Inicio Web 2017 Actualidad Se triplica la ‘sextorsión’ en internet

Se triplica la ‘sextorsión’ en internet

ciberacoso-sextorsion

El incremento en el uso de redes sociales y de dispositivos móviles con cámaras para grabar en cualquier momento y lugar y compartir luego en internet las imágenes están contribuyendo en gran medida al aumento de casos de ciberacoso sexual.

La sextorsión, un tipo de chantaje para sacar dinero a la víctima bajo la amenaza de publicar sus fotos íntimas practicando cibersexo, se está triplicando en cifras, con estrategias cada vez más sofisticadas, advierten los expertos.

Sólo en el último semestre se han triplicado las notificaciones de afectados por sextorsión, según la organización PantallasAmigas, una entidad sin ánimo de lucro que aboga por el buen uso de la tecnología especialmente entre niños y adolescentes.

Jorge Flores Fernández, director de esta organización, asegura que en los últimos meses, en promedio reciben cada día alguna notificación de algún nuevo afectado por sextorsión, mientras que hace unos meses sólo ocurría de vez en cuando.

Los autores ahora suelen ser bandas más organizadas y preparadas para sacar el máximo dinero a sus víctimas, a las que exigen cantidades de dinero cada vez mayores.

También Carlos Fernández Guerra, del grupo de redes sociales de la Policía Nacional para la detección de amenazas en internet en España, explica que el perfil de víctima que busca actualmente el criminal ha variado, porque ahora también incluye a usuarios de redes sociales como Facebook, más dispuestos normalmente a pagar a cambio de no ver comprometida su reputación e imagen con fotos íntimas susceptibles de llegar a sus contactos más allegados.

Según los expertos, el contacto con la víctima, normalmente varón de entre 20 y 40 años, aunque también se da el caso de alguna mujer, suele iniciarse por internet, con un correo electrónico remitido por alguna mujer, normalmente ficticia, que intenta seducir al afectado con mensajes y poses seductoras, propiciando una amistad para poder más adelante ser chantajeado.

La mujer, bajo engaños, convence a su víctima a practicar cibersexo frente a la cámara de la computadora mientras que ella hace lo mismo desde su ubicación.

Finalmente, el grupo de criminales, ubicados en cualquier parte del mundo, lo obligan a pagar grandes sumas de dinero a cambio de no publicar sus imágenes entre sus contactos.

Aunque este tipo de extorsión en internet lleva un tiempo funcionando a nivel mundial, en los últimos meses se ha hecho más sofisticada, con un fuerte incremento del número de afectados.

Los delincuentes recurren a técnicas de ingeniería social, para conocer mejor a sus víctimas a la hora de seducirlas, con procedimientos previamente muy estudiados para ganarse su amistad e ingresar en su círculo social.

La recomendación una vez chantajeado es borrar todos los perfiles de usuario en internet y guardar todas aquellas pruebas posibles para demostrar el chantaje ante la Policía a la hora de denunciar el caso.

Otro consejo que brinda PantallasAmigas es que antes de acceder a cualquier nueva red social o internet, si uno está dispuesto a desnudarse, sería protegerse al máximo y navegar por ejemplo con una identidad distinta a la real.

Opinión