Robin, el smartphone que acaba con el problema del almacenamiento

Robin, el smartphone que acaba con el problema del almacenamiento

El almacenamiento se vuelve virtualmente infinito con Robin, un smartphone que ha salido al mercado en 40 países; sólo se consigue online

Por Rafael Ugalde | 29 marzo 2016 | Actualidad, Apps y Gadgets, Tecnología

El almacenamiento se vuelve virtualmente infinito con Robin, un teléfono inteligente que ha salido al mercado en 40 países.

Este dispositivo cuenta con una cámara trasera de 13 Mpx y frontal de 5; la pantalla es 5.2 pulgadas; incluye el chip NFC para usar Android Pay. El procesador es Qualcomm 808; cuenta con 32 GB de memoria interna y 100 GB más en la nube, características que lo hacen diferente.

‘No tiene sentido tener tantas aplicaciones siempre en el móvil, lo que hacemos es analizar qué se usa más y tenerlo en el dispositivo. El resto pasa a la nube. Se trata de una gestión inteligente que así que se optimice la memoria y se tenga acceso a todo de manera inmediata’, explica Tom Moss, pionero en la industria y miembro del equipo inicial del proyecto

La sustentación de Robin radica en que el usuario del equipo se despreocupe por completo del asunto, ya que el móvil se encarga de gestionar todo en segundo plano.

Robin se ocupa de subir todo el contenido al espacio privado en la nube (todo cifrado) y no sólo con la idea de hacer una copia de seguridad, sino también para llevar a cabo una gestión inteligente del almacenamiento.

En función del tipo de uso que se haga del móvil, el sistema irá subiendo aquellas apps que no se usen a la nube y luego el usuario podrá descargarlas mediante un toque si quiere volver a utilizarlas.

Con las fotos sucede lo mismo: Robin sube todas al servidor y deja en el móvil una versión muy reducida que apenas ocupe espacio. De esta manera, el espacio deja ser un problema para los usuarios del móvil, que ven cómo el dispositivo va organizando todo el contenido de forma autónoma para dejar siempre espacio a más material.

La sincronización con la nube puede ser personalizada al gusto del usuario, pero en cualquier caso, los respaldos se harán por defecto en la conexión WiFi y siempre y cuando el equipo esté enchufado a la red eléctrica.

El dispositivo cuenta con todo lo que se puede esperar de un smartphone moderno. Se puede comprar en Estados Unidos a un precio de 399 dólares.

Con información de El País

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *