Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 Nvidia lanza tarjeta gráfica Titan V para inteligencia artificial

Nvidia lanza tarjeta gráfica Titan V para inteligencia artificial

Nvidia presenta su nueva tarjeta gráfica Titan V y se aleja de su competencia en inteligencia artificial

Nvidia lanza tarjeta gráfica Titan V para inteligencia artificial
Nvidia lanza tarjeta gráfica Titan V para inteligencia artificial

Nvidia anuncia su nueva tarjeta gráfica Titan V, dirigida a desarrolladores de inteligencia artificial y aprendizaje automático, que los aleja de su competencia.

Titan V tiene como público objetivo a los desarrolladores de las próximas aplicaciones de aprendizaje automático que necesitan flexibilidad para diseñar sus propias computadoras y puedan dedicarse a un diseño de servidor a gran escala si necesidad de grandes recursos financieros.

Titan V utiliza la arquitectura de Nvidia Volta, que estaba disponible sólo en diseños basados en servidor.

La tarjeta tiene un precio de 3,000 dólares y aunque parece cara para una tarjeta complementaria de una PC, el público objetivo, es decir, los desarrolladores de aplicaciones de aprendizaje automático, la requieren.

Nvidia ha desarrollado una ventaja relevante en las áreas de cálculo de alto rendimiento de inteligencia artificial y aprendizaje automático, éstas son las cargas de trabajo que se requieren para el procesamiento de redes neuronales, y se utilizan para todo tipo de tareas que se usan hoy y se expandirán en el futuro.

Cuando las personas utilizan el reconocimiento facial en la biblioteca de Google fotos, o bien han utilizado una función de fotografía en modo retrato en un teléfono inteligente con una sola lente de cámara, quiere decir que se está aprovechando el aprendizaje automático.

Las actuales funciones de asistencia al conductor, como Auto Pilot de Tesla, y cualquier opción de conducción autónoma de Google y otros, utilizan el aprendizaje automático para construir los sistemas inteligentes que permiten que funcione.

Con este lanzamiento, Titan V brinda a las empresas de nueva creación y desarrolladores individuales, la capacidad de utilizar el hardware de Nvidia durante la creación y el diseño del software, lo que a su vez, genera una familiaridad con la plataforma que se mantiene durante los despliegues a gran escala de cualquier implementación.

Con información de MarketWatch

Opinión