Inicio Tecnología 2017 Sony Ericsson apunta a Latinoamérica e India con teléfonos de bajo costo

Sony Ericsson apunta a Latinoamérica e India con teléfonos de bajo costo

En unos pocos años, Miles Flint el presidente ejecutivo de Sony Ericsson, convirtió a una pequeña empresa nueva en un importante fabricante de celulares. Lo logró, en parte, usando las marcas de Walkman y de las cámaras Cybershot de la compañía matriz Sony Corp. en los aparatos.

El problema es que para cumplir con su meta de convertirse en uno de los tres mayores jugadores de la industria, la empresa necesita expandirse más y llegar a un mercado más masivo.

Así que Flint ha apostado por los mercados emergentes de alto crecimiento, como América Latina e India. En los últimos meses, la empresa ha lanzado una serie de celulares básicos y se ha asociado con otras compañías para desarrollar y fabricar modelos de precios más bajos.

Este esfuerzo ha colocado a Sony Ericsson en el centro del ya competitivo campo de juego en el que el gigante finlandés Nokia Corp. se enfrenta a los fabricantes asiáticos de bajo costo. Así, Flint tendrá que realizar el delicado acto de equilibrismo de vender aparatos más baratos y, al mismo tiempo, mantener la rentabilidad de la compañía.

Este desafío ya hizo tropezar al fabricante estadounidense Motorola Inc. Hace poco, la compañía advirtió que su unidad de teléfonos móviles registraría pérdidas este año y que no seguiría rebajando sus precios en respuesta a sus rivales, en especial en los mercados emergentes. “La parte más baja del mercado sigue siendo fuertemente competitiva”, dice Flint.

Sony Ericsson se fundó en 2001 como una empresa conjunta entre la japonesa Sony y la sueca Telefon AB L.M. Ericsson. Flint, de 54 años y proveniente del mundo del marketing, asumió el mando en 2004 y contribuyó a que la empresa se ganara la reputación de tener aparatos de apariencia sofisticada bajo la marca Walkman.

Crecimiento explosivo

Sony Ericsson ha vendido 35,5 millones de celulares Walkman desde su lanzamiento a mediados de 2005. La compañía, cuya casa matriz está en Londres, también ha sacado una serie de celulares con lentes de cámara fotográfica de alta calidad bajo la marca Cybershot. Las ganancias netas de la empresa en el último trimestre alcanzaron los US$347 millones, más que el doble frente al mismo período del año anterior. Los ingresos del último trimestre aumentaron 47%, a US$3.955 millones.

Con una participación de mercado de 9%, Sony Ericsson es el cuarto mayor fabricante de celulares del mundo, según la firma de investigación Gartner Inc. El líder es Nokia, con 37%.

Sin embargo, la competencia va en aumento. Nokia está desarrollando celulares con un fuerte componente musical y ayer dio a conocer varios modelos nuevos. Apple Inc. lanzó hace poco su muy anunciado iPhone. Y LG Electronics Inc. tiene en la mira el nicho de los celulares con cámara de Sony Ericsson. La compañía sudcoreana planea lanzar un modelo en los próximos meses diseñado especialmente para los usuarios a los que les gusta sacar fotos.

La enorme brecha con Nokia se debe en parte a la debilidad de Sony Ericsson en algunos países clave. En India, que es uno de los mercados de celulares que más rápido crece, la participación de mercado de Sony Ericsson es de 6%, según Richard Windsor, un analista de Nomura. En cambio, la de Nokia supera el 70%.

Para fortalecer la posición de la compañía, Flint ha expandido los celulares que cuestan menos de US$140. En lo que va de año, ha lanzado seis aparatos básicos, incluyendo uno pensado para los mercados latinoamericanos e indio que no viene con radio FM ni cámara. Flint afirma que, al menos de momento, no competirá con los celulares más baratos, debido al desafío que suponen para mantener los márgenes de rentabilidad.

Otro de los retos que enfrenta en los mercados emergentes es construir una enorme red de distribución. Este es especialmente el caso de India, donde los celulares muchas veces se venden en pequeñas tiendas o quioscos. Para aprovechar bien el mercado de los celulares de menor costo, los ejecutivos de Sony Ericsson “tienen que enfocarse en las áreas rurales y suburbanas”, recalca Flint.

Fuente: The Wall Street Journal 

Opinión