Ocho cableras dan servicios empaquetados en México

Por Mundo Contact | 15 febrero 2008 | Tecnología

Lento avance de la convergencia en el paísEste año, especialistas anticipan consolidación del mercadoPodrían darse más fusiones y adquisiciones

Analistas del sector coinciden en que la penetración del triple play en México ha sido lenta: sólo ocho empresas ofrecen los servicios empaquetados de Internet, televisión y telefonía al mismo tiempo.

Megacable, Cablemás, Cablecom, Televisión Internacional (TVI), Maxcom, Hevi, Axtel y la subsidiaria de Televisa, Cablevisión, ya ofrecen el empaquetamiento de los servicios de televisión restringida, telefonía fija e Internet en un mismo contrato.

Algunas de ellas, como Megacable, Cablemás y Cablevisión, tuvieron que invertir en una plataforma tecnológica para ofrecer los tres servicios; sin embargo, firmas como Axtel y Maxcom recurrieron a alianzas estratégicas con operadores que ya tenían servicios consolidados.

“Si bien empresas como Cablevisión utilizaron el cableado que ya tenían instalado para arrancar su oferta de telefonía, fue necesario que realizarán adaptaciones y modificaciones a esas redes, así como a los equipos de transmisión y recepción, y para ello se inyectaron inversiones importantes”, explicó Ernesto Piedras, analista del sector.

Especialistas coinciden en que 2008 será el año en el que se consolide la oferta de triple play en el país, ya que se espera la incursión de nuevas empresas al sector, y fusiones.

Las fusiones y adquisiciones que hasta el momento ha registrado el sector telecomunicaciones han permitido que compañías que empezaron con una mínima participación de mercado tuvieran mayor presencia, como el caso de Alestra, que adquirió Avantel hace poco más de un año.

“Las fusiones permiten generar la masa crítica de clientes suficiente que garantice la viabilidad financiera de proveer nuevos servicios. Las empresas pequeñas no tienen el número de clientes que justifiquen las inversiones para la introducción de servicios como Internet de banda ancha o telefonía IP”, detalló Alejandro Navarrete, director del Centro de Investigación e Innovación en Telecomunicaciones (Cinit).

Entre las principales empresas que han promovido la consolidación de la industria están Megacable, Cablemás, Cablecom y Grupo Hevi, ya que han realizado adquisiciones importantes en los últimos años.

“Entre las adquisiciones recientes se encuentran algunas interindustrias, es decir compañías de cable adquiriendo compañías telefónicas, como por ejemplo la compra de Bestel de parte de Cablestar, una empresa en la que participa Televisa”, manifestó Navarrete.

Las fusiones permiten a las empresas diseñar estrategias de crecimiento y mejor posicionamiento de mercado; además, el crecimiento de las compañías derivado de las fusiones fortalece su postura ante la competencia derivada de la convergencia de servicios de telecomunicación.

José Otero, analista de Signals Consulting, pronosticó que en 2008 continuará el proceso de consolidación entre las empresas de cable, sobre todo de aquellas que una vez completado el triple play, decidan lanzarse a la oferta de cuádruple play, en donde a los tres servicios de televisión, Internet y telefonía, se suma el de telefonía móvil.

Un ejemplo es Maxcom, que ya consolidó una alianza con Telefónica Movistar para la oferta del servicio de telefonía celular a sus clientes; incluso empresas como Cablevisión y Sky anunciaron que analizan posibles alianzas con operadores como Movistar e Iusacell.

Para Ernesto Piedras, lo más lógico es que sean las empresas de cable las que tengan una mayor posibilidad de comprar firmas de telefonía fija, incluso se esperan adquisiciones de parte de compañías de telefonía celular.

“Analizando las empresas de telefonía móvil, podríamos pensar que Nextel tiene las características necesarias para una compra: buen management, el músculo financiero necesario para una adquisición… suena lógico que sume a su oferta los servicios de telefonía fija”, señaló el consultor.

Piedras descartó que firmas como Telcel o Iusacell compren alguna compañía, la primera porque ya posee un gran tamaño de participación en otros sectores por medio de otras firmas del grupo, y la segunda por la falta de financiamiento para un proyecto de esa dimensión.

Fuente: El Financiero, México