Licitación del espectro, “experimento peligroso”

Por Mundo Contact | 2 febrero 2010 | Tecnología

Dificulta penetración de tecnología 3GNecesario, eliminar topes en el CAP: Erasmo RojasBases propician entrada de compañías sin experiencia

Las condiciones para participar en la reciente licitación de espectro radioeléctrico en las bandas de 1.7 y 1.9 gigahertz representan un “experimento peligroso”, ya que propician la entrada de nuevas compañías que no tienen experiencia en el sector de las telecomunicaciones móviles, además de que limitan a las firmas actuales al no poder competir por una mayor cantidad de espectro.

“Los operadores actuales han hecho inversiones importantes y conocen cómo funciona el mercado, por lo que dejar el espectro en manos de otros inversionistas más pequeños o inexpertos, cuyas empresas tienen pocos suscriptores móviles, es un experimento peligroso que dañará a la mayoría de los usuarios finales”, consideró Erasmo Rojas, director general de 3G Americas para Latinoamérica, y expuso que los topes en el límite de espectro acumulable (CAP) impuestos por la Comisión Federal de Competencia (CFC) dificultarán la penetración de la tecnología 3G (Internet, voz y texto), al no permitir ampliar la infraestructura radioeléctrica de las compañías que ya operan.

Puntualizó que las empresas de servicios móviles cuentan con el espectro adecuado para la tecnología de 2G, que abarca voz y texto, sin embargo, firmas como Telcel y Telefónica tuvieron que utilizar ese mismo espacio a fin de dar servicios de redes 3G ante la falta de mayor cantidad de espectro, para lo cual esta infraestructura no es la más apropiada.

En este sentido, Rojas afirmó que es necesario eliminar los CAP impuestos por la CFC y licitar más cantidad de espectro, de acuerdo con las mejores prácticas internacionales en donde las empresas que acumulen más de 95 megahertz deben rendir cuentas al Estado y revelar de manera transparente el uso del espacio radioeléctrico.

Además, opinó que las bases de la licitación fueron diseñadas para favorecer a ciertos operadores, lo que provocará una asimetría en las condiciones del mercado. No obstante, el directivo consideró que impugnar la licitación no es una opción viable, porque provocará conflictos entre autoridades y empresas, cuyo resultado final será el daño a los suscriptores móviles.

“Cualquier empresa que impugne la licitación no está pensando en el beneficio de sus consumidores, sino en el propio y al mismo tiempo ponen bajo presión al gobierno para que resuelva otras situaciones como las concesiones pendientes por renovar”, expuso Rojas, y consideró que la reciente licitación de espectro sólo solventará en el corto plazo las necesidades de desarrollo tecnológico y demanda de mejores servicios por parte de los 82 millones de usuarios de telefonía móvil que hay en el país.

Espectro de MVS

Rojas opinó que el gobierno mexicano debe recuperar el espectro radioeléctrico de la empresa MVS, ya que consideró que la compañía no explota por completo las capacidades tecnológicas que puede brindar la banda de dos mil 500 megahertz en la cual opera.

Detalló que con esa banda es posible brindar servicios de cuarta generación (4G), lo que incluye el intercambio de archivos mediante la red móvil, y por tal motivo el Estado debería ponerla a disposición de empresas que puedan explotar todo su potencial, pues es infraestructura que pertenece a la nación.

Puntualizó que la opción más viable sería migrar a MVS hacia otra banda y poner a disposición del mercado la de dos mil 500 megahertz, para garantizar que quede en manos de algún operador que tenga la tecnología necesaria para darle un uso eficiente.

Fuente: El Financiero, México