Inicio Tecnología 2017 México, reprobado en certificación de TI

México, reprobado en certificación de TI

Temen déficit de personal altamente capacitadoPaíses como la India avanzan en la materiaDan empresas valor a esa calificación: Netec

México, 2 de mayo – En México sólo el 1.5 por ciento de los profesionales que laboran en la industria de las Tecnologías de Información (TI) ha obtenido algún tipo de certificación, lo que coloca a nuestro país en los últimos lugares en esta materia, dijo Marcelino Gómez, presidente de Centro Netec.

Netec es un centro mexicano de capacitación en redes, telecomunicaciones e informática que ha iniciado un proceso de internacionalización mediante su expansión en América Latina, con cursos en vivo mediante Internet. Entre las certificaciones que Netec ofrece se encuentra Cisco Certified Networking Associate (CCNA), la cual se logra al cursar el primer semestre de la carrera de Ingeniero Certificado Cisco (ICC).

Marcelino Gómez explicó que México cuenta con alrededor de 600 mil profesionales en TI, de lo cuales sólo nueve mil cuentan con certificación, ubicando a nuestro país abajo de naciones con las que compite directamente, como la India, China y algunos de Europa Oriental.

El entrevistado mencionó que de acuerdo con estudios de la firma IDC, para el año 2009 la industria de las TI en México generará 2.5 millones de empleos. De ahí que es probable que en dos años más nuestro país pudiera enfrentar un importante déficit de personal altamente capacitado, con el riesgo de perder oportunidades de desarrollo.

Gómez aseguró que las certificaciones técnicas por productos –Sun, Microsoft y Cisco– no sólo tienen reconocimiento mundial, sino que además son la manera más fidedigna de garantizar que los profesionales del sector cuentan con los conocimientos especializados para sacar el máximo provecho de las herramientas informáticas.

Se estima que el 70 por ciento de las empresas prefieren contratar personal certificado, incluso con preferencia sobre los profesionistas con posgrado.

Fuente: El Financiero, México

Opinión