Inicio Tecnología 2017 Operadoras y fabricantes de celulares se preparan para contener el poderío de...

Operadoras y fabricantes de celulares se preparan para contener el poderío de Google

Las operadoras de telefonía móvil y los fabricantes de celulares están incrementando sus esfuerzos para competir con Google Inc., incluso cuando el gigante de las búsquedas por Internet continúa haciendo nuevos aliados en la industria.

En el Mobile World Congress (Congreso Mundial de Móviles) que se celebra en Barcelona esta semana, algunos de los principales socios de telefonía celular de Google han presentado productos que compiten con el creciente portafolio de aparatos y servicios móviles de la compañía, que incluye el teléfono diseñado por Google, Nexus One, y un servicio de redirección de llamadas a un número único, el Google Voice.

HTC Corp., que fabricó el Nexus One, mostró un teléfono casi idéntico que planea vender a través de operadoras sin contar con Google. El teléfono, llamado Desire, se lanzará en el segundo trimestre en Europa y Asia por medio de T-Mobile, una división de Deutsche Telekom, y estará disponible en otras telefónicas europeas. Google, que en la actualidad sólo vende el Nexus One en Estados Unidos, planea ofrecer pronto el aparato en Europa con servicio de Vodafone.

La operadora estadounidense Verizon Wireless también anunció un acuerdo con Skype, una compañía que ofrece servicios de telefonía por Internet, que le permitirá ofrecer llamadas nacionales gratis e internacionales a bajos precios a sus usuarios de teléfonos inteligentes. El servicio competirá con Google Voice.

Estos anuncios se producen en un momento en el que Google aumenta sus incursiones en la telefonía celular, mientras sigue poniendo en duda la fórmula vigente de cómo se fabrican y venden los teléfonos, y desafía el nivel de control que tienen las operadoras sobre las redes de datos de Internet.

Más de 60 operadoras de telefonía móvil han anunciado planes para ofrecer teléfonos que funcionan con el sistema operativo Android de Google.

Sin embargo, los anuncios de HTC y Verizon muestran que las compañías del sector celular están en plena batalla, dice Gus Papageorgiou, analista de Scotia Capital. “Google no está haciendo muchos amigos”, dijo. “Creo que el ecosistema ofrecerá resistencia a Google siempre que pueda”.

En un encuentro con periodistas este martes, el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, restó importancia a la competencia y dijo que Google es partidario de productos que estimulan la adopción de Internet en la telefonía celular, lo que ayuda a su negocio principal de publicidad en línea.

“Cuando usted usa su teléfono Verizon y hace clic en los anuncios de Skype, eso es bueno para nosotros”, indicó Schmidt, añadiendo que “siempre hay bastante colaboración y competición entre grandes compañías”.

No obstante, el mensaje de Google de que su principal objetivo es el dinero generado por la publicidad no ha sentado bien a las operadoras de redes inalámbricas, que quieren una mayor parte de los ingresos producidos por su tráfico de Internet.

Durante un discurso en el Mobile World Congress, el presidente ejecutivo de la telefónica Vodafone Group PLC, Vittorio Coloa, se refirió al control de Google sobre la publicidad en las búsquedas e instó a las autoridades a que presten más atención.

“El hecho de que el 80% de la publicidad por Internet vaya por un único canal es algo que se debería mirar en el futuro debate sobre la neutralidad en la Web”, dijo, en relación a si se debería permitir a las operadoras de redes inalámbricas cobrar diferentes tarifas por permitir el paso por sus redes de diferentes tipos de contenido.

Google se opone a estas prácticas, que podrían perjudicar a sus negocios de búsquedas y publicidad. Coloa añadió que la Comisión Europea y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) de EE.UU. deberían asegurarse de que se impongan reglas “para permitir la competencia a todos los niveles”.

Schmidt, de Google, dijo durante otra presentación en Barcelona ayer, que la industria celular podría beneficiarse de una asociación con Google. El presidente ejecutivo hizo un llamado al sector para colaborar con su compañía en formas de compartir ingresos, gestionar el gran volumen de tráfico de banda ancha por Internet y trabajar con desarrolladores de software para mejorar el servicio a los clientes.

Fuente: The Wall Street Journal 

Opinión