¿Será el año de WiMAX?

Por Mundo Contact | 5 febrero 2008 | Tecnología

La tecnología WiMAX puede realizar conexiones inalámbricas de banda ancha a una velocidad de 70 megabits por segundo, en un área de hasta 64 kms.

Imagina un “hotspot” que, en vez de 30 metros, tenga un alcance de varios kilómetros. Podrías llevar tu computadora a cualquier sitio en un área de varios kilómetros cuadrados sin perder tu conexión de banda ancha.

Mejor aún, si tu proveedor de servicio colocara varias antenas, tendrías cobertura de internet en toda una ciudad, de manera similar a la que disfrutas en tu celular. ¿Interesante?

La tecnología para hacerlo existe desde el 2001. Se llama WiMAX –son las un tanto forzadas siglas de Worldwide Interoperability for Microwave ACCess, o Interoperabilidad Mundial de Acceso por Microondas: Esto es, es una tecnología para transmitir información inalámbrica a través de grandes distancias.

WiMAX, que es promovida principalmente por Intel, ha sido la gran promesa incumplida durante varios años. Todo el mundo la quiere, pero nadie se anima a instalarla.

Los motivos son varios. El primero es que, tanto en Estados Unidos como en México, ha enfrentado el obstáculo de toda tecnología: La barrera inicial de no tener usuarios (también conocido como el problema del huevo y la gallina).

Hoy en día, casi cualquier laptop tiene WiFi… pero ninguna tiene WiMAX. Y por hoy, es imposible comprar un equipo con WiMAX. Sencillamente, nadie los está vendiendo.

Por otra parte, ante la ausencia total de usuarios con equipos que se conecten a WiMAX, los prestadores de servicio han dudado antes de invertir los millones necesarios para instalar la infraestructura necesaria para ofrecer el servicio.

Otro factor que ha retrasado la entrada de WiMAX en los mercados está en el espectro de transmisión. Al igual que con las estaciones de radio, las frecuencias disponibles para la comunicación inalámbrica son limitadas, y si no se distribuyen bien pueden interferir entre sí.

“Para nosotros, las frecuencias son como el cable coaxial y el cobre para los cableros”, expresó Roberto Martínez Ruvalcaba, director de Planeación de Tecnología de Axtel. Sin una frecuencia asignada, simplemente no pueden trabajar. Y con frecuencias limitadas, asignar algunas de ellas a WiMAX implica no ofrecerlas para servicios de telefonía.

¿Adiós celulares?

Resulta curioso cómo el objetivo de WiMAX ha evolucionado con el tiempo… aún antes de que entre en uso.

Originalmente –alrededor del 2001–, la idea era ofrecer conectividad ubicua a computadoras portátiles. Pero hoy, los fabricantes planean una ruta de colisión con las redes de telefonía celular.

WiMAX podría competir contra las tecnologías 3G. Un dispositivo de mano con conectividad WiMAX podría mantener una conexión a internet de alta velocidad, que factiblemente permitiría hacer llamadas de telefonía internet. Adicionalmente, los servicios de transmisión de datos serían más rápidos y más baratos.

En realidad, un celular-WiMAX no sería difícil de hacer. Y empresas como Samsung, Motorola, Alcatel y Nortel ya están trabajando en prototipos.

Si los proveedores de WiMAX cumplen su promesa de dar cobertura a ciudades enteras con velocidades de banda ancha, sus usuarios podrían estar siempre conectados mediante Voz sobre IP, además de realizar otras actividades comunes en línea, como mensajería instantánea, correo electrónico y descargas de música y video.

WiMAX cuenta con otra ventaja importante: Como a fin de cuentas se trata de un protocolo de acceso a internet, es completamente abierto, de modo que el usuario podría usar su equipo para conectarse a la Red y todos sus servicios –a diferencia de las redes cerradas que usan los operadores de telefonía celular.

En cambio, contra lo que pudiera pensarse, WiFi parece estar a salvo, dado que cumple con un nicho específico al estar dirigido a redes locales.

“En lo que se refiere a las comunicaciones inalámbricas de banda ancha, pensamos que WiFi es la tecnología correcta”, explicó el director de Tecnología de Intel, Justin R. Rattner, durante la inauguración del nuevo laboratorio de la compañía en Guadalajara. “Sin embargo, si quieres cubrir una gran área, la forma de hacerlo es mediante WiMAX. WiFi está bien para edificios, aeropuertos, restaurantes, cafeterías… Pero si quieres abarcar cuadras completas, WiMAX es la mejor opción”.

En lo que va a la velocidad, ambas tecnologías pueden dar resultados similares. Si bien WiMAX puede alcanzar hasta 40 Mbps o más, esta velocidad normalmente se distribuye entre múltiples usuarios que terminarán teniendo velocidades de entre 1 y 5 Mbps.

¿En dónde vamos?

Aunque ya hay algunas redes WiMAX instaladas en Estados Unidos, su carácter es local y experimental; no hay todavía una oferta de WiMAX comercial. Pero las primeras ya se aproximan.

Sprint, que tendrá el primer lanzamiento comercial a gran escala de WiMAX en los Estados Unidos, invertirá 2 mil millones de dólares a lo largo del 2008, y su inversión total probablemente llegará a los 5 mil millones a lo largo de los próximos 3 años. El lanzamiento inicial, que tendrá lugar durante la primavera del 2008, llegará a las ciudades de Chicago, Baltimore y Washington D.C.

Ya que el lanzamiento no tendría sentido sin dispositivos que aprovechen el nuevo servicio, la compañía anunció a principios de este año su alianza con tres compañías: OQO, que lanzará una computadora ultramóvil con capacidades WiMAX; Zyxel, que producirá un módem móvil, y ASUSTek, que lanzará múltiples dispositivos equipados con la tecnología.

Intel también ha apostado muy fuerte, y está promoviendo la adopción de su próxima generación de procesadores Centrino Duo, que cuentan con soporte nativo WiMAX –es decir, una laptop con este procesador podrá conectarse a la Red sin necesidad de equipo adicional.

En México, Axtel ya está trabajando en pruebas piloto, expresó Martínez Ruvalcaba, y esperan ofrecer WiMAX como un servicio en el futuro cercano. La empresa, que ya tenía frecuencias asignadas para otros fines, encontró el modo de reasignarlas para darle “espacio” a su lanzamiento de WiMAX.

Mientras tanto, las otras compañías interesadas en usar esta tecnología pueden participar en las licitaciones que la SCT publicó en octubre. En Europa y en Estados Unidos, mientras tanto, WiMAX esta “peleando” todavía para obtener su rebanada de radiofrecuencia en un éter muy peleado por las compañías celulares.

Aunque aún no ha anunciado planes formales, Telmex también está haciendo pruebas, e incluso instaló una red de demostración durante el Fórum de las Culturas en Monterrey. Pero aún no hay un plazo para ofrecer el servicio.

¿Y WiMAX…es para mi?

De acuerdo con Axtel, esta tecnología de transmisión inalámbrica iniciará su despliegue en las principales ciudades del país a principios del año que entra, y hacia finales del 2008 ya estarán en el mercado los dispositivos que permitirán aprovecharla.

Así que, cuando WiMAX llegue… ¿quienes serán los primeros usuarios?

“Espero que sean al inicio negocios que tengan necesidades de automatizar su fuerza de trabajo en el campo, y personas que tengan necesidad de acceso a internet, acceso a sus correos y aplicaciones de negocios”, explicó Martínez Ruvalcaba.

“Pero en la medida que podamos ofrecer servicios más accesibles, vamos a acelerar la curva de adopción. Si decidimos acelerar el servicio de videollamadas y lo posicionamos a la par del servicio de llamadas de voz, considero que podríamos llegar a un publico más amplio”.

Fuente: Reforma, México