NFC y smartphones impulsan al Comercio Móvil en México

NFC y smartphones impulsan al Comercio Móvil en México

El M-Commerce tiene un amplio potencial de desarrollo en áreas como: transferencias de dinero, banca móvil y pagos de bienes o servicios desde el smartphone

Por Laura Sarmiento | 4 mayo 2015 | Actualidad, Articulos, Tecnología

Los smartphones y las nuevas tecnologías son los protagonistas de la actual revolución digital e inciden no solo en la forma en la cual nos relacionamos, sino también en cómo consumimos y compramos.

Conforme las aplicaciones maduran, el pago a través del móvil se va haciendo más popular y habitual, desbancando incluso a las compras online.

El comercio móvil en México tiene un amplio potencial de desarrollo. De acuerdo con la firma Ericsson, el uso del también llamado M-Commerce entre los internautas mexicanos alcanza el 31%, superando el 30% de Brasil, 28% de Colombia y el 21% de Argentina. Las áreas de mayor potencial de crecimiento son: las transferencias de dinero, el uso de la banca móvil y los pagos de bienes o servicios desde el smartphone.

Los mexicanos son los más comprometidos en cuanto a compras móviles, con un 17% de internautas que compran a través de su dispositivo móvil, por lo que se proyecta que el mercado alcanzará los 10,300 millones de dólares para fines de 2015.

El M-Commerce seguirá repuntando y en los próximos cinco años se proyecta que lleve a México a ser líder en el mercado, y como muestra podemos observar el repunte de los servicios financieros móviles, que se están convirtiendo en una práctica cada vez más común. Actualmente, el 18% de los mexicanos han usado alguna vez una app de banca móvil, el 17% una mobile wallet y el 12% ha realizado alguna compra desde su smartphone.

Las empresas no se quedan atrás, ya que los usuarios más activos en cuanto al uso de pagos móviles son las pymes, al utilizar el smartphone, apps o puntos de venta móviles para realizar transacciones.

 

NFC: la tecnología del M-Commerce

Near Field Communication (NFC) es una tecnología de comunicación sin cables, de muy corto alcance. Inicialmente se utilizó para intercambiar información entre dispositivos y sobre todo, enviar imágenes de un móvil a otro. Ahora, se utiliza para realizar pagos de forma más rápida y sencilla, simplemente acercando el móvil a un datáfono que realiza el cargo.

smartphone-pago-movilAunque la idea de efectuar pagos con móviles existe desde hace más de diez años, los usuarios desconocen si sus dispositivos son capaces de efectuar pagos con la tecnología NFC. Sin embargo, la mayoría de los sistemas Android de gama alta y el iPhone 6 ya la incorporan. Entre sus principales ventajas destacan: el bajo consumo de energía, no hay interferencia en la conexión y se permite el cifrado de datos SSL.

La Consultora Jupiter Research proyecta que, a finales de 2018, existirán más de 1,500 millones de carteras móviles en todo el mundo y en 2020, 1 de cada 3 smartphones en el planeta tendrá un chip NFC integrado.

En los próximos cinco años el número de usuarios de servicios de pagos vía NFC, como Apple Pay o Google Wallet crecerá de los 100 millones a más de 519 millones, debido a que la telefonía inteligente pronto modificará el panorama y modelo de negocio de bancos, operadores y desarrolladores de terminales.

 

Soluciones tecnológicas de pagos móviles

Son diversas las empresas que ya han desarrollado diferentes soluciones tecnológicas: Apple recientemente creó Apple Pay, un producto enfocado en el usuario, bajo el concepto de ‘user experience’, el cual hace que los pagos vía móvil sean ‘fáciles, seguros y privados’.

Hay que tomar en cuenta que la Apple Store almacena más números de tarjetas de créditos de clientes que cualquier otra entidad del mundo, y que existe un gran número de personas acostumbradas a hacer pagos introduciendo una simple contraseña.

Samsung también ha dado un fuerte empuje a los pagos móviles con Samsung Pay, con apoyo de VISA y de McAfee, cuyas soluciones permitirán estar protegidos frente amenazas de fraude, spyware o virus. Algunos de sus dispositivos cuentan con un sensor de huella dactilar táctil (una apuesta más por la seguridad).

pagos_movilesPor su parte, Google lleva tiempo apostando por Google Wallet, su ‘billetera virtual’, y a partir de este mes, empujará la estrategia para Google I/O. Todo apunta a que los fabricantes de dispositivos, operadoras, bancos, entidades financieras y redes de pago serán protagonistas de un lanzamiento en el que Google cederá la mayor parte de sus beneficios y comisiones.

Desde hace unos meses, Google cuenta con Softcard, anteriormente, conocida como ISIS, que es el proyecto de las grandes telcos estadounidenses enfocado a empujar los pagos vía móvil.

Y no podemos olvidar a PayPal, compañía de pagos con más de 162 millones de usuarios en el mundo, que a inicios del 2015 presentó, en Barcelona su última apuesta: PayPal Here NFC, un lector de tarjetas que buscará impulsar los pagos contactless que, gracias a la utilización de la tecnología NFC, será capaz de aceptar pagos con las tarjetas de débito y crédito tradicionales, a través de su propia plataforma de pagos, utilizando la tecnología check-in de PayPal.

Finalmente, Line, con 21 millones de usuarios activos al mes en México, quiere dejar de ser una plataforma digital de comunicación y entretenimiento (cuenta con llamadas de voz, juegos y ‘stickers’) para convertirse en una plataforma tecnológica all in one, con servicios financieros, comercio móvil, logística y transportación.

Line lanzó en 2014 Line Wow, un servicio para ordenar comida; Line Taxi, para solicitar un servicio de transportación; o Line Pay, una plataforma para realizar pagos y transferencias desde el móvil.

Empresas como Facebook y su filial de mensajería instantánea WhatsApp también exploran los servicios de transferencias de dinero a través de sus plataformas. Como vemos, la tendencia es la convergencia de servicios y México es un mercado importante en América Latina.

 

¿Y que hay con la seguridad?

Según un estudio elaborado por la Asociación Mexicana de Internet, existe un cierto nivel de desconfianza respecto al sector bancario, y el hecho de saber que existe un riesgo de fraude en la red puede desalentar a los usuarios a la hora de realizar pagos móviles.

En 2014, el 43% de los latinoamericanos creían que las transacciones en la red eran más seguras que aquellas realizadas a través de terminales móviles. Casi el 80% eran conocedores de los riesgos a la hora de realizar transferencias móviles.

Sin embargo, un estudio realizado por Cisco arroja que el 52% de los mexicanos confía en la seguridad de las apps de banca móvil, comparado con el 41% de la población mundial.

Con una gran adopción del mercado móvil en México, el temor a un posible fraude es menor, aunque todavía se ve influenciado por organizaciones y consumidores.

A la fecha, existen soluciones que permiten estar protegidos frente amenazas de fraude, spyware o virus, y también otras están en proceso de desarrollo. Próximamente veremos el sensor de huella dactilar táctil (una apuesta más por la seguridad), el ‘pay-by-name‘ (pago mediante el nombre). También, el banco AZN de Australia trabaja en su propuesta ‘pay-by-thinking‘, consistente en utilizar las ondas cerebrales a partir de procesos de pensamiento para la autenticación del usuario y la autorización de pagos.

Todas estas nuevas tecnologías y los diversos avances son una evidencia de que el M-Commerce continuará su expansión de manera firma y segura, tanto en México como en el mundo.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *