Se amparan Iusacell y Telcel en contra de resolución de CFC

Por Mundo Contact | 10 julio 2008 | Tecnología

Vamos a defender la decisión con todos los recursos: Pérez MottaFalta competencia en telefonía fija, opinaMás resoluciones en dominancia, listas

Las compañías de telefonía móvil Iusacell y Telcel buscaron el cobijo del amparo en contra de la primera resolución sobre el mercado de terminación de llamadas del esquema “El que llama paga” de la Comisión Federal de Competencia (CFC).

La resolución preliminar del organismo antimonopolios, presentada hace dos semanas, estableció un plazo de 20 días para que las compañías de telefonía móvil se inconformen, lo cual ya realizaron la tarde de ayer Iusacell y Telcel, confirmó el presidente de la CFC, Eduardo Pérez Motta.

“No me extraña el caso de Telcel realmente, porque de manera sistemática han impedido las decisiones de los reguladores que buscamos que los mercados sean más eficientes. Es muy desafortunado, pero vamos a defender nuestra posición y decisión con todos los recursos y fuerzas que tenemos en la Comisión”.

La resolución preliminar de la CFC declaró a todas las empresas móviles como dominantes para el servicio de terminación de llamada en la modalidad “El que llama paga”, cuestionando las tarifas que las compañías móviles cobran a las empresas de telefonía fija cada vez que un usuario quiere realizar una llamada a su red.

De negarles el amparo, ratificarse el anteproyecto de la CFC y convertirse en una declaratoria final, el costo de las tarifas que se cobran por hablar de un teléfono fijo a un celular podrían bajar.

Pérez Motta agregó que la CFC publicará a más tardar en las próximas dos semanas cuatro resoluciones más, también preliminares, sobre telefonía fija, referentes a terminación, originación, tránsito y enlaces dedicados, y otra sobre telefonía móvil.

Portabilidad

Entrevistado después de participar en el foro de la Liga de Economistas Revolucionarios, el funcionario explicó que la entrada en vigor de la portabilidad numérica -que permite a un usuario de telefonía cambiar de proveedor conservando su número-, corresponde a un diseño de políticas públicas destinado a promover la competencia en el sector de las telecomunicaciones.

“El hecho de que ahora el consumidor sea el dueño del número cambia las condiciones de competencia en el sector y eso promoverá que los precios bajen por la mayor competencia en ese mercado”, afirmó.

Agregó que la inconformidad que tiene Teléfonos de México por no poder ofrecer más servicios -televisión, pues lo tiene restringido en su título de concesión- no es un tema que le competa a la CFC analizar, pues ese organismo no lo puede modificar.

Al participar en la mesa “Regulación de mercados y protección del interés público” del foro de la Liga de Economistas Revolucionarios, Pérez Motta consideró que la telefonía fija debe abrirse en México a más inversionistas -hoy está restringido sólo al capital nacional- para que la competencia crezca; al mismo tiempo sería un motor para hacer eficiente el servicio.

En su opinión, “esto ya sucede en la telefonía móvil, y ahí tenemos mucha más eficiencia y mejores condiciones para los consumidores. Sería muy conveniente abrir la inversión (extranjera) a la telefonía fija”.

En otro tema, rechazó que Aeroméxico y Mexicana de Aviación hayan solicitado nuevamente la opinión de la CFC para poder concretar una fusión. Antes lo hicieron en octubre de 2007, pero les fue negada la autorización para fusionarse, afirmó.

“Pero habría que analizar ahora los niveles de concentración, si éstos han cambiado o si se han podido abrir las barreras de entrada se podría evaluar”, pero reiteró que ninguna se ha acercado a pedirle alguna opinión nuevamente.

Fuente: El Financiero, México