Inicio Tecnología 2017 Qualcomm no da por perdido el acuerdo con Nokia

Qualcomm no da por perdido el acuerdo con Nokia

Después de largos meses de negociaciones y querellas, el presidente de Qualcomm no descarta que se renueve el acuerdo de patentes con la finlandesa

El presidente de Qualcomm, Paul Jacobs, espera evitar “el Armagedón” que se puede producir dentro de una semana cuando el acuerdo vigente entre el fabricante chips y Nokia expire, según informa el Financial Times.

La compañía, que es el principal proveedor de chips para teléfonos basados en la tecnología CDMA, lleva varios meses en negociaciones para renovar el contrato de patentes que tiene con Nokia, ya que no existe un acuerdo entre ambos en torno al precio a pagar por la tecnología compartida.

El pacto vigente expira el próximo 9 de abril y Qualcomm ya ha dado conocer en varias ocasiones que las negociaciones para ampliarlo permanecen estancadas. De hecho, Jacobs aseguró en las últimas semanas que no era optimista respecto al hecho de que las firmas alcancen un acuerdo antes de que venza el actual, a través del cual Nokia paga unas tasas a Qualcomm por el uso de su tecnología, que ascienden a diez millones de dólares cada año.

Ambas compañías han acabado en una verdadera disputa legal, ya que han decidido luchar dentro y fuera de los tribunales sobre la disputada renovación, en la que Nokia reclama una reducción del importe que paga mientras que Qualcomm intenta mantener por todos los medios los niveles actuales.

La primera en acudir a los tribunales fue Qualcomm, que presentó una demanda contra Nokia ante la Intenational Trade Commission estadounidense alegando que la firma finlandesa había violado sus patentes, y además ha emprendido otras acciones legales en Estados Unidos.

Por su parte, Nokia respondió legalmente hace una semanas con una demanda contra el fabricante de chips, en la que reclama que sus patentes han expirado en Europa. Esta denuncia tenía dos objetivos principales: por un lado, no seguir pagando por usar su tecnología, y por otro emprender una estrategia agresiva para forzar a la compañía a llegar a un acuerdo antes del 9 de abril.

En este sentido, el director financiero de Nokia, Rick Simonson, aseguró al Financial Times que las patentes de Qualcomm tienen mucha menos importancia en la patente del W-CDMA 3G en Europa que en el modelo americano de telefonía, y por lo tanto los derechos de autor deberían ser inferiores. Además, el portavoz de Nokia aseguró que Qualcomm no había hecho hasta ahora ninguna oferta con condiciones razonables y no discriminatorias.

Fuente: Silicon News, España

Opinión