Operadoras deben posicionar el video como servicio básico

Operadoras deben posicionar el video como servicio básico

Las operadoras deben posicionar el video como un servicio básico, como lo es la voz, y dejar de verlo como un servicio de valor añadido

Por Rafael Ugalde | 2 mayo 2016 | Actualidad, Tecnología

Las operadoras deben posicionar el video como un servicio básico, como lo es la voz, y dejar de verlo como un servicio de valor añadido, en opinión del máximo directivo de Huawei, Eric Wu.

Si ese es el caso, ‘tenemos que replantearnos la red, el marco organizativo, el modelo de operación y las habilidades del personal, porque se va necesitar un marco adecuado para que funcione como un servicio básico, igual que la voz’, agregó Wu.

También comentó que ‘el video es una aplicación en tiempo real, y por ello las empresas de telecomunicaciones pueden combinarlo con sus capacidades de creación de redes para ofrecer al usuario posibilidades más interesantes y atractivas que las que brindan las OTT (Over-The-Top)’.

Y aún más, también afirma que las grandes empresas del comunicaciones están ‘mejor posicionadas’ en video que los proveedores de servicios en línea que compiten con ellas y que actualmente dominan el mercado.

Si bien el video como servicio básico demandaría un cambio importante en los modelos empresariales, también ofrecería la oportunidad de obtener más ingresos por servicios de mayor calidad, como lo sería pasar de la definición estándar a HD y en su momento a la realidad virtual.

Wu comenta que en el caso de los servicios móviles de banda ancha, el usuario final no siempre sale beneficiado de que se priorice la venta de capacidad o de velocidad. Afirma que ‘no son siempre perceptibles para los consumidores. Lo único que se percibe son los servicios’.

El ejecutivo establece como categorías clave a las aplicaciones de comunicaciones por video, como Skype y FaceTime, los videos de entretenimiento y las aplicaciones industriales, por ejemplo, la telemedicina y la educación.

Desde luego, agrega Wu, las categorías clave en las que tienen que trabajar las operadoras son los niveles de servicio experimentados por los consumidores en el mundo real, el desarrollo de ecosistemas y las transformaciones en los modelos empresariales, necesarios para sostener el crecimiento del video.

Con información de El Economista.es

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *