México, en el sitio 11 en número de ciberataques

México, en el sitio 11 en número de ciberataques

El 95% de las transacciones en México son efectuadas por empresas pequeñas y medianas sin ninguna protección

Por Edson Ugalde | 16 julio 2015 | Actualidad, Datos Duros, Web

Actualmente, las pequeñas empresas suelen ser un blanco fácil para los ciberdelincuentes debido a que por lo regular prestan menos atención a la ciberseguridad. Esta nueva generación de creadores de código malicioso buscan no ser detectados durante el mayor tiempo posible.

Anteriormente, los virus eran creados fundamentalmente por programadores ‘curiosos’. Ahora, su objetivo principal es obtener dinero, explica Roberto Martínez, Security Researcher de Kaspersky Lab.

El ejecutivo recalcó el hecho de que México se ha posicionado como el país número 11 en número de ataques y vulnerabilidades, escalando desde la posición 21 global.

Las pymes mexicanas suelen ser las más afectadas por extorsiones y ciberataques. Ante esto, también han crecido los servicios de hackeo, que ofrecen recuperar datos como robo de contraseñas o modificación de datos.

El 95% de las transacciones en México son efectuadas por empresas pequeñas y medianas sin ninguna protección, según Roberto Martínez, quien también asegura que con 325,000 nuevas amenazas diarias, los hackers solo necesitan una oportunidad para lograr sus objetivos y obtener un beneficio económico.

Según los resultados de una encuesta reciente, el porcentaje de compañías que permiten el uso de dispositivos personales de los empleados en la red corporativa ha crecido a un 62% en el 2014.

A pesar de que las empresas saben que la información personal de los clientes (25%), los requisitos de pago (13%) y los secretos comerciales (12%) están entre las prioridades de sus necesidades de seguridad informática, toman medidas muy básicas de protección, confiando, por ejemplo, en productos antimalware piratas o gratuitos.

Según el Business Software Alliance (BSA), los usuarios de computadoras de todo el mundo manifiestan que el riesgo de amenazas a la seguridad frente al malware es el principal motivo para no utilizar software sin licencia. Sin embargo, el mismo estudio reveló que el 54% de software es ilegal en México.

Una encuesta realizada en el 2014 a las 34 economías más importantes para el mercado de software sobre los criterios de administración de programas de cómputo, indicó que en México existe un 47% de organizaciones que aplican políticas informales de licenciamiento de software, un 39% lo hace de manera estricta y formal, y existe un 10% de empresas que no cuentan con ningún tipo de política informática.

‘El hecho de que casi un 60% de las empresas mexicanas aplique políticas informales de licenciamiento o no cuente con una política de informática habla de la poca conciencia acerca de los perjuicios que esto puede generar a los dispositivos electrónicos ya que un solo incidente de seguridad pone en riesgo la pérdida o robo de información, la reputación y hasta el futuro de la empresa’, señaló Daniel Molina, Director General para los Mercados Estratégicos de América Latina en Kaspersky Lab.

Los llamados ‘ataques sofisticados’ se combaten con algoritmos que detectan patrones de comportamiento de ataques maliciosos, mediante un análisis heurístico. Muchos procesos maliciosos corren directamente sobre la memoria de los equipos y no se instalan en el disco duro, lo cual los hace más difíciles de detectar. En tanto, los ‘exploit kits’ son herramientas de malware que funcionan por etapas y detectan el software vulnerable (Java, Acrobat, Flash, etc.).

Para ayudar a las organizaciones a fortalecer sus herramientas de protección, la firma presentó su última edición de Kaspersky Small Office Security, una solución diseñada específicamente para organizaciones con hasta 50 empleados. Esta solución proporciona protección y uso sencillo que no requiere de habilidades especiales en informática. Ofrece protección antimalware, transacciones en línea, administración de la nube, administración de respaldos y de contraseñas.

Kaspersky Small Office Security protege equipos de escritorio y laptops con sistemas operativos Windows (Windows XP hasta Windows 8.1) o Macintosh, servidores de archivos Windows, así como teléfonos inteligentes y tablets Android.

Cada usuario obtiene protección para una computadora Windows o Mac y para un dispositivo móvil, además del Kaspersky Password Manager. La protección para Servidor de Archivos es agregada con base en el número de usuarios protegidos. Kaspersky Small Office Security se vende en paquetes de licencias preestablecidas hasta para 50 empleados.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *