Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 Multan a Telefónica por más de 150 millones de euros

Multan a Telefónica por más de 150 millones de euros

telefonica

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) mantuvo hoy la multa de 151.8 millones de euros impuesta a Telefónica por la Comisión Europea (CE) por abuso de posición dominante en el mercado de banda ancha en España.

La máxima instancia judicial comunitaria ha desestimado el recurso de anulación que presentó Telefónica contra la decisión del Ejecutivo comunitario, que ya fue rechazado por el Tribunal General.

La decisión de hoy de la Corte con sede en Luxemburgo contradice la recomendación de uno de sus abogados generales, que aconsejó revisar el caso al considerar que el Tribunal General no examinó con suficiente profundidad el cálculo de la multa impuesta a Telefónica.

Sin embargo, los jueces de Luxemburgo entienden que el Tribunal General sí llevó a cabo un control en profundidad de la decisión de la Comisión, así como que la Comisión demostró la existencia de efectos contrarios a la competencia.

Tras recibir una denuncia de Wanadoo, la CE concluyó en 2007 que Telefónica había abusado de su posición dominante entre septiembre de 2001 y diciembre de 2006 al imponer precios no equitativos a sus competidores.

En concreto, señaló que la compañía había estrechado los márgenes entre los precios minoristas de acceso a la banda ancha en el mercado español de los consumidores en general y los precios mayoristas de acceso a la banda ancha a escala regional y nacional.

La CE confirmó que se trataba de un abuso de una posición virtualmente monopolística que debía ser calificado de ‘muy grave’, por lo que reclamó a Telefónica una multa de 151.8 millones de euros, cuyo importe de base para el cálculo se fijó en 90 millones de euros.

La compañía, en desacuerdo con la medida, decidió recurrir la decisión.

Mediante su sentencia dictada hoy, el Tribunal de Justicia desestima en su totalidad el recurso de casación de Telefónica y mantiene inalterada la sanción financiera impuesta por la CE.

EFE

Opinión