Nokia, presionada por lanzamientos en América

Por Mundo Contact | 19 febrero 2010 | Tecnología

Expertos en tecnología señalan que pese a que la empresa es la principal fabricante mundial de celulares, se quedó rezagada en cuanto innovar productos y se ha visto lenta para captar las tendencias del mercado actual

Puede que Nokia Corp. sea la principal fabricante mundial de teléfonos celulares, pero ha dejado de ser pionera en innovación, ya que una serie de tecnologías ingeniosas y atrayentes de América del Norte está desplazando de Europa el centro de gravedad en el universo celular.

Pese a los esfuerzos por mejorar su posición en Estados Unidos, Nokia siente el impacto de la competencia de Apple Inc., fabricante del iPhone, y la canadiense Research in Motion, que produce el BlackBerry.

“Ha habido una corriente estable de firmas de América del Norte que compite con Nokia y es probable que estimulen a otras, como Amazon, a seguir sus pasos”, dijo Neil Mawston de Strategy Analytics. “La intensidad de la competencia no puede sino intensificarse más”.

Según los expertos, Nokia se ha quedado rezagada en cuanto a innovaciones. Después de mucho bombo y platillos, su juego N-Gage en línea fracasó. Y ha sido lenta para captar las tendencias del mercado, desde los teléfonos castañuelas hasta los aparatos con tope deslizable y pantalla táctil. Se vio obligada a enviar rápidamente modelos con esas características al mercado.

En octubre lanzó su primera computadora portátil pequeña con una pantalla de 25 centímetros (10 pulgadas) que opera con el programa Windows 7 de Microsoft Corp. También presentó modelos con pantalla táctil muy parecidos al popular iPhone.

El director general de Nokia, Olli-Pekka Kallasvuo, admite que la compañía finlandesa siente la presión.

“No hay duda de que el centro de la innovación de la telefonía móvil ha pasado de Europa al Valle del Silicón”, dijo. “Estamos trabajando para entrar en esta innovación”.

Agregó que Nokia ha instalado a más de 3 mil 300 empleados en América del Norte con tal fin.

Fuente: El Universal, México