Inicio Tecnología 2017 Piden revisar programa “El que llama paga”

Piden revisar programa “El que llama paga”

El pleno de la Cámara de Diputados exhortó a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) a revisar el programa El que llama paga, hasta en tanto no haya una campaña de difusión adecuada.

Ello, al considerar que la falta de información a los usuarios sobre las nuevas modalidades de marcación y tarifas ha provocado problemas en el uso de la telefonía celular a nivel nacional.

Durante la sesión ordinaria en San Lázaro, el diputado priista Eduardo Sánchez señaló que esta modalidad con la marcación 045 para llamadas de larga distancia nacional y el 52+1 para llamadas internacionales, ambas de celular a celular, a partir de este 4 de noviembre, ha provocado diversos problemas.

Estableció que los convenios de interconexión correspondientes, así como en precios y tarifas, fueron insuficientes, pues “las posibles ventajas del nuevo servicio se han convertido para muchos usuarios en problemas de comunicación”, consideró.

“Pareciera que quienes diseñaron este esquema no pensaron en hacerlo simple y funcional”, remarcó en tribuna el diputado priista.

En su oportunidad el diputado Antonio Vega Corona del PAN, dijo que fue insuficiente el tiempo de difusión del programa en los medios de comunicación, e indicó que también se debe ponderar el beneficio que tendrán los usuarios de los diversos sectores, sobre todo los de escasos recursos económicos.

“Nos sumamos a dicho punto de acuerdo por considerar que la inadecuada información y problemas de interconexión lesionan la economía del país y causan molestias a los usuarios”, manifestó.

En tanto, el diputado del PRD, Juan Guerra, pidió que la Cofetel “revise” las nuevas marcaciones pues el objetivo en un principio era suspender el programa porque se tienen tarifas muy altas, e indicó que lo que el Poder Legislativo debe hacer es defender al consumidor.

Su compañero de partido, Alejandro Sánchez Camacho, señaló que el trasfondo del punto de acuerdo es “abrir la puerta trasera” para que las empresas Alestra, Avantel, Axtel y Axcom sean beneficiadas.

Fuente: El Economista 

Opinión