Inicio Tecnología 2017 Más presión para que UE intervenga por Telecom Italia en Argentina

Más presión para que UE intervenga por Telecom Italia en Argentina

14

Las principales compañías reclamaron a la Comisión Europea que defienda sus intereses

Las principales operadoras de telecomunicaciones europeas pidieron ayer a la Comisión Europea que “tome todas las acciones posibles” para defender los intereses de Telecom Italia frente al gobierno argentino, que obligó a la empresa a desinvertir sus activos en Telecom Argentina, tras determinar que el ingreso de Telefónica en su capital accionario pone en jaque la competencia en el mercado argentino.

En Buenos Aires, en tanto, Telefónica y sus socios de Telco, el grupo que controla el 22,4% de Telecom Italia, apelaron las multas fijadas por las autoridades locales y algunas harán hoy su descargo contra la presentación de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), que pretende anular la cautelar emitida hace pocos días, que frenó el cronograma de desinversión.

El pedido de las 41 empresas líderes, agrupadas en la Asociación de Operadores de Telecomunicaciones Europeos (ETNO, por sus siglas en inglés), quedó plasmado en una carta dirigida al presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, firmada por Michael Bartholomew, director de ETNO.

En el texto, que llegó una semana después de que un grupo de europarlamentarios reclamara también la intervención del Ejecutivo del bloque, las empresas piden a la “Comisión que tome todas las acciones posibles frente al gobierno argentino para dejarle en claro que un marco legal y político seguro y fiable es una condición fundamental para todas las inversiones europeas, existentes y futuras, en ese país”.

Medidas “injustas”

Bartholomew considera, en su carta a Barroso, que esa situación es “injusta” para la empresa italiana y supone “una confiscación de facto”, ya que la compañía se ve obligada a realizar una desinversión “en un corto espacio de tiempo y en términos y condiciones establecidos por terceras partes”. La entidad se refiere a la orden de desinvertir plasmada en sendas resoluciones de la Secretaría de Comercio y la CNDC, que se publicaron en agosto pasado.

La CNDC fijó en un año el plazo para que Telecom Italia se desprenda del 50% de Sofora, sociedad controlante de la empresa argentina, en la que tiene como socio al grupo Werthein. A principios de enero, la CNDC presionó con otra resolución fijando un cronograma de desinversión más preciso, pero las empresas involucradas apelaron a la Justicia y consiguieron una cautelar que suspende la desinversión hasta que se resuelva sobre la cuestión de fondo. A este revés, el Gobierno respondió con una amenaza de estatización y caducidad de licencia.

En este contexto, ETNO sostiene que “Telecom Italia fue afectada severamente por decisiones injustas, basadas en circunstancias inexistentes, y tomadas contra una entidad que no tiene participación en la transacción (la compra por parte de Telefónica de España)”.

En tanto, la Asati, una agrupación que reúne 2600 accionistas con el 0,4 % de la operadora italiana, dirigió otra carta a los directores y gerentes de Telecom Italia, en la que les pide que estén listos para moverse frente a las autoridades argentinas en defensa de los intereses de la empresa.

Y, por otro lado, uno de los principales accionistas de Telecom Italia (5%), Marco Fossati, defendió ayer la idea de una fusión con Telefónica de España, que permitiría unificar recursos. “Creo tanto en la integración que sería favorable a comprar acciones de Telefónica”, dijo Fossati a la prensa.

Descargo y apelaciones
Ayer, la mesa de entrada de la CDNC recibió las apelaciones de todos los miembros de Telco (Telefónica y aseguradoras y bancos italianos) a las multas que les fijó en enero ($ 235 millones) por no haber notificado la compra de las acciones de Telecom Italia en 2007.

Por otro lado, hoy, Assicurazioni Generali y Mediobanca, dos de los socios italianos de Telco, presentarán los descargos para que el tribunal no admita el pedido del Gobierno de levantar la cautelar contra el cronograma de desinversión.

En el medio, Telecom Italia sigue, a través del Credit Suisse First Boston, negociando la venta de su participación en la operadora argentina, un proceso que inició en contra de su voluntad en septiembre pasado.

En los últimos días, los interesados volvieron a remitir sus ofertas, que varían de 600 a 900 millones de dólares. El último en sumarse a la contienda fue el grupo IRSA, que conduce Eduardo Elsztain. Compiten con él, entre otros, los empresarios Eduardo Eurnekian y Ernesto Gutiérrez (Aeropuertos Argentina 2000) y Cóndor Inversiones.

Fuente: La Nación, Argentina
 

Opinión