Motorola replantea sus planes de escisión

Por Mundo Contact | 11 febrero 2010 | Tecnología

Las unidades de celulares y decodificadores pasarán a ser una empresa independienteMotorola Inc. está a punto de presentar un nuevo plan con el que espera revivir su intención expresada hace tiempo de separar sus principales líneas de negocio, según personas al tanto.En los últimos días, la compañía estadounidense con sede en Schaumburg, Illinois, ha dado pasos para revertir la estrategia emprendida hace unos meses de vender la mayor de sus tres divisiones, que fabrica cajas decodificadoras de televisión y equipos de redes inalámbricas, afirmaron las mismas fuentes.En su lugar, Motorola ha indicado que probablemente dividirá la unidad en dos, manteniendo sus planes de venta del negocio de redes inalámbricas, pero escindiendo las operaciones de cajas decodificadoras para unirlas con su negocio principal de fabricación de celulares en una nueva compañía que cotice en bolsa, según las personas al tanto.Si se concretan, los cambios reducirían el tamaño de Motorola a menos de una tercera parte de su tamaño actual, con unos US$7.000 millones en ventas, frente a los US$22.000 millones de 2009. Lo que quedaría es un negocio que vende equipos para sistemas de radiodifusión pública y escáneres de códigos de barras.La decisión, que aún no es definitiva, se adoptó tras una serie de reuniones con altos ejecutivos y dos días de reuniones de la junta directiva de Motorola a finales de enero, dijeron las mismas fuentes. La compañía ha tenido dificultades para decidir qué hacer con una serie de negocios que adquirió a lo largo de varias décadas.Ya en 2008 la compañía anunció que quería escindir su negocio de teléfonos celulares, pero las menguantes ventas de la división y sus grandes pérdidas la obligaron a suspender el plan.Entre los ejecutivos de Motorola, la opinión predominante ahora parece ser que los celulares y los equipos de video para el hogar encajan bien juntos y podrían ayudar a la compañía independiente a diferenciarse de otros fabricantes de teléfonos móviles, indicaron las fuentes.Si bien la escisión de la división de celulares ha estado dentro de los planes de Motorola desde hace tiempo, ésta vez se trataría de una tarea bastante más compleja. Su negocio de teléfonos móviles registró US$7.000 millones en ventas en 2009, y el de cajas decodificadoras reportó ingresos por unos $4.000 millones en el mismo período.Posteriormente, Motorola procedería a vender su negocio de redes inalámbricas, que hace equipos para torres de telefonía celular y otros dispositivos telefónicos. Según las mismas fuentes, la empresa comenzará pronto una segunda ronda de licitaciones con presentaciones de ejecutivos de la compañía para vender este negocio, cuya facturación anual también es de unos US$4.000 millones.Sin reconocer el cambio de rumbo en la estrategia de la compañía, el presidente ejecutivo de Motorola, Greg Brown, dijo en una conferencia con analistas el 29 de enero: “Nos estamos moviendo a toda velocidad antes de la separación de Motorola”, y añadió que la empresa está “trabajando continuamente en las estructuras apropiadas para la separación”. Una portavoz de Motorola hizo mención a estas declaraciones cuando se le solicitó un comentario al respecto.En la misma conferencia, el copresidente ejecutivo de Motorola, Sanjay Jha, predijo que la operación de telefonía celular sería rentable en el cuarto trimestre de este año, ayudada por el lanzamiento de una serie de nuevos teléfonos inteligentes, en una muestra más de las intenciones de la compañía sobre la escisión.De acuerdo a las mismas fuentes, empresas como el gigante chino de telecomunicaciones Huawei Technologies Co. han mostrado interés por la división de redes inalámbricas, por la que Motorola podría conseguir unos US$1.000 millones si se vende intacta.Fuente: The Wall Street Journal