Más allá del modelo de ITIL

Por Mundo Contact | 4 abril 2008 | Tecnología

Necesaria la integración de metodologías

Hoy existen más de 53 modelos de ITSM (Information Technology Service Management, o Administración de Servicios de TI). Cada uno, aunque diferente en alcance y detalle, ofrece ventajas particulares a las empresas.

De este universo, casi la totalidad se basa o inspira en ITIL (Biblioteca de Infraestructura de Tecnologías de Información, por sus siglas en inglés), un modelo de dominio público que ofrece una guía integral de mejores prácticas. “Si pensamos en ITSM, lo que es tradicional encontrar en las organizaciones últimamente es ITIL (del 2006 a la fecha) e ISO como referentes. Y luego el gran brinco que encontramos son prácticas aisladas o basadas en la experiencia propia de las organizaciones”, comentó Rebeca Pimentel Zaragoza, socia consultora de Inteli.

La experta afirmó que la distribución de usuarios de mejores prácticas en el mundo, tanto en el sector público como en el privado en sectores como el financiero, logística, telecomunicaciones, manufactura educación y hospitales, muestra una aceptación de ITIL cercana al 73%.

“Y sin embargo la administración de los servicios de TI es más que ITIL, pues abarca otras metodologías como COBIT, COSO, SIX SIGMA, ISO y SOA, entre muchas otras”.

“Lo que va a empezar a suceder en estos próximos años es una convergencia de diferentes metodologías como ITIL, COBIT, ISO 20000, ISO 27000 y demás hacia un solo estándar, muy pegado a los objetivos de las empresas. Estas son las dos grandes premisas que va a haber: algo más integral y orientado a los negocios”, aseguró en entrevista con el diario El Universal Alberto Pimentel Zaragoza, socio administrador de Inteli.

El ejecutivo detalló: “Llegas a las organizaciones y tienen cinco o seis proyectos y de alguna manera hay convergencia entre ellos; lo que tenemos que hacer es alinearlos, ver cuáles son sus prioridades y poder juntar todas estas metodologías en objetivos comunes, como lograr la unión entre el negocio y TI”.

En su opinión “más allá de las metodologías y de sus aportes particulares están los problemas reales de los clientes. En esto nos tenemos que centrar, más que en tratar de implementar una u otra metodología por sí misma”.

De acuerdo con Rebeca Pimentel, las mejores prácticas enfrentan retos en las empresas, como una cultura débil sobre el significado del servicio, cumplir con compromisos políticos o controlar los riesgos: “Uno de los retos es la falta de comunicación”.

Fuente: El Universal, México