Inicio Tecnología 2017 SCT, por apertura en la telefonía fija

SCT, por apertura en la telefonía fija

Necesario un nuevo marco regulatorio: dice Luis Téllez

Luis Téllez, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), aseguró que el gobierno federal está de acuerdo en que se eliminen las restricciones a la inversión extranjera en el segemento de la telefonía fija del país.

“Existen los elementos necesarios para considerar como una opción la inversión extranjera en materia de telefonía fija, ya que entre los beneficios se encuentran el acceso de un mayor porcentaje de la población a las telecomunicaciones y mayores recursos para el país”, dijo Téllez.

Dijo que con base en los cambios en la tecnología que se han registrado en los últimos años, ya se hace necesario adecuar el marco normativo que tiene este sectro. “Necesitamos un marco regulatorio distinto y necesitamos la participación de todos los jugadores”.

Durante su participación en la XXIX Convención Nacional Anual de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de Información (Canieti), destacó que tan sólo en telefonía móvil, segmento en que la inversión extranjera está abierta 100%, hay 64.8 líneas por cada 100 habitantes, lo que representa que México está por arriba de Canadá, debido principalmente a la competencia.

Juego limpio

Recalcó que los precios por interconexión no deben ser elevados y también que no deben haber barreras de acceso o mecanismos de desplazamiento.

“El jugador que tenga mayor participación en el mercado debe permitir al resto de los jugadores que participen adecuadamente y puedan interconectarse a su red para llegar al resto de los consumidores o usuario”, explicó.

En México, de acuerdo con la resolución preliminar de la Comisión Federal de Competencia (CFC), Telmex es un operador dominante, por lo que es necesario que la Cofetel aplique una regulación asimétrica, y con ello pueda haber una tarifa universal basada en costos, y que se beneficie al usuario final.

Fuente: El Economista, México

Opinión