Más peso de telefonía celular en la inflación

Por Mundo Contact | 27 noviembre 2009 | Tecnología

Obedece a cambios de hábitos de consumo

A partir del próximo año, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del Banco de México, que en este momento incluye a 315 genéricos -que a su vez tienen productos específicos- medirá de forma independiente el gasto que realizan las familias en telefonía móvil, ante el aumento en el uso de celulares.

Entrevistado por el diario El Economista, el director de Precios de Banxico, Javier Salas, explicó: “De la última base (2002) a la fecha, la telefonía celular ha tomado una importancia muy grande, por lo que en la nueva base el genérico que en este momento se llama ‘telefonía local’ se va a separar en dos conceptos: ‘telefonía fija’ y ‘telefonía móvil’, donde va a pesar más la última”.

Así, en la nueva base, la telefonía móvil será por lo menos el doble de la fija, que en este momento representa 1.84% en la ponderación del índice.

Javier Salas recordó que cuando se cambió la base anterior, en el 2002, aparecieron conceptos nuevos como el “agua embotellada”, que estaba mezclada con los refrescos. “Se tuvo que separar como un genérico especial del índice, que en este momento representa una ponderación de 0.35 puntos, mientras que los refrescos envasados representan 1.45 puntos”, dijo.

Otros nuevos productos que han surgido en el INPC son principalmente medicinas: anabólicos y neurológicos.

Cabe destacar que estos cambios en los hábitos de los consumidores se han podido detectar gracias a la información que se obtiene a través de la Encuesta de Ingresos y Gastos en los Hogares que realiza el INEGI.

El funcionario adelantó que el nuevo índice, que deberá ser aprobado por la Junta de Gobierno del banco central, podría estar listo el año que entra y formaría parte de la entrega del índice al INEGI, prevista para julio del 2011.

El cambio

Respecto de la entrega del INPC al INEGI, aseguró que avanza de acuerdo con el calendario. Básicamente es una labor de capacitación, necesidades de infraestructura y sobre todo en informática.

“Ya estamos con los programas de cálculo básico para entregarlos, creo que vamos como a la mitad del camino, pero se avanza en tiempo”, dijo.

En este momento trabajan 140 personas en el área de precios, 91 de las cuales se dedican a precios al consumidor, uno sólo revisa el tema de las rentas en el DF y otras tres personas están en precios al productor.

En total, estas 95 personas migrarían al INEGI, con el fin de que se siga levantando la información con la misma metodología y calidad que se hace en este momento

en Banxico. Hoy, el INPC tiene 46 ciudades, incluyendo DF, y de momento no se tiene contemplado hacer ningún cambio. El país está bien representado y “cumple con lo que pide la ley: tiene que estar por lo menos una ciudad de cada estado representada”, explicó.

Fuente: El Economista, México