Preocupa a mexicanos robo de identidad

Preocupa a mexicanos robo de identidad

52% de los mexicanos considera probable que personas no autorizadas accedan a sus datos personales que se encuentran en poder de bancos e instituciones financieras

Por Mundo Contact | 23 marzo 2016 | Actualidad, Datos Duros, Tecnología

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el robo de identidad o usurpación de identidad, ocurre cuando una persona obtiene, transfiere, utiliza o se apropia de manera indebida, de los datos personales de otra sin la autorización de esta última, usualmente para cometer un fraude o delito.

La identidad la constituyen los datos personales: nombre, teléfono, domicilio, fotografías, huellas dactilares, números de licencia y de seguridad social, incluyendo información financiera o médica, así como cualquier otro dato que permita identificar a una persona.

En muchos casos, el delincuente de identidad utiliza la información ilegalmente adquirida para contratar productos y servicios financieros a nombre del afectado.

 

Panorama en México

El Banco de México estima en 108 millones de pesos el valor de los fraudes ligados al robo de identidad, lo que coloca al país en la octava posición en el mundo en este tipo de delitos. Los casos de robo de identidad en los usuarios de la banca se dan principalmente en apertura de cuentas bancarias y tarjetas de crédito y débito no solicitadas, lo mismo que en créditos diversos no reconocidos.

Según Datos del Índice de Robo de Identidad elaborado por la Condusef, en el primer semestre de 2015 se registraron 1,683,661 denuncias por fraude, de las cuales, 28,258 corresponden a un posible robo de identidad. Esta cifra equivale a un incremento del 40% con respecto al mismo periodo de 2014; así mismo, se estima que el monto reclamado por los usuarios ascendió a 116 millones de pesos, 19% más que lo reclamado en 2014.

De acuerdo con cifras del estudio Unisys Security Insights 2015, el 52% de los mexicanos considera como probable que personas no autorizadas accedan a sus datos personales que se encuentran en poder de bancos e instituciones financieras; 51% en proveedores de servicios de  telecomunicaciones; 47% en instituciones de salud; 45% en empresas de servicios públicos (agua, gas, electricidad); 36% en agencias gubernamentales; 34% en comercios minoristas; y 31% en las aerolíneas.

 

¿Cómo evitarlo?

En el mismo estudio, Unisys mencionó que el 85% de los mexicanos encuestados dijo estar de acuerdo en que los bancos, agencias gubernamentales y comercios minoristas (retail) utilicen tecnologías biométricas (lectores de huellas digitales, escaneo del iris o reconocimiento facial) para proteger sus datos personales, mientras que sólo el 14% se opone a esta práctica.

Actualmente, varios bancos realizan pruebas piloto para la implementación de estos controles, los cuales también se van a ver con mayor frecuencia en las aplicaciones de banca móvil.

Actualmente, las soluciones biométricas han cobrado mayor relevancia en las instituciones bancarias de todo el mundo. El uso de la biometría para acceder de forma segura a los sistemas de información puede ser más fácil, ya que reemplaza los múltiples nombres de usuario y contraseñas.

Además, aumentan el grado de seguridad, reducen el robo de identidad, facilitan la prestación de servicios e impiden considerablemente el robo de información personal, de acuerdo con Vicente Salazar, Vicepresidente y Gerente General de Unisys México.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *