Reforma laboral busca regular empresas de outsourcing

Por Mundo Contact | 16 julio 2008 | Actualidad Customer Experience, Customer Experience

El titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que una vez que con la iniciativa se podrán evitar la evasión, la simulación en el pago de impuestos y los abusos que perjudican a los trabajadores.

Con la reforma laboral se regulará a las empresas de outsourcing para evitar evasión, simulación en el pago de impuestos y abusos que perjudican a los trabajadores, advirtió el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Javier Lozano Alarcón.

Sin embargo, el vicepresidente para América Latina de la Unidad de Negocios de Servicios de Outsourcing de Unisys Corporation, Ralph Cardona, aclaró que el concepto no está diseñado para pagar menos al trabajador y hacerlo laborar más, sino para que las empresas mejoren a través de expertos los procesos de negocios.

Cardona detalló que el gobierno mexicano, con el decreto de austeridad, recurre desde hace un par de años al outsourcing para mejorar la atención al ciudadano, no sólo como una medida para evitar gastos o costos.

Mientras tanto el secretario del Trabajo Lozano Alarcón dijo estar convencido de que las outsourcing no deben desaparecer, pero necesitan “una regulación mucho más concreta” para que no haya simulaciones ni se viole la ley.

“Queremos que las empresas sigan generando empleos, pero que cumplan con la ley que corresponde a la empresa que le están prestando sus servicios, tal como si fuera esa misma empresa”, precisó el funcionario.

En ese sentido, dejó en claro que cuando se revise la Ley Federal del Trabajo se incluirá el tema de las outsourcing aunque la reforma laboral depende de los tiempos del Congreso de la Unión.

“Debemos esperar a que se agote la discusión y se vote la reforma energética, luego viene el paquete presupuestal y fiscal del próximo año, y si hubiera espacio yo estaría más que gustoso de entrar en esa discusión y aportar elementos para facilitar el trabajo a los legisladores para la reforma”.

En cambio, para Cardona no hace falta una regulación, “porque el concepto no es sencillamente pagar menos a la gente para que trabaje más”. Añadió que “la nueva ola” de empresas outsourcing crea incentivos para hacer más productivo al trabajador.

De lo que se trata, explicó, es que empresas especializadas en áreas como la tecnología o procesos de negocios realicen determinadas funciones con mayor eficiencia.

“Es buscar a los expertos que ayuden a implantar esa eficiencia en el modelo de operación en el negocio, eso es lo que busca la empresa outsourcing, implantar mejores procesos de cómo administrar un centro de cómputo, gestionar un centro de datos, administrar uno de atención de llamadas y cambiar formas tradicionales de trabajo”.

Recordó que en México los servicios de outsourcing llevan más de 15 años, por lo que algunas de esas empresas han madurado, “aunque ha costado más tiempo que haya mayor penetración en el mercado”, en comparación con Brasil, donde ese tipo de empresas incursionaron más tarde “pero han podido adoptarlo más rápido”.

En cuanto al abatimiento de costos admitió que es difícil calcularlo. “Antes se estimaba un rango de 15 a 25 por ciento de ahorro; las empresas, aunque no tengan outsourcing, han ido mejorando los esquemas de costo”.

Dijo que los beneficios dependen de cada empresa y de elementos como economías en escala y cambios de modelos centralizados, pero insistió en que el objetivo ya no es sólo reducir costos, sino mejorar la imagen del negocio y el servicio a los clientes.

Destacó que en México el sector que más utiliza a terceros es el de servicios, pero “el sector de gobierno viene con un empuje importante, al igual que el de manufacturas”.

Fuente: El Economista, México