Inicio Tecnología 2017 Súper Wi-Fi promete revolucionar servicios de Internet

Súper Wi-Fi promete revolucionar servicios de Internet

Comnet, a la expectativa de las necesidades del clienteIncorpora servicios de valor agregado para Pymes

México, 14 de mayo.– Inició operaciones con apenas el capital mínimo que se requiere para constituir formalmente una empresa. Sin embargo, 17 años después Comnet no sólo logró ganar el Premio Nacional de Tecnología 2007, sino colarse con estilo en el sector de las telecomunicaciones y dar la batalla a las grandes empresas del sector.

Además ya tiene listo un nuevo producto, hasta el momento único en el país, que se llama Súper Wi-Fi, el cual promete revolucionar los servicios de Internet a empresas no mayores a 500 empleados, lo que impulsará sus ventas a casi al doble durante el primer año de operaciones.

Como director y fundador de la firma, Alejando Acosta supo desde el principio que la única manera de sobrevivir en el mercado y defenderse de los corporativos de la industria, era enfocarse a atender a las medianas y grandes empresas –no transnacionales– del país, ofreciéndoles trajes a la medida, soportados en tecnologías de sus competidores.

El directivo explicó que la compañía, especializada en servicios de telecomunicaciones, tiene más de cinco años evolucionando sus productos bajo la premisa de escuchar la voz de sus clientes, porque ellos son los que marcan la pauta para saber dónde innovar, tanto en el mundo del wireless como en la parte de servicios administrativos.

La empresa tiene cerca de 400 clientes recurrentes, dentro de casi todos los giros comerciales, excepto gobierno; y manifestó que, aunque han participado en concursos de licitación para realizar algunos proyectos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por el momento no les interesa trabajar en esa línea.

En entrevista, Acosta aseguró que no todo fue color de rosa para Comnet. Por dos años se dedicaron a vender acceso a Internet –como Proveedor de Servicios de Internet o ISP–, bajo la modalidad de enlaces dedicados a empresas con infraestructura robusta como bancos o corporativos; por un tiempo todo estuvo bien, hasta que Teléfonos de México lanzó al mercado el Infinitum.

“Para nosotros representó una amenaza, la vimos clarita, sabíamos que tarde o temprano nuestros clientes se iban a ir uno a uno al servicio Infinitum, no teníamos manera de competirle a Telmex, por ningún lado que se viera. El servicio que vendíamos en diez (pesos) ellos lo ofrecían en uno o menos de uno”.

La empresa buscó aprovechar la plataforma del Infinitum y desarrolló un servicio denominado DTN VOIP, que permitió dar a sus clientes un valor agregado.

Explicó que sobre Internet de alta velocidad de Telmex montaron un esquema administrado y rentaban equipos y servicios a sus clientes para que pudieran enviar voz y datos. Un caso de éxito para la empresa fue Vitamédica, que tiene 85 sucursales conectadas a través del servicio, “a costa de una fracción de lo que cuestan las alternativas de otras compañías telefónicas”.

Súper Internet, la revancha

No conforme con lo anterior, Comnet decidió aliarse con una empresa similar de Miami, para juntos crear un nuevo producto que aprovechará el boom que ha provocado la liberación de frecuencias para Internet inalámbrico en nuestro país. Lo llaman Súper Wi-Fi, y promete dar una conexión con un alcance diez veces superior al que hoy oferta Telmex, ya que alcanza un perímetro de hasta un kilómetro.

El empresario detalló que aunque no ofrece mayor rapidez de conexión, el sistema combina tres protocolos importantes –Wireless, Wi-Fi y Wi-Max– en un solo dispositivo, lo cual lo hace mucho más barato y con un alto potencial de mercado.

Añadió que con estas capacidades es posible actualizar la base de datos y películas –que involucra archivos de hasta 50 megabytes–, de una flota completa de camiones de transporte de pasajeros, mientras se les da mantenimiento mecánico y de limpieza; también permite conectar dispositivos de lectores de barras inalámbricos dentro de un supermercado para efectuar inventarios.

Acosta expuso que atacarán el mismo nicho de mercado en el que están inmersos, en donde han identificado un potencial de siete mil empresas compuestas por 50 a 500 empleados que requieren de este tipo de servicios.

Esto ocasionaría durante el primer año de operaciones del Súper Wi-Fi ingresos por ventas de cinco millones de dólares, y para el siguiente 15 millones de dólares, adicionales a la facturación anual que hace Comcet –por cuatro millones de dólares– por la comercialización de otros servicios. De igual forma, la empresa espera que continúe creciendo su rentabilidad, ya que en los últimos tres años ha logrado incrementos del 20 por ciento anual.

Fuente: El Financiero, México

Opinión