Inicio Tecnología 2017 Mercado Móvil (Columna de Ernesto Piedras)

Mercado Móvil (Columna de Ernesto Piedras)

La característica de la primera mitad del año en el mercado de telecomunicaciones ha sido el cambio y la innovación en todos sus componentes, mercado, regulación y tecnología.

El mercado se reconfigura en la oferta con la serie de consolidaciones y alianzas en marcha que iniciaron desde  el cierre del año previo (por ejemplo, con la integración de Iusacell-Unefon, la compra de Avantel por Axtel, el acuerdo de Maxcom con Televisa Networks para transmitir sus contenidos, y la unión de Telefónica con Enlaces del Norte para crear el Grupo Telecomunicaciones Mexicanas) que alcanzan tanto a empresas de telecomunicaciones como a aquellas de radiodifusión. Este tipo de consolidaciones se deben principalmente a necesidad de subsistencia o conveniencia financiera, así como a un reacomodo estratégico derivado de las oportunidades que brinda la convergencia tecnológica.

Por el lado de la demanda, las favorables condiciones macroeconómicas contribuyen a la creciente adopción tecnológica, sobre todo de accesos móviles (62.1 millones) y de banda ancha.

Después de años de una regulación pasmada, las autoridades relevantes para el sector (Cofetel, SCT, Cofeco, Cofemer y Profeco) tienen en marcha consultas y acciones variadas que auguran un escenario cada vez más competitivo entre operadores y, consecuentemente, con mejores servicios para los consumidores finales.

Llama la atención el tema de la regulación, que hasta hace poco tiempo parecía exclusivo de abogados en los despachos especializados y de servidores públicos, hoy es materia de la más amplia discusión por parte del complejo de la sociedad: academia, Organizaciones no Gubernamentales, analistas, medios, etcétera.

  
Segmento móvil

Los operadores de telecomunicaciones reportan crecimientos interanuales totales de 22.6% y 26.4% en número de líneas y en ingresos, respectivamente, con lo que se cierra el trimestre con más de 62 millones de suscriptores. Lo anterior impulsado por una economía estable y en crecimiento.

Efectivamente, un reciente análisis elaborado por The Competitive Intelligence Unit hace evidente la relación positiva y más que proporcional entre el comportamiento de la economía en su conjunto y la cantidad de minutos facturados por la telefonía móvil. En otras palabras, si el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) crece 1%, la cantidad de minutos móviles aumentará alrededor de 3.5%.

Al cierre del segundo trimestre se registra una creciente competencia entre los principales operadores, para apropiarse del segmento incremental que de manera sostenida ronda el millón de nuevos usuarios al mes.

El segundo frente de competencia radica en la retención preventiva ante la inminente introducción de la portabilidad numérica entre fijo-fijo y móvil-móvil, esperada para marzo del 2008. Este comportamiento se ha visto reflejado en una baja generalizada de los precios de comunicación móvil y se ha traducido en un aumento de 22.6% a la base de clientes reportada en junio del año pasado, pero únicamente de 3.9% respecto al primer trimestre de 2007.

Además, la cantidad de líneas empresariales y líneas de pospago o contrato apenas representan 6% del universo de clientes, no obstante, una fuerte campaña publicitaria por parte de los operadores enfocada al segmento de negocios, así como la futura posibilidad de migrar de esquemas de prepago a pospago harán elevar dichas cifras.

Las 62 millones de líneas y los operadores

Telcel, el operador con 74% del mercado de líneas móviles, agregó 1.2 millones de líneas a su base de clientes reportando una adición de 150 mil en pospago y el resto en la modalidad de prepago, con lo que terminó el trimestre con 46.1 millones de suscriptores. El aumento de clientes de niveles socioeconómicos bajos y las agresivas promociones han derivado en una ligera disminución de su ARPU, el ingreso promedio por usuario por sus siglas en inglés, de 187 a 184 pesos.

En segundo lugar por tamaño pero con el mejor desempeño del mercado, Movistar rebasó recientemente las 10 millones de líneas con un extraordinario crecimiento de 49% respecto al segundo trimestre de 2006 adoptando una posición de líder en la estrategia (first mover), o líder en promociones, con una captación de 913 mil líneas en tan solo un trimestre. Además, pese a la tendencia del segmento logró elevar su ARPU 22% de 116 a 141 pesos respecto al mismo mes de año anterior con el fortalecimiento de la base de usuarios empresariales. Es importante resaltar que también Movistar ha intensificado sus campañas publicitarias dirigiéndose no solamente al sector personal, sino que destaca el lanzamiento en medios masivos de publicidad dirigida al sector empresarial, además de cerrar en el pasado trimestre un contrato para patrocinar al equipo nacional de football, que participó en algunos torneos internacionales en el periodo analizado, con la consecuente exposición de marca.

Destaca también Nextel al crecer su base de suscriptores en 42% en el plazo de un año, apoyada por una estrategia de empaquetamiento de planes con llamadas ilimitadas a distintos tipos de modalidades. Así, al cierre del primer semestre rebasó 1.8 millones de clientes. Si bien su ARPU se redujo 7%, por un amplio margen continua siendo el más alto del mercado móvil, manteniéndolo aún por encima de 800 pesos.

Otro operador que ganó mercado fue Nextel con 393 millones de dólares, lo que representó un alza de 38% comparado con el mismo periodo del año anterior. La combinación de un esfuerzo de ampliación de la cobertura nacional y una serie de actualizaciones a sus paquetes lograron subir levemente su participación de mercado a 10%. Para Iusacell-Unefon no fue suficiente la consolidación de ambas empresas ni la promoción del servicio de banda ancha móvil y se contrajo su ingreso 5% comparado a su ingreso del mismo trimestre de 2006.

Por su parte y como había sido anticipado, la mancuerna comercial y estratégica de Iusacell-Unefon reportaron sus resultados financieros y operativos de manera conjunta, con lo que lógicamente alcanzan 3.9 millones de líneas totales, que representa un crecimiento de 17% respecto a la cantidad de clientes de ambas empresas a mitad del año pasado. El resultado de la fusión de los clientes sofisticados de Iusacell con las líneas de prepago de bajo costo de Unefon arrojó un ARPU estimado (no reportan este dato) de 248 pesos, sorprendentemente el segundo más alto del mercado.

Por el lado de los ingresos por servicio, Telcel tuvo un desempeño menos favorable al esperado en el trimestre, con un crecimiento de 23%, de 2,266 a 2,789 millones de dólares: así, aumentando su participación de mercado a 72% enfocándose a una campaña de afianzamiento de su base de clientes, como se mencionó anteriormente, en anticipo a la introducción de la medida regulatoria que faculta la portabilidad numérica.

¿Y el segundo semestre?

Con todo, es de esperar para los próximos meses una viva competencia, principalmente en dos frentes: primero con una campaña aprisionamiento de los clientes por parte del operador utilizando estrategias como el empaquetamiento de servicios convergentes, y segundo en una competencia por la vía del precio, buscando aprovechar la alta elasticidad del precio que prevalece en el segmento.

Las condiciones internas al sector prevalecerán al igual que las externas,  y estas mismas son las que han dando un resultado positivo en la penetración y modernización de los servicios móviles en nuestro país por lo que el augurio es que el sector continúe con el dinamismo que ha mostrado desde hace años con tasas de crecimiento muy por encima de la economía nacional.

Fuente: El Economista, Ernesto Piedras, Director General de The Competitive Intelligence Unit 

Opinión