Inicio Web 2017 Actualidad Plataformas de servicios OTT: la ‘cuarta ola’ tecnológica

Plataformas de servicios OTT: la ‘cuarta ola’ tecnológica

El crecimiento de dispositivos inteligentes conectados a Internet a nivel mundial y con ello, el incremento en el tráfico de datos y consumo de video online, lleva a los usuarios a buscar conexiones más rápidas que les aseguren una mejor experiencia ‘sin incidentes’.

Tres de cada cuatro usuarios de Internet en México ven películas, series, videos o programas en línea, con lo que 38.3 millones de personas han recurrido al menos en alguna ocasión a los servicios que proveen las plataformas de contenidos Over-The-Top (OTT), pero sólo el 4.3%, es decir, 2.21 millones, pagan una cuota mensual por el acceso a estos materiales.

Los servicios Over-The-Top (OTT) son aquellos que se brindan a través de Internet, pero no necesitan elevadas inversiones ni requieren de infraestructura o espectro y no están sujetos al marco regulatorio de los operadores.

Entre estos servicios se encuentran las aplicaciones desarrolladas por startups, como Skype, Netflix, WhatsApp, las herramientas de búsqueda de Google, el correo web de Microsoft Hotmail, entre otras, es decir que para poder disfrutarlos existen solo dos requerimientos: contar con un dispositivo compatible y lo más importante una conexión a Internet.

Un proveedor de contenidos OTT es aquel que cuenta con determinada infraestructura para la transmisión y difusión de contenidos, de los cuales no cuenta directamente con los derechos de creación o distribución, pero que difunde a través de Internet a diversos dispositivos como smartphones, tablets o smart TVs. En pocas palabras, OTT se refiere a los Servicios de Valor Agregado (SVAs) que se utilizan sobre la red de datos de un proveedor.

Estos servicios se han convertido en una preocupación para los operadores de telecomunicaciones, porque compiten directamente con los ofrecidos por las compañías de telecomunicaciones: voz, mensajería y pago por TV.

Por ejemplo, Skype (creada en 2003 y ahora perteneciente a Microsoft) cuenta con 250 millones de usuarios activos por mes, quienes hablan 100 minutos en promedio, lo que evita el uso de la telefonía tradicional. Tal como Skype se convirtió en un competidor de telecomunicaciones en voz, muchos de los nuevos proveedores de servicios OTT han entrado al mercado como sustitutos de servicios tradicionales en telecomunicaciones.

Lo anterior podría propiciar que las operadoras sean relegadas a meros proveedores de capacidad (dump-pipes) y que pierdan la parte más atractiva a nivel de negocio y de fidelización de clientes, la de los servicios de comunicaciones (telefonía, videoconferencia, televisión, vídeo bajo demanda, almacenamiento y sincronización de datos, etc).

internet_iconoSegún la consultora TMNG un 75% de los operadores mundiales han expresado sus temores por la baja en sus ingresos, resultado del impacto de las OTT y estiman que en el 2016 las pérdidas alcanzarán entre un 7% y 28% de los ingresos generados por los servicios de voz y SMS.

Actualmente, el servicio de voz que generaba más ingresos para las operadoras se está convirtiendo en un mero ‘gancho’ para atraer y retener a los clientes de banda ancha e Internet, al igual que las tarifas de banda ancha móvil sobre 3G (GPRS, HSDPA, etc.), que con la irrupción de Skype, iMessage, ChatON, Facebook Messenger, WhatsApp y otras muchas apps, impactan en lo que se obtenía vía los SMS y las llamadas de voz.

El problema de fondo es que la conectividad de banda ancha no ofrece capacidad de diferenciación entre operadores, por lo que sufre una gran competencia en precios; es decir, se trata de una commodity.

 

Proveedores de Servicios OTT en México

Las plataformas OTT pueden transmitir distintos tipos de contenidos, sin embargo, destacan las especializadas en la distribución de materiales audiovisuales.

Existen ocho principales en el país: Total Movie, proveedor de Grupo Salinas; Netflix, empresa estadounidense; Crackle, administrada por Sony; Vudú, de Walmart; ClaroVideo, perteneciente a América Móvil; iTunes Movies, de Apple; Klick, servicio de Cinépolis y VEO, plataforma de streaming de Televisa. Cada empresa provee servicios distintos, pero en común tienen películas y series.

Sin embargo, la entrada de algunos proveedores significa que la competencia comienza a intensificarse en el mercado de contenidos digitales OTT. Cabe señalar que según un estudio de The Competitive Intelligence Unit (The CIU) el 75% de los usuarios (que accede a contenidos audiovisuales en línea) ve películas, mientras que 43% prefiere las series y 38% los conciertos, por mencionar los principales contenidos.

Para The CIU, la adopción de plataformas OTT en México se encuentra en una fase inicial de crecimiento acelerado, por lo que la profundización de la demanda de estos servicios solo puede lograrse a la par de una mayor penetración, precio y calidad de la banda ancha en México. ‘Existe un gran mercado potencial para los proveedores, quienes deberán recurrir a la exclusividad de licencias de contenidos como principal atractivo para fortalecer su posición, ya que actualmente, solo son responsables de asegurar que su red sea capaz de transportar información de un punto a otro’.

 

Los servicios OTT

Uno de los detonantes de su surgimiento es el crecimiento del número de smartphones y dispositivos inteligentes que hacen uso de los servicios que Internet puede ofrecer, tales como:

  • IPTV o televisión por Internet: servicios que generalmente se obtienen de manera gratuita en línea.
  • VoIP o Voice-Over-IP: es la tecnología OTT más exitosa de los últimos años, entre sus muchos beneficios permite a los usuarios ahorrar dinero en llamadas locales e internacionales.
  • Redes Sociales: han hecho posible compartir información de manera ágil, sin tener que depender de algún medio informativo tradicional. Como ejemplos tenemos a Facebook, Twitter, LinkedIn o Waze.
  • OTT TV: diferente a IPTV, transmite vía el protocolo de Internet HTML, usado para información de páginas web mediante el protocolo TCP y actualmente UDP para conexiones P2P. Over-The-Top Streaming, es una forma de transmitir señales de video y audio a diferentes dispositivos. A diferencia de la IPTV, las señales en OTT son transmitidas en conexiones privadas punto a punto, con protocolos de Internet en redes públicas.

Por lo anterior, los operadores pueden alcanzar niveles de calidad de transmisión de señal para poder transmitir programación en vivo, sin tener que limitarse a una zona geográfica o territorio definido, lo que les da la posibilidad de captar suscriptores aun en áreas remotas a su zona de operación tradicional.

 

La cuarta revolución

Esta revolución en los ingresos de las operadoras ha sido descrita por Andreas Bernström, CEO de Rebtel, como una de las cuatro oleadas que ha sufrido la industria en la última década. Bernström defiende que primero asistimos a la oleada de los servicios de voz; seguida de la de los mensajes de texto y hoy en día asistimos a la tercera, la del tráfico de datos y las conexiones móviles a Internet.

Todas estas oleadas comparten una característica, y es que el precio medio de las llamadas de voz, los mensajes de texto y de los datos ha caído con el paso del tiempo y seguirá haciéndolo en los próximos años. Por ello, afirma que las operadoras deben mirar más allá de los ingresos generados por el tráfico de datos móviles y tomar la cuarta ola, que se supone clave: la de los contenidos Over-The-Top y los Servicios de Valor Añadido (VAS, según sus siglas en inglés).

Opinión