de 6.5 por ciento. Asimismo,  identifica siete tendencias para crecer o invertir en TIC:

Mercado de las PC
Las ventas seguirán creciendo a pesar de los bajos márgenes de ganancia, pero se enfatizará más la venta de dispositivos móviles. Reproductores portátiles
Se observarán innovaciones tecnológicas, baja de precio en componentes y crecimiento en el mercado MP4. Infraestructura
El cloud computing seguirá madurando y se verá en entornos privados como una entrega de servicios interna. Se adoptarán soluciones virtuales de escritorio, almacenamiento base del resguardo, recuperación de la información, y  habilitación del centro de datos interno y externo. Consolas de Videojuegos
La compra de estos dispositivos se incrementará debido a la migración a la sexta y séptima generación, y al aumento de conexiones de internet. Software y Servicios
Las empresas buscan trabajar con multi-soluciones que requieren converger y adoptarán la oferta de software bajo modelos distintos a los de licenciamiento tradicional (SaaS y cloud computing) Monitores y televisores
Se observa un esfuerzo de los fabricantes para ligar el mercado de monitores al de notebooks y ultraportátiles, así como un mayor impulso a las tecnologías led backlighting, Full HD, monitores para laptops, monitores 3D y monitores touchscreen. Telecomunicaciones
Las comunicaciones unificadas se acelerarán con la creciente adquisición de telefonía IP. El mercado móvil será el más importante, ya que la creciente adopción de dispositivos convergentes móviles se incrementará, al igual que el servicio de valor agregado y el mercado de voz, así como los datos móviles, que crecerán a un ritmo de uno y 1.9 por ciento, respectivamente,

Se proyecta que el mercado empresarial será el más dinámico y junto con el sector gobierno alcanzará el 54 por ciento del mercado total de TIC en el país. Mientras tanto, el cómputo en la nube continuará su proceso de expansión y maduración, principalmente en el sector privado.

Queda entonces un gran reto para la industria, si es que se desea cambiar este panorama, y es hacer que el 70 por ciento de las MiPyme que no usan ni siquiera PC puedan adquirirla, para así poder aumentar su cúmulo de clientes e incrementar las inversiones que los gobiernos de los estados destinan a las TIC.