Inicio Tecnología 2017 Riesgos al inicio de la portabilidad telefónica

Riesgos al inicio de la portabilidad telefónica

A menos de una semana del arranque en la portabilidad, que permitirá a los usuarios de la telefonía conservar el número de su línea, aun cuando cambien de compañía, subsisten serias dudas respecto a la operación, lo que podría dar ventajas a Telmex y Telcel.

Según lo acordado en el Comité Técnico de Portabilidad que encabeza el comisionado José Luis Peralta, todavía el pasado fin de semana se llevaron a cabo pruebas de funcionamiento en cinco ciudades del país y los reportes oficiales siguen siendo positivos respecto a que todo está listo para el banderazo de salida que colocará a México en la vanguardia de este tipo de servicios telefónicos.

Sin embargo, los ingenieros y técnicos que están en el último tramo de la operación mantienen reservas en torno a lo que sucederá.

Lo que pasa es que si bien Telmex, Telcel y Telefónica manejan más del 90 por ciento del tráfico de llamadas, y estas empresas de Héctor Slim, Daniel Hajj y Francisco Gil Díaz efectivamente ya están preparados para el arranque, el problema aparece con el resto de la veintena de compañías que también envían y reciben llamadas.

Los reportes indican que, confiados en que al inicio de la portabilidad las empresas medianas y pequeñas vivirán muy poca acción, apenas están cerrando contratos con las tecnológicas que les manejarán el software para concretar la operación.

Empero, según los genios del sistema, cada vez que se haga una llamada forzosamente debe aparecer el llamado all call query, que no es otra cosa que todas las llamadas tienen que consultar si el usuario tiene crédito, cuál es la tarifa para su llamada y la forma de enrutamiento.

Y si los que ya están preparados no encuentran esa información por provenir o ser destinatario de una empresa que no está lista, la rechazarán. No se podrá concretar la llamada.

Esto hace temer que una empresa con decenas de líneas que esté contratada con una telefónica o cablera no preparada podría quedar incomunicada. Como es obvio, en las primeras horas que esto sucediera el éxodo a las grandes empresas podría fortalecer más el oligopolio de las tres o cuatro empresas dominantes.

Aun cuando se espera que el número de usuarios que harán valer su derecho a conservar su número telefónico rondará el 3 por ciento del total de los 90 millones de teléfonos que existen en el país (19 millones fijos y 70 millones móviles), los volúmenes son enormes.

Lo cierto es que atrás de todos estos movimientos existen costos que no todos habían previsto suficientemente o no todos quieren absorber, ya que como es sabido, los 17 pesos que implicará mantener los números con el cambio de compañía, los pagará la telefónica que recibe al usuario.

Sin duda la Cofetel, como autoridad, y el propio comité técnico de portabilidad, al que pertenecen todos los operadores involucrados, tendrán que ser mucho más estrictos para que el novedoso sistema funcione aceptablemente desde el sábado.

Fuente: El Financiero, Herminio Rebollo Pinal, México 

Opinión