Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 Microsoft enfrenta el cambio climático con inteligencia artificial

Microsoft enfrenta el cambio climático con inteligencia artificial

A través del programa AI for Earth, Microsoft destinará 50 millones de dólares para acercar la inteligencia artificial a individuos y empresas que trabajen a favor del planeta

Microsoft enfrenta el cambio climático con inteligencia artificial
Microsoft enfrenta el cambio climático con inteligencia artificial

En el segundo aniversario del acuerdo climático de París, los líderes gubernamentales, cívicos y de negocios del mundo se reúnen en la capital francesa para discutir uno de los temas y oportunidades más importantes de nuestro tiempo, el cambio climático.

En este contexto, Microsoft anunció que ha ampliado su programa AI for Earth con un plan estratégico expandido que busca destinar 50 millones de dólares durante los siguientes cinco años para acercar la tecnología de inteligencia artificial a los individuos y organizaciones que trabajan para proteger el planeta.

La compañía asegura tener ‘un compromiso a largo plazo para aplicar IA para crecer y escalar en cuatro áreas clave: clima, agua, agricultura y biodiversidad‘.

‘En Microsoft, creemos que la inteligencia artificial va a cambiar el nombre del juego. Nuestro enfoque como empresa es democratizar la IA para que sus características y capacidades puedan ser utilizadas por personas y organizaciones de todo el mundo para mejorar los resultados del mundo real’, de acuerdo con Brad Smith, Presidente y Jefe de Asuntos Jurídicos de la compañía.

La información recabada a través de esta tecnología puede ayudar a conocer más sobre la salud del planeta, como por ejemplo la condición del aire, agua, tierra y el bienestar de la vida salvaje, explica Smith.

‘Pero necesitamos la ayuda de la tecnología para capturar esta vasta cantidad de datos y convertirla en inteligencia accionable. La IA puede ser entrenada para clasificar datos crudos provenientes de sensores en el suelo, en el cielo o en el espacio, en categorías que entiendan tanto los humanos como las computadoras’.

De tal forma –detalla el experto–, la IA puede acelerar nuestra capacidad de observar los sistemas ambientales y cómo estos cambian a nivel global, convertir los datos en información útil y aplicar esta última para dar pasos concretos para gestionar de mejor manera nuestros recursos naturales.

 

Casos de aplicación reales

Agder Energi, una instalación en Noruega que produce energía renovable, ya utiliza la nube y la IA de Microsoft para capturar, analizar y actuar de mejor manera, sobre la inteligencia reunida a través de la red eléctrica.

A través de estas tecnologías, la compañía ahora es capaz de predecir y prepararse para las inciertas necesidades energéticas en respuesta a los cambios en la demanda conforme los vehículos eléctricos cada vez más gravan la red de Noruega.

Así, los datos y la IA han mejorado el desempeño de la infraestructura existente, lo que reduce la necesidad de nuevos y costos proyectos.

La Inteligencia Artificial ayuda a crear una red más efectiva, confiable y autónoma, a la vez que permite a los clientes y al país a consumir energía más renovable mientras realizan la transición a un futuro más basado en la electricidad.

 

Edificios inteligentes

Ciertas estimaciones sugieren que en Estados Unidos, los edificios son responsables de cerca del 40%o del consumo total de energía. Por ello, una mejora en la eficiencia de hasta 15% en edificios se traduciría en una reducción del 6% en el consumo global de energía, de acuerdo con Smith.

 

Agricultura

Microsoft visualiza un futuro con conectividad de banda ancha para cada granja y sensores de internet para cada acre de tierra.

Con la Inteligencia Artificial, se busca no sólo analizar de mejor manera las condiciones de la tierra y la caída de lluvia, sino utilizar analítica predictiva para mejorar los campos de agricultura y reducir el impacto adverso al ambiente.

Desde el lanzamiento de AI for Earth hace seis meses, Microsoft ha otorgado más de 35 subvenciones en más de 10 países para que accedan a tecnología de IA y de Microsoft Azure.

‘Enfrentamos una necesidad colectiva para tomar acciones urgentes que enfrenten los problemas climáticos globales. Cuando pensamos sobre los problemas ambientales que enfrentamos en la actualidad, la ciencia nos dice que muchos son producto de las Revoluciones Industriales previas’, asegura Smith.

‘Conforme entramos a la Cuarta Revolución Industrial, una transformación impulsada por la tecnología, no sólo debemos avanzar a la tecnología, también debemos utilizar la tecnología de esta era para limpiar el pasado y crear un futuro mejor’, concluye el especialista.

Opinión