Sin tecnología, baja competitividad: BEA Systems

Por Mundo Contact | 17 septiembre 2007 | Tecnología

SAN FRANCISCO, CA.- Un país que no aplica las nuevas tecnologías de información y comunicación está condenado a la baja competitividad y productividad de su economía, así como a un crecimiento más inestable.

De cara con la “nueva economía”, BEA Systems, compañía líder mundial de software de infraestructura empresarial, sentenció que la voracidad de la economía mundial “no dejará títere sin cabeza” a aquel país que no implemente dichas tecnologías en cualquier nivel de sus procesos productivos, ya que son un factor que impulsa la competitividad de las economías, sin importar si éstas se aplican en países industrializados o emergentes.

Pero, ¿qué es la nueva economía? La idea arranca de la existencia de ciertas innovaciones tecnológicas, especialmente en el campo de los sistemas de información y comunicación.

Estas innovaciones causan cambios en parámetros económicos básicos, como métodos de organización, precios relativos, productividad, eficiencia, relaciones entre variables macroeconómicas, que dan como resultado tasas más elevadas de crecimiento económico no inflacionarias durante periodos más prolongados de tiempo.

Así, el concepto de nueva economía tiene que ver con una causa (innovación tecnológica), con una correa de transmisión (métodos de organización, productividad, etcétera) y con un resultado final (más crecimiento sostenido con estabilidad durante más tiempo).

“Crecimiento elevado de la productividad, con una mayor competencia económica y condiciones más favorables para la adopción y el desarrollo tecnológico permitirá producir nuevos bienes y servicios, incursionar en mercados internacionales y desarrollar procesos más eficientes, lo que redituará en una mayor producción y en ingresos más elevados”.

Nuevos y mejores servicios

En el marco del foro “BEAWorld2007”, realizado en esta ciudad estadounidense la semana pasada, la plantilla directiva de Bea Systems que desfiló en cada una de las ponencias, detalló que cada sector económico tiene requisitos, presiones empresariales y desafíos competitivos únicos, por lo que las soluciones tecnológicas permiten crear una empresa con mayor capacidad de respuesta y contar con niveles más elevados de adaptación.

Mencionaron que los sectores de telecomunicaciones, financiero, gobierno y manufacturero enfrentan a diario la modernización tecnológica y la obligación de ofrecer a sus clientes nuevos y mejores servicios.

Un reto que enfrentan economías como la de México, es la integración de las tecnologías de la información y comunicación a la pequeña y mediana empresa, al constituir éstas cerca de 99% del total de unidades económicas del país, y alrededor de 50% del Producto Interno Bruto (PIB), y contribuyen a la generación de 70% de los empleos.

Con una política integral se encaminará a aprovechar el entorno internacional para potenciar el desarrollo de la economía mexicana, para elevar el potencial de crecimiento y su productividad, continuar con el proceso de apertura hacia otros mercados y favorecer la entrada de bienes de capital e insumos.

La competitividad atrae la inversión, lo que conlleva la generación de empleos y permite una transferencia de tecnología de punta, sentencia BEA Systems.

Fuente: El Economista, México