Sistemas de pago móviles se enfrentan en competencia vertiginosa

Sistemas de pago móviles se enfrentan en competencia vertiginosa

El sostenido crecimiento de los sistemas de pago electrónicos se vio súbitamente violentado por el lanzamiento de Apple Pay

Por Rafael Ugalde | 17 abril 2015 | Actualidad, Tecnología

Los tradicionales sistemas de pago de productos y servicios caen cada vez más en la obsolescencia ante el arrollador progreso de la movilidad, que habilita los procesos comerciales y favorece el flujo de las finanzas y la economía.

Desde su lanzamiento, Apple Pay ha funcionado como un revulsivo que apresura los sistemas y procesos de los sistemas móviles ya establecidos como Google, Samsung y PayPal, y ha dado lugar al surgimiento de nuevas propuestas que pretenden, todas ellas, asegurar una tajada del enorme y acelerado mercado que demanda soluciones eficientes, cómodas y seguras en los procesos de pago.

Apple fue el disparador con su anuncio en septiembre de 2014 de un sistema móvil de pagos sólo disponible en iOS, específicamente para sus modelos iPhone, iPad y el Apple Watch.

Apple Pay es el primer sistema en aprovechar al máximo  la tecnología de Near Field Communication (NFC) y que además ha sido reconocido por haber incorporado la ‘tokenización’, que ha permitido ocultar los datos bancarios de los usuarios.

apple-payEn las tiendas de Apple, todos los datos financieros de los usuarios están en un chip al que sólo se accede cuando un ‘token’ se proporciona y además se requiere de la huella digital del usuario para realizar una transacción segura.

Por ahora, Apple play es aceptada en 50 cadenas comerciales estadounidenses, como McDonald’s, Whole Foods, etc.

Google Wallet se piensa que se adelantó a su tiempo y no es muy diferente a Apple Pay, e incluso cuenta con la ventaja que significa su alcance y su mayor participación de teléfonos vendidos con su sistema Android.

De hecho, Android tiene una participación de mercado del 52% en Estados Unidos; 51% en el Reino Unido, 73% en China y 85% en México, según informa Kantar Worldpanel, despacho de investigación y análisis.

Por lo que corresponde a Samsung, tampoco tiene diferencias muy notables con Apple y Google, gracias a comunicación de NFC  y ‘tokenización’. El Galaxy de Samsung S6 y S6 Edge tienen capacidades biométricas de huellas dactilares.

Samsung Pay se puede utilizar en todos los puntos de venta de terminales que utilizan tecnología de banda magnética, lo cual representa una ventaja, aunque sea transitoria, respecto a Apple Pay.

PayPal también tiene una historia notable en sistemas de pago móviles. Su sistema de punto de venta no cuenta con la facilidad de utilizarse sin bloquear el teléfono, lo cual representa una desventaja considerable que han frenado su adopción.

No obstante, la adquisición de Paydiant, que utiliza códigos QR para procesar los pagos, puede resolver esta situación.

PayPal tiene una marcada orientación hacia las pymes, con planes para desplegar un nuevo lector con tecnología de NFC , lo cual significa que las pymes podrán aceptar Apple Pay, Android Pay otros sistemas de pago móvil.

Desde luego, existen otros sistemas como el de Starbucks, que están desplegando intensos esfuerzos por competir en este jugoso  mercado.

Algunos analistas calculan que los consumidores en general utilizarán un sistema de pago y no tendrán una alta rotación de uno a otro.

Asimismo, se estima que la adopción de las sistemas de pago móviles será más acelerada en las generaciones jóvenes, ya que los de mayor edad tienden a conservar los modelos convencionales que han utilizado durante 20 años o más.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *