Inicio Tecnología 2017 Problemas de rentabilidad telefónica en México

Problemas de rentabilidad telefónica en México

De 73 millones de líneas celulares y fijas, 35 millones no son redituablesToda América Latina tiene características similaresIngreso del usuario y tarifas, las causas

México cuenta con alrededor de 73 millones de líneas telefónicas, tanto fijas como celulares, de las que 35 millones no son rentables, según información de las empresas del servicio fijo y móvil.

De las líneas fijas operadas por Telmex, más del 55 por ciento sólo consume la renta básica mensual (alrededor de 160 pesos por mes, con derecho a cien llamadas sin límite de tiempo), mientras que otros han migrado hacia opciones como Multifone, que trabaja mediante prepago.

La diferencia de precio entre ambas ha provocado una importante migración del servicio fijo hacia el celular.

Por subsector, la “falta de rentabilidad” se profundiza, ya que el 63 por ciento de las líneas fijas no son rentables. Empresas como Telcel, Iusacell y Telefónica Móviles México han reconocido que el 40 por ciento de las líneas celulares no cuenta con saldo a favor en forma recurrente y que son utilizadas principalmente para recibir llamadas.

Teléfonos de México informó que de las 23 millones de líneas fijas que existen en el país alrededor de 14.5 millones, tanto residenciales como comerciales, no son rentables y que en su mayoría son atendidas por Telmex.

Adicionalmente, de las 8.5 millones de líneas rentables un 47 por ciento está en manos de 21 concesionarios de telefonía local fija competidores de Telmex; pero en su mayoría se concentran principalmente en la ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, lo que implica que se ha descremado el mercado de manera importante (el servicio de los competidores se ha orientado a los mercados rentables).

Reglas equitativas

Análisis de 3G Americas confirman problemas de rentabilidad celular en toda América Latina, en donde el Arpu o ingreso promedio por usuario es muy bajo.

Directivos y expertos de Telmex se han referido en varias ocasiones a ese fenómeno como derivado de problemas de poder adquisitivo de la población mexicana, más que a un factor de altas tarifas del servicio.

Las empresas de telefonía fija han denunciado que el usuario de “El que llama paga” ha subsidiado a los consumidores del servicio celular, por lo que es necesario establecer reglas equitativas de competencia, ya que muchos usuarios de telefonía fija han preferido migrar hacia el servicio móvil.

Por lo anterior, las empresas del servicio fijo mantienen su interés de no participar de la ampliación al ámbito nacional del sistema “El que llama paga” nacional. La existencia de juicios de nulidad impide a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) que se obligue o sancione a estas firmas por no participar en la nueva modalidad.

Firmas como Axtel, Maxcom y Alestra, entre otras, han observado que es el subsidio otorgado por los consumidores fijos lo que ha permitido el desarrollo de la telefonía celular y que incluso financian la expansión de empresas celulares hacia otras naciones de América Latina.

Pese a la falta de rentabilidad de un porcentaje importante en la telefonía fija, Telmex ha anunciado que en 2007 existe la posibilidad de que no se incrementen las tarifas de los servicios de su canasta básica por siete años consecutivos, aunque en la actualidad esta empresa y la Cofetel han determinado acudir a terceros expertos para definir el nivel de precios tope o price cap que estarán vigentes entre 2007 y 2010.

Los números telefónicos de México

Existen 73 millones de líneas telefónicas en el país, fijas y móvilesDe ellas, 35 millones no son rentablesDe las líneas fijas operadas por Telmex más del 55 por ciento sólo consumen la renta básica mensualEl 63 por ciento de las líneas fijas no son rentablesDe acuerdo con 3G Americas, en toda América Latina hay problemas de rentabilidad celular, en donde el Arpu o ingreso promedio por usuario es muy bajoMotivos que originan la baja rentabilidad: bajo poder adquisitivo y tarifas de las telefónicas

Fuente: El Financiero 

Opinión