Linux cumple 25 años de existencia

Linux cumple 25 años de existencia

Linux, una tecnología usada por hackers que hoy es un referente en tecnología empresarial

Por Mundo Contact | 12 septiembre 2016 | Actualidad, Articulos, Tecnología

Desde que Linus Torvalds lo anunciara en Usenet, hace 25 años, Linux se ha transformado en la piedra angular del cómputo empresarial, la base de gran parte de la innovación del centro de datos.

Actualmente, los diferentes sabores del sistema operativo Linux son tan numerosos y generalizados que, aún un cuarto de siglo después, su adopción sigue aumentando y continúan surgiendo innovaciones.

La magnitud de la influencia de Linux es difícil de explicar: la Bolsa de Nueva York, una de las organizaciones de TI más sofisticadas del mundo, señaló que ‘fluye como el agua’.

Se puede comprender el papel que desempeña Linux de dos maneras distintas:

  1. Como una barrera de entrada, extremadamente baja, a un kernel innovador de un sistema operativo de alta calidad.
  2. Como un rompehielos para el movimiento más amplio del software de código abierto.

 

Linux es una solución de código abierto, pero el código abierto no es sólo Linux

El código abierto ya existía antes de Linux. No obstante, si no fuera por Linux, no existiría en su forma actual. Linux actuó como el catalizador para el movimiento del software de código abierto. Los triunfos alcanzados permitieron una mayor adopción e innovación y una mayor legitimidad para otros proyectos y comunidades.

Tomemos como ejemplo la plataforma GitHub, que hoy es el hogar de gran parte de las comunidades y los proyectos de código abierto del mundo. GitHub está diseñado sobre el software git, que fue creado por Linus Torvalds, el gran maestro de Linux, para llevar orden al desarrollo del kérnel de Linux.

Nunca fue pensado para ser el motor de este sistema de almacenamiento masivo que es hoy. Esta es una situación recurrente en el código abierto, donde los proyectos y las herramientas iniciaron originalmente para apoyar a Linux pero que han crecido hasta transcender esos límites, para así servir a la comunidad en su conjunto y no solamente a Linux.

 

El estándar de la innovación

Linux tuvo además un profundo impacto fuera del ámbito del código abierto. No sólo debido a la innovación evidente del kérnel, sino también a través de una innovación estandarizada. Nuestro CEO, Jim Whitehurst, suele decir que las piezas intercambiables de la industria de manufactura de comienzos del siglo XX eliminaron gran parte de los procesos “a la medida” (que formaban parte de ella), haciendo posible que prosperara una innovación genuina en las plataformas comunes.

Esto es exactamente lo que Linux ha hecho durante 25 años: ofrecer una plataforma común, estandarizada, predecible, que permite innovar sobre la innovación. El cómputo de nube, por ejemplo, es el resultado de esta innovación estandarizada. Sin la eficiencia técnica y de costos que brinda Linux, el cómputo de nube luciría totalmente distinto – si es que existiera –, sería algo más parecido a los stacks UNIX aislados (de comienzos de la década de los noventa) que a los servicios generalizados y flexibles que esperamos en la actualidad.

Los contenedores de Linux son otro ejemplo de innovación. Estos contenedores usan componentes estandarizados de Linux para proveer una nueva forma de agrupar y consumir aplicaciones empresariales. También hemos observado en ellos el surgimiento de mayor innovación, desde el proyecto Docker hasta Kubernetes, creando un mercado emergente para aplicaciones y herramientas que pueden manejar cientos de procesos sencillos y aislados.

Finalmente, el hardware no es inmune a los efectos de la innovación de Linux. Al proporcionar una plataforma estandarizada, Linux abrió un espacio entre las aplicaciones y el hardware, que dio lugar al surgimiento de los servidores básicos x86 e incluso a la evolución de nuevas plataformas hardware como ARM y System on Chip (SoC). Esta base común para el cómputo ha permitido que las TI empresariales crezcan, haciendo hincapié en la innovación en lugar de sólo mantener funcionando los sistemas con altos costos de mantenimiento y de licenciamiento.

 

Más allá del centro de datos

Linux, como fuerza motriz de la metodología del código abierto, también ha tenido un efecto profundo en nuestra cultura. A medida que el protagonismo del código abierto y Linux se acentuó, hemos observado cada vez más iniciativas de gestión abiertas y esfuerzos empresariales impulsados por comunidades, como el crowdsourcing o la colaboración abierta, e incluso Kickstarter. El concepto de colaboración transparente y abierta se funde perfectamente con un mundo cada vez más interconectado, especialmente con el auge de las redes sociales; haciendo de las soluciones de código abierto una tendencia que transciende el sector de la tecnología.

 

25 años…y los que faltan

Linux ha logrado mucho en su corta vida: ha sido el impulsor de las soluciones de código abierto en las empresas, el adalid de la innovación y la apertura entre culturas e industrias, y mucho más. ¿Cuáles serán los desafíos durante los próximos 25 años?

  • Seguridad: como el fundamento de las implementaciones de TI empresariales, Linux no es sólo una capa de software propicia. Hoy es parte de la infraestructura de seguridad crítica de muchas organizaciones. Esto significa que se necesitan más mecanismos sofisticados para proteger los datos y las aplicaciones, y que las fallas o vulnerabilidades deben ser diagnosticadas y remediadas antes de poder aprovecharse de ellas.
  • La evolución del hardware: la estandarización del hardware (gracias a Linux) deriva en la existencia de más opciones que se actualizan con mayor frecuencia. Linux necesita conservar su condición de gran estandarizador, lo que implica que debe adaptarse a un nuevo ecosistema de chips y metodologías de hardware en constante evolución.
  • Contenedores de Linux: para una innovación que lleva su nombre, los contenedores de Linux son los que tienen más potencial de conmocionar a Linux (y al código abierto) en el próximo cuarto de siglo. Desde la redefinición del ciclo de vida de las aplicaciones empresariales hasta los sistemas operativos que tal vez necesiten existir sólo por unos pocos milisegundos, Linux continuará impulsando la automatización, la escalabilidad y el manejo que requieren los contenedores.

Gracias a Linux, el código abierto hoy es protagonista en la TI empresarial y en el mundo corporativo global. Sin él, muchas de las herramientas cotidianas que damos por sentado, desde los servicios bajo demanda hasta la VoIP, no existirían o serían muy distintas. Aun cuando debamos responder las preguntas acerca del futuro, existe una cuestión que se destacará por siempre: le debemos una parte considerable de nuestro mundo actual a un solo mensaje publicado en Usenet en el año 1991.

Brindo por estos 25 años de Linux, y porque sean muchos años más.

Por Gunnar Hellekson, director de Gestión de Productos, Red Hat Enterprise Linux y Red Hat Enterprise Virtualization

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *