Lucha por imposición de filtros en internet

Por Mundo Contact | 9 marzo 2009 | Web

Europa es el regulador tecnológico del mundo, así que los AT&T y los Verizon se están enfrentando a los Google y los Yahoo! para dar forma a la ley europea

Al tiempo que debaten cómo mantener un acceso a internet libre y equitativo –la llamada neutralidad de la red–, legisladores europeos están siendo perseguidos por cabilderos, lo que no resulta sorprendente.

Pero los enviados corporativos que deambulan por los salones de Bruselas, Bélgica, tratando de exponer sus argumentos, con frecuencia no representan a las innumerables compañías de telecomunicaciones e internet del continente, sino a las de Estados Unidos. Europa se ha convertido en el regulador tecnológico del mundo, así que los AT&T y los Verizon se están enfrentando a los Google y los Yahoo! para dar forma a la ley europea con la esperanza de que los reguladores estadounidenses sigan su ejemplo.

“Las compañías estadounidenses ven el resultado de la lucha en Europa como algo crucial”, señaló Jeremie Zimmermann, cabildera de La Quadrature du Net, un grupo promotor de la libertad en internet con sede en París. “Cada parte espera sacar provecho del asunto aquí para poder llevarlo a Estados Unidos e influir en el resultado”.

La neutralidad de la red, apoyada por La Quadrature, es una propuesta respaldada por algunos promotores de la libertad de expresión y empresas de internet que prohibiría a operadores de la red filtrar el tráfico en internet. Proveedores de servicios de internet, empero, dicen que una administración básica del tráfico es necesaria para balancear la creciente demanda de ancho de banda de videos y sitios populares.

Para los consumidores en Europa y Estados Unidos, el resultado del debate podría determinar si continuarán descargando datos ilimitados usando sus planes de banda ancha de tarifa única, o serán obligados a pagar tasas más altas según la cantidad de datos que descarguen.

Asimismo, el resultado podría permitir a los operadores centrarse en los usuarios de programas para compartir archivos que pueden ser utilizados para realizar descargas ilegales.

El asunto central que analizan los legisladores es si este tipo de filtros podría derivar en la imposición de tarifas de acceso de compañías de internet y, según algunos promotores de la libertad de expresión, en una censura de facto.

En Estados Unidos, la Comisión Federal de Comunicaciones penalizó a Comcast por reducir la velocidad del servicio de banda ancha a usuarios de alto volumen. La empresa apeló la decisión y se espera que el resultado del caso se produzca este año.

Entretanto, el interés se ha centrado en Bélgica, donde se espera que dos comités voten la legislación el 31 de marzo, antes de una votación final del pleno del Parlamento el 22 de abril. Los ministros de Telecomunicaciones europeos también deberán aprobar el plan.

Richard Allan, titular de asuntos regulatorios en Europa de Cisco, consideró que los más probable es que permitan a los operadores de redes mantener prácticas de administración razonables, como deshacer cuellos de botella en el tráfico.

Con más de 200 operadores de redes en Europa, comparados con apenas cinco operadores importantes de banda ancha y cuatro de cable en Estados Unidos, el peligro de que un operador filtre el tráfico de la red para obtener una ganancia comercial es bajo, indicó Manuel Kohnstamm, director de asuntos públicos de Liberty Global, un operador de TV por cable con 12 millones de clientes en 11 países.

Fuente: El Universal, México