Proponen usar frecuencia de MVS para banda ancha

Por Mundo Contact | 26 febrero 2010 | Web

Sugiere Del Villar desplegar red nacionalLograr cobertura de 22% en servicios, meta para 2012El proyecto requiere inversiones por mil mdd

A fin de concretar la meta de penetración de 22 por ciento en los servicios de banda ancha hacia 2012, es necesario explotar el potencial con que cuenta la frecuencia de 2.5 gigahertz (GHz), en donde MVS opera actualmente, para desplegar una red nacional de servicios de Internet de alta velocidad y datos con una cobertura total que incluya a las zonas rurales, propuso el comisionado Rafael del Villar Alrich.

En reunión con medios, el funcionario de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) explicó que este proyecto requeriría de una inversión mayor a los mil millones de dólares, en la cual intervendrían varias empresas, pues la ejecución de un plan de esta magnitud no podría concretarse con los recursos de un solo operador, ya que se necesita una amplia capacidad tecnológica para llevarlo a cabo.

Enfatizó que su propuesta no implica que se deba trasladar la operación de MVS a otra frecuencia, pues el espectro que utiliza cuenta con el ancho de banda suficiente para prestar tanto el servicio de datos como la transmisión de señales de televisión restringida.

Del Villar aseguró que es posible concretar este proyecto en la actual administración, si el Ejecutivo y los operadores logran un consenso para consolidar el despliegue de la red nacional de servicios de banda ancha; además, puntualizó que la mayoría de las prórrogas de concesión de la frecuencia de 2.6 gigahertz vencen entre 2018 y 2020.

Subrayó que las prórrogas del espectro correspondientes a Nuevo León y Guadalajara vencieron en 2009, lo que representa a alrededor de 140 mehgahertz, y las pertenecientes a la Ciudad de México vencerían el próximo año.

Necesidades

Detalló que a la fecha en el país se han asignado 170 megahertz para la prestación de servicios móviles y estimó que este nivel crecerá a 300 megahertz si las futuras licitaciones tienen éxito, sin embargo, aseveró que no serán suficientes, ya que de acuerdo con datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), se requerirán hasta 760 megahertz para satisfacer la demanda de servicios de banda ancha en 2010.

Del Villar recalcó que el modelo más viable en el corto plazo corresponde a la exploración de la banda de 2.5 gigahertz, pues cuenta con una cantidad de espectro de 190 megahertz, los suficientes para prestar servicios de última generación y puntualizó que MVS es la empresa que cuenta con mayor cantidad de espectro dentro de la frecuencia, seguida por Ultravisión, Grupo RGT, Megacable, Telecomarca y Hermanos Esper, entre otros que conforman una lista de 10 operadores.

Cobertura

Comentó que estas empresas pueden participar en el proyecto con la aportación de sus títulos de concesión que aún no están vencidos y con la infraestructura ya establecida para agilizar el despliegue de la red; el gobierno también tendría un lugar en el desarrollo de este plan con medidas que garanticen la plena cobertura de los servicios, el refrendo de las concesiones y el posible rescate de una parte de la banda en caso de ser necesario.

Además, sentenció que la participación del Estado podría darse a través de la conversión de la contraprestación por el espectro en capital accionario y aseguró que ya hay algunos inversionistas extranjeros interesados en el proyecto.

Del Villar sostuvo que para concretar el despliegue de una red nacional de banda ancha es necesario un acuerdo entre los concesionarios de la frecuencia para evitar que el proyecto se frene por licitaciones, también se deben modificar sus títulos de concesión para establecer los compromisos de cobertura total y el ancho de banda por asignarse, lo que implicaría el rescate de una parte de la frecuencia.

“Si no se exigen obligaciones de cobertura no tiene sentido otorgar un gran ancho de banda, porque se corre el riesgo de que se subutilice el espectro radioeléctrico”, agregó, y enfatizó que la prestación de estos servicios se verá reflejada en un mayor desarrollo social y en la mejora de la competitividad.

Fuente: El Financiero, México