Inicio Tecnología México aún no decide su voto por Open XML

México aún no decide su voto por Open XML

4

La Dirección General de Normas asegura que todavía se está estudiando la propuesta

El 29 de febrero habrá una votación ante la Organización Internacional para la Estandarización (ISO, por sus siglas en inglés) en Ginebra, Suiza, para decidir si Open XML, formato de documentos que permite un intercambio de datos sin importar el sistema operativo que se use, creado por Microsoft, se vuelve un estándar abierto oficial.

En la primera votación, que se llevó a cabo en septiembre, México, representado por la Dirección General de Normas (DGN) de la Secretaría de Economía, decidió abstenerse. “Open XML es una norma bastante buena pero que tiene bastantes objeciones, se tiene que arreglar todavía a nivel técnico, se tiene que evaluar, por eso todavía no hay respuesta”, afirma José Chiquete, vicepresidente de normatividad y estándares de la Asociación Mexicana Empresarial de Software Libre (Amesol).

A pesar de que México es observador y como tal sólo emite su voto si los estados de participación no llegan a un consenso, al menos un 75% a favor, Chiquete asegura que está generando polémica: “Sucedió algo muy interesante, algunos de los comités de ISO fueron comprados por una empresa que ya conocemos y prácticamente dieron el voto sin ver pero aquí no votamos con los ojos cerrados; DGN empezó a generar diálogos y se está tomando una decisión razonada”.

Entre las razones por las que el país no ha decidido su voto están las observaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México, que mencionó los problemas técnicos en estándares de fecha, el gran número de carga que tiene este formato y el manejo de imágenes, además de que ya existe una norma y en opinión de algunos opositores de la propuesta no hay razón para crear otra.

En esta semana los representantes mexicanos conocerán la respuesta de la organización internacional ante las observaciones realizadas, sin embargo en opinión del vicepresidente de Amesol, “será hasta dentro de un mes cuando la DGN fije su postura a partir de lo que hable con los diversos sectores, que es como lo debe de hacer; va a escuchar todas las voces, hay muchos motivos políticos y económicos para los detractores y defensores de esta norma”.

Fuente: El Universal, México

Opinión