Inicio Tecnología Microsoft pedirá prestado para adquirir Yahoo!

Microsoft pedirá prestado para adquirir Yahoo!

15

El presidente financiero de Microsoft, Chris Liddell, informó que, por primera vez en su historia, pedirán un crédito para poder comprar a la compañía de medios de internet, Yahoo, por US44,600 millones, cuya adquisición sería en efectivo y otra parte en acciones

El gigante tecnológico Microsoft dijo el lunes que pedirá un crédito por primera vez en su historia, para financiar parte de su oferta no solicitada de 44.600 millones de dólares por la compañía de medios de internet Yahoo!

Microsoft agregó que confía en que el directorio y los accionistas de Yahoo aceptarán prontamente la oferta, pero la empresa de internet dijo el fin de semana que se tomará “un poco más de tiempo” para evaluar todas sus opciones estratégicas, entre ellas la de permanecer independiente.

Una fuente familiarizada con la estrategia de Yahoo comentó que la compañía está considerando una alianza de negocios con el líder mundial en búsquedas por internet Google Inc, para defenderse de la propuesta de Microsoft.

El presidente financiero de Microsoft, Chris Liddell, sostuvo que el fabricante de software podría pedir dinero prestado para financiar la parte en efectivo de la operación, que se dividirá en una mitad en efectivo y la otra en acciones, en vez de asumir completamente los 21.000 millones de dólares.

“Es probable que finalmente pidamos un préstamo por primera vez”, dijo Liddell en una reunión con analistas. “Va a ser una mezcla del efectivo que tenemos en nuestras manos más deuda”, detalló en una reunión anual sobre estrategia con analistas.

Liddell declinó comentar si Microsoft estaba comprando acciones de Yahoo en el mercado. Tampoco dio información sobre qué forma de endeudamiento buscaría Microsoft en los mercados de capitales.

Microsoft hizo pública el viernes una oferta por Yahoo en la que propone pagar 31 dólares en efectivo o 0,9509 de sus acciones comunes por cada papel de Yahoo.

El acuerdo busca crear un gigantesco segundo jugador para desafiar el predominio de Google en los mercados de búsquedas por internet y publicidad digital.

Analistas aplaudieron la decisión de Microsoft de tomar deuda.

“Microsoft probablemente conseguirá un menor precio por la deuda que por el capital”, dijo Kim Caughey, analista senior de Fort Pitt Capital Group.

“Me sorprende cómo Microsoft guarda su efectivo. No tiene mucho sentido financiero”, añadió.

En la misma reunión, el presidente ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, dijo que la oferta por Yahoo es generosa y que esperaba que el directorio de la empresa de internet y sus accionistas la acepten rápidamente.

“Confiamos en que el directorio de Yahoo y sus accionistas se sumarán a nosotros en la decisión de avanzar hacia una firma integrada”, dijo Ballmer.

De acuerdo a otra fuente cercana a Yahoo, la compañía, además de evaluar una alianza con
Google, ha recibido contactos preliminares de compañías de medios, tecnología, telecomunicaciones y financieras.

Prevén gran crecimiento

Microsoft señaló que la fusión con Yahoo aceleraría el proceso de edificar una compañía capaz de capturar un 40 por ciento del mercado de publicidad digital. Sin embargo, Ballmer remarcó que si la oferta prosperaba, Microsoft seguirá invirtiendo en el desarrollo del negocio.

La compañía enfatizó que espera ver un sólido crecimiento en la mayoría de sus divisiones de negocios.

Liddell dijo que espera que los ingresos de Microsoft crezcan en un porcentaje de dos dígitos en el próximo año fiscal que comienza en julio, pese a una potencial desaceleración económica en Estados Unidos.

Los analistas, en promedio, estiman que los ingresos de Microsoft aumentarán un 10 por ciento, a 66.400 millones de dólares, en el año fiscal 2009, desde una previsión de 60.200 millones de dólares para este año fiscal, según Reuters Estimates.

Microsoft también anunció que su primera gran actualización del sistema operativo Windows Vista fue enviada a las fábricas.

Normalmente, las grandes organizaciones esperan la primera gran actualización antes de implementar un sistema operativo nuevo.

Fuente: El Economista, México

Opinión