Los smartphones dan impulso a Samsung en 2011

Por Mundo Contact | 27 enero 2012 | Tecnología

La empresa surcoreana cerró con un récord en ventas de más de 146,000 millones de dólares, un 7% más que en 2010

EFE

La surcoreana Samsung Electronics, una de las mayores empresas tecnológicas mundiales, logró en 2011 un récord de ventas pese a la crisis, gracias a sus smartphones -teléfonos inteligentes-, un mercado en el que compite cara a cara con la estadounidense Apple.

Samsung Electronics presentó hoy sus resultados del ejercicio 2011, que cerró con un récord en ventas de más de 146.000 millones de dólares, un 7 por ciento más que en 2010, gracias a la elevada demanda de sus dispositivos móviles.

El dato se vio, sin embargo, ensombrecido por la reducción interanual del 15 por ciento en su utilidad neta, que fue de 12,100 millones de dólares, mientras la utilidad operativa se contrajo un 6 por ciento hasta 14,400 millones de dólares.

Según estimaciones de la consultora Strategy Analytics, aunque en el cuarto trimestre se vio ligeramente superado por Apple en ventas de teléfonos inteligentes, Samsung se alzó con el primer puesto del mercado mundial en 2011 con una cuota del 19.9 por ciento, nueve décimas superior al 19 por ciento de su rival californiano.

La firma surcoreana, cuyo teléfono Galaxy S II ha gozado de una gran aceptación desde su lanzamiento el pasado julio, comercializó el año pasado un total de 97.4 millones de smartphones, frente a 93 millones de Apple y 77.3 de Nokia, de acuerdo al informe de Strategy Analytics.

Las sólidas ventas del Galaxy S II, sumadas a la alta demanda de la tableta electrónica Galaxy Note, convirtieron la división de telecomunicaciones en el principal motor de crecimiento de Samsung Electronics en 2011, con un aumento del 39 por ciento de sus ingresos respecto a 2010.

Sin embargo, para la multinacional tecnológica, fundada en Daegu (sur del país) en 1969, el año pasado estuvo plagado de obstáculos, como la crisis económica global y las disputas judiciales con Apple.

Desde que en abril la firma de la manzana impusiera en California una demanda sobre Samsung por copiar presuntamente los diseños del iPhone y el iPad, los dos gigantes de la electrónica se enzarzaron en una guerra internacional de patentes con resultados dispares.

El conflicto, que ya acumula más de una veintena de demandas cruzadas en países como Alemania, Australia o Estados Unidos, tendrá aparente continuidad en 2012, después de que este mes Apple rechazara un acuerdo de Samsung para desbloquear la situación.

En cualquier caso, su apuesta por la diversificación y la expansión en un año de ralentización global han hecho que la empresa surcoreana aumente en otro par de zancadas su ventaja sobre la finlandesa Nokia, cada vez más descolgada, y se consolide como la única capaz de rivalizar, más allá del terreno legal, con Apple.

A excepción de las telecomunicaciones, el resto de divisiones de Samsung Electronics presentaron en 2011 unos resultados más bien discretos, que incluso revelaron pérdidas operativas en el sector de dispositivos de pantalla plana por unos 670 millones de dólares.

Otra de las divisiones emblemáticas de Samsung, la de semiconductores, tuvo una utilidad operativa de 6,500 millones de dólares, cifra que, sin embargo, mostró una reducción del 27 por ciento respecto de 2010.

Samsung Electronics es el principal referente del Grupo Samsung, cuya actividad va de la industria pesada a la automoción y que días atrás dijo que en 2012, pese al panorama económico, destinará a inversiones el récord de 47.8 billones de wones (41,600 millones de dólares), un 12 por ciento más que en 2011.

El mayor de los ‘chaebol’ -los enormes conglomerados empresariales sobre los que se asienta la cuarta economía de Asia- de Corea del Sur anunció además que realizará una contratación récord de 26,000 nuevos empleados en 2012, un 4 por ciento más que el año pasado, y que aumentará en un 13 por ciento su gasto en I+D.