Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 Microsoft cierra año fiscal con pérdidas

Microsoft cierra año fiscal con pérdidas

20
steve ballmer

El gigante tecnológico Microsoft cerró hoy su año fiscal con una caída del beneficio del 26% pese al aumento de los ingresos y mientras se prepara para potenciar los dispositivos móviles y la transición a la computación en la nube.

En el trimestre de abril a junio, que cierra el año fiscal de Microsoft, la compañía de Seattle cerró con su primera pérdida neta desde que comenzó a cotizar en el mercado de valores en 1986, por valor de 492 millones de dólares.

Gran parte de este resultado negativo se debe a que sustrajo una cantidad importante del gasto diferido por la compra en 2007 de la agencia de publicidad online aQuantive por valor de 6,300 millones de dólares.

En el trimestre las pérdidas netas se dieron pese al ligero incremento de sus ingresos, que se situaron en 18,059 millones de dólares, un 4 por ciento más, algo que permitió un parco beneficio operativo de 192 millones de dólares.

El consejero delegado de Microsoft, Steve Ballmer, se felicitó, no obstante, por el buen año que cierra la compañía informática, al obtener unos ingresos de 73,723 millones de dólares, un 5.4 por ciento más.

Pese a ello, el beneficio operativo de Microsoft en el año fiscal que finalizó en junio bajó un 19 por ciento, con una caída en términos neto del 26 por ciento hasta los 16,978 millones de dólares.

En una conferencia con analistas, Microsoft aseguró que el ejercicio que ahora comienza estará marcado por la llegada del nuevo sistema operativo Windows, el Windows 8, que será presentado en octubre y la introducción del nuevo Office para empresas y particulares.

Ambos programas irán orientados a la computación en la nube, para que los usuarios puedan trabajar con archivos grabados en servidores en varios dispositivos a la vez, especialmente debido a la introducción cada vez más importante de tabletas y “smartphones” (teléfonos inteligentes).

El director financiero de Microsoft, Peter Klein, destacó “la combinación de un crecimiento de ingresos sólida y rigurosa disciplina de costes” de la empresa, que reportó un aumento de los ingresos futuros, lo que adelanta una posible mejora para el próximo trimestre.

Según el responsable financiero, el multinacional está concentrando sus recursos “en áreas estratégicas que ofrecen valor para el accionista a largo plazo y oportunidades de crecimiento”.

Microsoft, que había cerrado el día con un avance del 0.71% en Wall Street, amplió los avances en las operaciones electrónicas finales hasta el 2.49% debido a que los resultados fueron acogidos relativamente bien.

El gigante informático de Seattle destacó a los analistas que Windows 7 sigue siendo dominante, con un 50 por ciento de cuota de mercado mundial, mientras que Office sigue ampliando sus clientes entre grandes corporaciones y usuarios, algo que pone las bases para una buena acogida del nuevo software o de su nueva tableta.

El mes pasado, Microsoft adelantó la llegada de su tableta Surface, cuyo precio y fecha de venta se desconocen (se prevé que saldrá para el otoño en EE.UU.), y que tratará de competir con el iPad y ante la oleada de novedades en este segmento.

La división de dispositivos aumentó sus ingresos en el período abril-junio un 20 por ciento y un 8 por ciento para todo en los doce meses de ejercicio.

Esto se debe a la buena marcha de las ventas de la consola de videojuegos Xbox y de la introducción de una nueva plataforma que unifica teléfonos, ordenadores y tabletas con la Xbox 360.

Microsoft también espera mantener su buena posición en el mercado con la integración del servicio de llamadas y videoconferencias de Skype en Office y otro tipo de software.

EFE

Opinión