Nokia registra pérdidas por 239 millones de euros

Nokia registra pérdidas por 239 millones de euros

La empresa tuvo un pérdida neta en el primer trimestre del año equivalente al 12% menos que en el mismo periodo de 2013

Por Mundo Contact | 29 abril 2014 | Actualidad, Tecnología

La compañía finlandesa de telecomunicaciones Nokia tuvo una pérdida neta atribuida de 239 millones de euros en el primer trimestre del año, un 12% menos que en el mismo periodo de 2013, informó hoy la empresa.

Nokia, que presentó sus últimos resultados como fabricante de teléfonos móviles, tras vender este negocio a Microsoft, el pasado viernes, facturó 4,593 millones de euros, un 22% menos que en los tres primeros meses del año anterior.

El grupo redujo un 44% su pérdida operativa, hasta 84 millones de euros, gracias al aumento de la rentabilidad de sus negocios restantes.

La división de Dispositivos y Servicios, cuyos resultados fueron recogidos en el balance como “operaciones discontinuadas”, facturó 1,929 millones de euros, un 30% menos, debido principalmente a la caída de las ventas de terminales tradicionales, que fue parcialmente compensada por un mayor volumen de teléfonos inteligentes.

Esta división, por la que Microsoft pagó a Nokia 5,440 millones de euros, aumentó su pérdida neta un 98%, hasta 339 millones de euros.

Tras deshacerse de su negocio de móviles, la compañía finlandesa se dedicará a partir de ahora exclusivamente a la fabricación de redes de telefonía móvil, servicios de geolocalización y a la concesión de licencias de sus patentes tecnológicas.

Estas tres divisiones, en las que trabajan unos 55,000 empleados, generaron un beneficio neto de 110 millones de euros, frente a los 168 millones de pérdidas del primer trimestre de 2013.

Su facturación se redujo un 30%, hasta 2,664 millones de euros, por el menor volumen de equipos y servicios de infraestructura móvil, pero aun así supuso el 58% de las ventas totales del grupo.

Nokia anunció el nombramiento de Rajeev Suri, actual responsable de la división de redes de telefonía móvil, como nuevo CEO, y presentó un plan de retribución para inversores con el que repartirá más de 3,000 millones de euros entre los accionistas.

Asimismo, destinará 1,250 millones de euros a comprar sus propias acciones y otros 2,000 millones más a reducir su deuda financiera durante los próximos dos años.

Con estas medidas, que deben ser aprobadas aún por la junta de accionistas, Nokia busca mejorar la nota que le otorgan las agencias de calificación de riesgos, tras caer en el nivel de “bono basura” por el fuerte declive de sus negocios en los últimos años.

EFE

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *