Planean Telefónica y Vodafone compartir redes

Por Mundo Contact | 17 marzo 2009 | Tecnología

De acuerdo con el diario español Expansión, ambos grupos estudian ventajas e inconvenientes de llevar a cabo un pacto que les permita recortar gastos sin que afecte su crecimiento o perjudique su competitividad

La operadora de telefonía británica Vodafone y la española Telefónica planean integrar sus redes de telecomunicaciones móviles para afrontar la crisis financiera y reducir costos en los países donde compiten, publicó Expansión.

De acuerdo con ese diario español, ambos grupos estudian ventajas e inconvenientes de llevar a cabo un pacto que les permita recortar gastos sin que afecte su crecimiento o perjudique su competitividad, ya que compartir gastos en infraestructura supondría un gran ahorro.

La semana pasada se supo que los grupos negociaban este pacto en Reino Unido, sin embargo, todo apunta a que el convenio podría hacerse extensivo a los países europeos donde ambos operan, en los que cuentan con 200 millones de clientes.

La alianza se extendería también a España, Alemania, República Checa, Irlanda, e incluso Italia, donde Vodafone tiene 23 millones de usuarios y aunque Telefónica no tiene presencia directa, es accionista principal de Telecom Italia.

Si el acuerdo afectará a los seis países en los que existe presencia simultánea de los dos grupos, o sólo a algunos, dependerá de las peculiaridades locales de las redes, y de la regulación sobre competencia de cada país.

Cada operador, por separado, invierte cerca de 700 millones de euros anuales (909 millones de dólares) en sus redes móviles en España. Unificar gastos en infraestructura les ayudaría, además, a competir con otros gigantes de las telecomunicaciones.

No es casualidad que el origen de este acuerdo se localice en Reino Unido, debido a la situación competitiva del país, donde además de Telefónica y Vodafone tienen fuerte presencia France Telecom, Deutsche Telekom y tres redes de Hutchison.

Es probable que si hay pacto, los otros rivales británicos se vean obligados a hacer lo mismo y se agrupen en unas sola infraestructura común, algo que en España sería casi un hecho.

Fuente: El Universal, México