Inicio Tecnología 2017 Nokia apuesta su futuro a SO propios para smartphones

Nokia apuesta su futuro a SO propios para smartphones

La primera gran decisión de Stephen Elop como nuevo presidente ejecutivo de Nokia Corp. puede terminar siendo la más crítica para el futuro del gigante de los teléfonos celulares: continuar su estrategia de seguir en solitario en cuanto a sistemas operativos en lugar de adoptar el Android de Google Inc.

Mientras Nokia promueve su nuevo sistema operativo, MeeGo, esta semana en conferencias que se realizan en Europa dirigidas a desarrolladores de aplicaciones, se ve presionada a explicar de qué forma la plataforma le permitirá al gigante finlandés de los teléfonos móviles revertir su declinante participación en muchos de sus mayores mercados, entre ellos Estados Unidos, donde Apple Inc., con su iPhone, y Google han prácticamente eliminado a Nokia del negocio de los teléfonos inteligentes.

Mientras tanto, el rápido éxito de Google, cuya plataforma Android se ha transformado en el segundo sistema operativo para teléfonos inteligentes en dos años, ha generado otra pregunta entre los inversionistas y los conocedores de la industria: ¿Estaría mejor Nokia si dejara sus plataformas independientes y se subiera al tren de Android?

“Android probablemente se ve como lo que Nokia podría haber hecho y debería haber hecho hace mucho tiempo”, afirma Hakim Kriout, un gestor de portafolios en Nueva York de Grigsby & Associates Inc., que tiene acciones del fabricante finlandés. Respecto a si todavía Nokia podría adoptar Android, comentó que “no es demasiado tarde”.

La decisión de Elop de aferrarse a MeeGo y Symbian, un software que Nokia seguirá utilizando en sus teléfonos inteligentes de precio medio, muestra qué pocos caminos ve la compañía que le quedan para seguir siendo la líder en teléfonos inteligentes.

Aunque la estrategia de ir en solitario pone a Nokia en competencia con una cada vez más poderosa Google, el auge de los teléfonos inteligentes ha forzado a los fabricantes de celulares a diferenciar sus productos y generar mayores ganancias a través del software que ofrecen. Usar Android u otra plataforma probablemente dejaría a Nokia limitada al negocio del hardware, en el que los márgenes de ganancia están cayendo constantemente.

Alberto Torres, vicepresidente ejecutivo de Nokia para las computadoras MeeGo, sostiene que también la ataría de manos al intentar distinguirse con innovaciones, lo que al final beneficiaría al negocio de búsqueda de Google a expensas de la empresa finlandesa.

La compañía ha invertido mucho para ponerse a la altura del iPhone y Android con su propia plataforma y su conjunto de servicios de software, bajo la marca Ovi. Estas inversiones incluyen la adquisición por US$8.100 millones del fabricante de mapas digitales Navteq en 2007, que compite directamente con Google Maps.

Asociarse con Google en este momento implicaría negar todas esas inversiones, dice Roberta Cozza, una analista de la investigadora de mercado Gartner. “Poner todo en manos de Google significaría que todo el trabajo en Ovi desaparecía y no estoy segura qué cambiaría eso para ellos”.

Jonathan Banner, un desarrollador de software de Londres, cuenta que ha probado MeeGo y lo describe como “aún en sus primeros días”, pero agrega que confía en que Nokia podrá hacer buenos productos con él.

El gran problema de Nokia, sin embargo, ha sido Symbian, que ha estado plagado de quejas de consumidores y desarrolladores de software que dicen que es anticuado y difícil de usar comparado con Android.

El porcentaje de teléfonos inteligentes que utilizan Symbian ha caído a 37% del mercado en el tercer trimestre, frente a 45% un año atrás, asegura Gartner. En el mismo trimestre, fabricantes como Motorola Inc. y HTC Corp. entregaron 20,5 millones de aparatos que utilizan Android, una cuarta parte del mercado global de teléfonos inteligentes, en comparación a sólo 3,5% un año antes.Buscando revertir esta caída, Elop está trabajando para facilitar el desarrollo de aplicaciones para Symbian.

Fuente: The Wall Street Journal

Opinión