Sony une fuerzas con Cogitai para investigación y desarrollo de Inteligencia Artificial

Sony une fuerzas con Cogitai para investigación y desarrollo de Inteligencia Artificial

Sony y Cogitai planean colaborar en el desarrollo de tecnologías innovadoras de IA, utilizando aprendizaje reforzado profundo con tecnología predictiva

Por Mundo Contact | 20 mayo 2016 | Boletines de Prensa, Tecnología

Sony Corporation anunció su unión con Cogitai, una flamante empresa de inteligencia artificial (IA) dedicada a tecnologías de próxima generación. Ambas empresas planean colaborar en el desarrollo de tecnologías innovadoras de IA, utilizando aprendizaje reforzado profundo con tecnología predictiva que podría utilizarse como base para la próxima generación de aplicaciones y productos de IA.

Cogitai fue fundada en septiembre de 2015 por tres investigadores líderes en IA: Mark Ring (director ejecutivo de Cogitai, y pionero en aprendizaje continuo y aprendizaje reforzado), Peter Stone (Presidente y Director de Operaciones de Cogitai, profesor en la Universidad de Texas en Austin, y líder en aprendizaje reforzado, sistemas multiagente y robótica), y Satinder Singh Baveja (director científico y CTO de Cogitai, profesor en la Universidad de Michigan, y líder en aprendizaje reforzado, motivación intrínseca, y la combinación de aprendizaje profundo y aprendizaje reforzado).

La meta de la compañía es desarrollar tecnología de IA que permita a las máquinas aprender continuamente de la interacción con el mundo real, permitiendo que, con la experiencia de las cosas cotidianas, se vuelvan más inteligentes, más hábiles y con mayores conocimientos. Además de sus distinguidos fundadores, Cogitai también ha reunido un Panel de Expertos formado por los mejores académicos de IA del mundo, quienes participarán activamente en el desarrollo de esta tecnología.

La IA ha evolucionado en los últimos 60 años. Al comienzo, la IA consistía en programar computadoras para que llevaran a cabo tareas específicas que previamente habían requerido de la inteligencia humana. Sin embargo, programar máquinas para que actuaran de manera inteligente resultó mucho más difícil de lo que los investigadores habían imaginado dada la riqueza y complejidad que subyace al conocimiento humano y a lo sofisticado de su entendimiento y percepción.

El aprendizaje automático surgió como un método crítico para resolver este problema ya que permitía capacitar a las máquinas con ejemplos en lugar de hacerlo mediante la programación explícita. Este enfoque es muy eficaz cuando están disponibles grandes  cantidades de ejemplos de alta calidad.

El aprendizaje profundo, que adoptó su forma actual alrededor del 2010, es una forma particularmente poderosa de aprendizaje automático, capaz de advertir sutilezas finas en los datos y de realizar distinciones como el ser humano. No obstante, para utilizar estos métodos de aprendizaje automático, los humanos todavía tienen que rotular los datos.

El aprendizaje reforzado surgió en la década de 1980, inspirado por la psicología conductista. Además, permitió el desarrollo de sistemas inteligentes que realizan sus propias elecciones, eligiendo las acciones y obteniendo luego recompensas (y penalidades), y mejorando a partir de la experiencia. Si bien fue una gran innovación, la representación tanto del conocimiento como del mundo debía ser creada por humanos, lo que limitaba los sistemas a determinados tipos de tareas estrechamente definidas.

La combinación de aprendizaje reforzado y aprendizaje profundo, denominada aprendizaje reforzado profundo, es considerada como la innovación que supera estas limitaciones. De hecho, el poder del aprendizaje reforzado se demostró a través del reciente éxito de AlphaGo, un sistema de juego con IA de Google DeepMind. Estos sistemas de IA tienen la capacidad de aprender a superar a los humanos en tareas complejas pero aun estrechamente definidas.

Sony y Cogitai consideran que el nuevo desafío para la IA es la creación de sistemas que puedan aprender en forma autónoma y continua a partir de la experiencia – sistemas de desarrollo cognitivo autónomo (o sistemas de aprendizaje continuo) que muestran una capacidad de ser flexible y pueden aprender a reaccionar adecuadamente en una amplia variedad de dominios de tareas.

Estos sistemas permitirán a las máquinas desarrollar en forma autónoma sus propios conocimientos y habilidades a partir de la experiencia interactiva con el mundo real, y luego compartir y ampliar entre sí sus conocimientos, habilidades y entendimiento.

Sony tiene una vasta trayectoria en I&D de IA. En 1999, Sony anunció a AIBO, un robot totalmente autónomo, que incorporaba diversas tecnologías de IA de vanguardia, como reconocimiento de rostros y reconocimiento de voz. Estas tecnologías se incorporaron posteriormente a productos y servicios de Sony, como cámaras digitales y servicios personalizados de recomendación de programas de televisión.

En paralelo, Sony estableció el Laboratorio de Dinámica de Inteligencia de Sony en 2004, que estudiaba el desarrollo autónomo de la inteligencia, denominado Dinámica de Inteligencia. Las funciones técnicas de la Dinámica de Inteligencia son el aprendizaje predictivo y el autodesarrollo por motivación intrínseca, la capacidad de las máquinas de desarrollar habilidades en forma autónoma como sistemas abiertos. Estas actividades se transfirieron al grupo de I&D corporativo de Sony en 2006, y Sony ha continuado con el estudio de tecnologías de IA, incluyendo el aprendizaje profundo y el aprendizaje reforzado.

En la actualidad, las actividades basadas en tecnologías de IA son administradas por el Grupo de I&D de Sistemas en la sede central de Sony, donde se crean productos y servicios innovadores, incluyendo la Experiencia de Realidad Aumentada (SmartAR) que se incorpora a la aplicación “AR Effect” de Xperia™, el reconocimiento de actividad que se utiliza en la aplicación Lifelog de Xperia, y las funciones de inicio de sesión por reconocimiento de rostro que utiliza PlayStation® 4.  En febrero, Sony Mobile presentó Xperia Agent, que responde a la voz del usuario y brinda información útil, asistencia a la comunicación con voz y gestos, y controles de electrodomésticos.

Además, en marzo de 2016, el programa Future Lab Program de Sony dio a conocer “Project N”, un dispositivo wearable que se lleva sujeto al cuello y ofrece una interfaz interactiva totalmente de manos libres que permite acceder a información de música y audio sin necesidad de audífonos. Project N utiliza procesamiento avanzado de señales de audio y reconocimiento robusto de voz.

Junto con estas actividades, Sony Computer Science Laboratories, Inc. (Sony CSL) lleva a cabo una amplia gama de investigaciones de IA, que van desde estudios teóricos básicos, como geometría computacional, inferencia causal a partir de datos ruidosos abiertos y la evolución del idioma y la percepción, hasta la aplicación de IA, experiencias musicales interactivas, procesos de fabricación y otros dominios diversos.

Las investigaciones están a cargo del Dr. Hiroaki Kitano, ex presidente de la Conferencia Conjunta Internacional sobre Inteligencia Artificial, importante sociedad internacional de IA, presidente fundador de RoboCup, y ganador del premio Computers and Thoughts Award en 1993. Sony CSL, ubicada en Tokio y París, es el símbolo de la investigación de IA dentro de la comunidad global de IA. “Sony y Cogitai poseen visiones complementarias sobre el rumbo que tomará la IA,” comentó Toshimoto Mitomo, ejecutivo corporativo a cargo de Propiedad Intelectual y Desarrollo de Negocios a Mediano y Largo Plazo de Sony Corporation. “Al trabajar con Cogitai, podemos combinar la experiencia práctica de algunos de los mejores cerebros en el campo de la IA con nuestros ingenieros y tecnologías de punta, como por ejemplo tecnologías de detección, para desarrollar productos que verdaderamente puedan cambiar el mundo.”

“Estamos entusiasmados por contar con el profundo respaldo de Sony para ayudarnos a lograr la próxima generación de inteligencia artificial,” comentó el Dr. Mark Ring, uno de los tres fundadores de Cogitai. “Hay muchas empresas explorando diferentes posibilidades con la IA, pero confiamos en que las tecnologías que planeamos desarrollar con Sony representen el rumbo que tomará el sector en el futuro”.

“Estamos convencidos de que la IA se incorporará a diversos productos para convertirse finalmente en algo habitual,” expresó el Dr. Hiroaki Kitano, presidente y CEO de Sony CSL. “Mientras se desarrolla esta evolución, lo más importante es centrarse en el beneficio que esta tecnología brinda a los consumidores.  Por ello, será fundamental la elección de dominios, propuestas de valor y la forma en que se pueden alinear las tecnologías de modo que puedan funcionar juntas. Desde esta perspectiva, la colaboración entre Cogitai y Sony es un importante hito para la próxima ola de IA”.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *