Seguridad en la nube: una responsabilidad compartida (parte 2)

Seguridad en la nube: una responsabilidad compartida (parte 2)

En la primera parte de este artículo observamos cómo, en un modelo tradicional, la administración de infraestructura es responsabilidad 100% de la organización; en el modelo de nube, la responsabilidad se comparte.

La nube posee un éxito muy importante y creciente; poco a poco las empresas adoptan este paradigma, pero se quedan con dudas antes de dar el paso.

 

¿Cómo confiar en un Service Provider?

Certificaciones y normas

  • Infraestructura

Un criterio estandardizado que permite evaluar la seguridad que ofrece un centro de datos es el nivel que tiene al respeto del “Telecommunications Infrastructure Standard for Data Centers”, que define cuatro niveles de centro de datos.

El más sencillo es el nivel 1, básicamente se refiere a una sala de servidor, como muchas empresas tienen. El más complejo es el nivel 4, que está diseñado para alojar los sistemas informáticos más críticos, con subsistemas totalmente redundantes, la capacidad de operar continuamente durante un período de tiempo indefinido durante cortes de energía primarios. El nivel de “Tier” determina también el porcentaje de disponibilidad y entonces el tiempo anual de parada.

  • Software

Al igual que la parte infraestructura, el software está a prueba en los centros de datos. ¿Si contrato un servicio de nube pública, cómo puedo saber que la plataforma que voy a utilizar para mis servicios es diseñada según criterios rigorosos y las mejores prácticas?

Agencias como CSA (Cloud Security Alliance) entregan certificaciones que aseguran que la oferta de nube respeta algunos criterios predefinidos y esenciales para este tipo de servicio.

ISO 27001 (Information technology — Security techniques — Information security management systems — Requirements) y ISO 9001 (Quality Management Systems) son también indicadores fiables del nivel de confianza que pueden tener al respeto de una solución de nube.

Además, algunas actividades requieren certificaciones propias. Ejemplos podrían ser PIC DSS (Payment Card Industry Data Security Standard) o HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability Act).

 

¿Quién me podría ayudar a migrar a la nube?

Ahora que eligieron quién va a ser el Service Provider, tienen que decidir si quieren migrar a la nube solos o con el apoyo de una empresa especializada. El nivel de conocimiento que tiene su equipo de sistemas de la plataforma escogida, la experiencia que tienen al respeto de una migración hacia la nube, el tiempo y el dinero que quieren dedicar a este proyecto son criterios que pueden influenciar la respuesta.

La decisión queda de su lado, pero identificamos riesgos que hay que considerar. El apoyo de un especialista va a ayudar en responder a estas preguntas:

  • ¿Qué servicios migrar?

Las aplicaciones y servicios críticos que son sensibles funcionarían mejor y más eficientemente en una infraestructura “in-house”. Las aplicaciones sensibles a la latencia o que requieren una infraestructura grande deberían quedarse en las instalaciones de la empresa también. Recomendamos empezar con servicios “cloud friendly”, tipo correo electrónico, sitio web o aplicaciones que fueron desarrolladas para entornos virtualizados y, posteriormente, ir moviendo hacia la nube otros servicios de mayor complejidad.

  • ¿Cómo diseñar una arquitectura en la nube?

Una de las problemáticas de las organizaciones que quieren migrar a la nube es que a menudo diseñan una infraestructura en nube como si fuera “in-house”. Es un error frecuente. Una solución en la nube necesitará menos recursos porque vamos a dimensionar la infraestructura según una demanda media, la nube se encargará, de manera elástica, de adaptarse a la demande creciente o decreciente de la aplicación (noción de pico – escalabilidad).

  • ¿Cómo evalúo el costo probable?

Puede ser muy difícil evaluar un costo. Regresando al punto del dimensionamiento de la infraestructura, vemos empresas que evalúan mal el costo y tienen sorpresas desagradables cuando cae la primera factura. Tener la oportunidad de contar con el apoyo de un integrador es muy recomandable porque él conoce el modelo de negocio del Service Provider en la nube.

  • ¿Cómo aporto esta cultura en la empresa?

Migrar a la nube no es suficiente, el reto es traer también los cambios necesarios para aprovechar de toda la potencia de la nube. Temas como desarrollo, seguridad, monitoreo deben de ser adaptados al paradigma de la nube.

 

En conclusión

Vimos que los pormenores de la seguridad en la nube son complejos, pero identificados. Ahora entonces ya no nos preguntamos si la nube es segura o no, la pregunta ahora es cómo identificar, según sus especificaciones y su sector de actividad, el mejor proveedor y el especialista que me va a acompañar para que el proyecto sea un éxito. También es responsabilidad del cliente preguntarse cuáles son las medidas que, de su lado, puedo tomar para maximizar la seguridad de su sistema y aplicaciones.

Por Romain Malenfant, Director Comercial en Cobalt Bond

Leer más

Preocupa seguridad en cloud a 44% de responsables de TI

Preocupa seguridad en cloud a 44% de responsables de TI

En general, los tomadores de decisión de TI tienen una opinión personal positiva sobre la nube: el 80.1% ha respondido afirmativamente sobre la adopción de una estrategia de Cloud Computing en una encuesta elaborada por Paessler.

Sin embargo, eso no significa que hayan migrado todo a la nube. Los resultados de la encuesta ‘The state of cloud acceptance by SMB’, muestran que las funciones más populares son el hospedaje en la Web, blogs y gestión de contenido (39.2%), e-mail (32%) e intercambio de archivos (32.2%).

Mientras que las aplicaciones básicas son las más comunes en este momento, los tomadores de decisiones de TI planean implementar aplicaciones de negocios más complejas en 2018. Las más populares incluyen monitoreo de redes (34.6%), copia de seguridad (33.9%), ventas, CRM y sistemas de emisión de billetes  (35.4%).

A pesar del alto índice de aprobación de la nube, muchos tomadores de decisión de TI aún son escépticos sobre ciertos aspectos de esa tecnología. Específicamente, la seguridad de los datos se destacó como la mayor preocupación para 44.7%, que afirma que se trata de un gran obstáculo; 41.3% de los participantes cree que es algo preocupante.

Además, existen grandes diferencias en la forma como los diversos países trabajan con estrategias de Cloud Computing. Los tres países con mayor participación dentro de esta muestra fueron: Estados Unidos (47%), Alemania (11.2%) y Reino Unido (7.6%). Dentro de ese grupo, los decisores de TI en Estados Unidos fueron los más optimistas con relación a la adopción de la nube (87.6%), seguidos por Reino Unido (78.2%) ‒con una postura ligeramente menos positiva‒, y Alemania (58.3%), la más reservada en cuestión de Cloud Computing.

Según Dirk Paessler, Fundador y CEO de Paessler, la migración hacia la nube por parte de pequeñas y medianas empresas (pymes) está en curso y continuará inevitablemente. En último caso, la adopción del Cloud Computing y BYOD (Bring your own Device) cambiará para siempre la forma como las pequeñas empresas trabajan con TI. ‘Mientras que la nube será una parte importante de cómo los empleados tratan con la TI, el administrador de sistemas aún está administrando redes locales, switches y data rooms. Bienvenido al futuro híbrido’.

Leer más

Para 2020, la política ‘no cloud’ será impensable

Para 2020, la política ‘no cloud’ será impensable

Más de la mitad de los líderes en Infraestructura y Operaciones (I&O) de TI en México y Latinoamérica están enfrentando desafíos de presupuesto en el 2017, según Gartner.

La consultora afirma que para el año 2020, la política ‘no cloud’ será el equivalente a la política de ‘no internet’ en nuestros días.

Actualmente, los principales desafíos que más preocupan a los líderes de I&O y Centros de Datos de América Latina van, desde conseguir la madurez de los procesos de TI, presupuestar y reducir los costos de TI, hasta vincular los negocios con las estrategias y planes de TI, modernizando los sistemas tradicionales para obtener la mayor productividad de los servicios existentes.

A continuación se presentan 7 pasos que los líderes de negocio deben adoptar para transformar tanto su centro de datos como su estrategia de I&O para los próximos dos años:

1. Convertirse en un facilitador de servicios en la nube. Ir más allá de proporcionar un servicio para convertirse en un buen proveedor, director e intermediario.

2. Reducir la mentalidad ‘hardware’ y enfocarse en los servicios que necesitará para alcanzar su éxito empresarial.

3. Invertir en las capacidades de su equipo. Atender las brechas en las capacidades a través del desarrollo y reclutamiento de talento.

4. Prepararse para la futura integración y diseñar servicios privados en la nube con una interoperabilidad híbrida.

5. Tomar en cuenta personas, procesos y tecnología, así como planear iniciativas estratégicas en la nube para alcanzar el éxito.

6. Adoptar una postura ‘servicios por encima de las operaciones’, por medio de la capacitación, integración e inversión, utilizando una arquitectura híbrida que brinde apoyo al área TI.

7. Medir el éxito de su I&O frente a sus objetivos empresariales. Demostrar su valor a los líderes empresariales utilizando métricas que reflejen las prioridades del negocio.

 

‘El líder de TI es el encargado de cumplir la promesa de transformación, debe ser un facilitador, adoptando modelos de implementación ágiles que incluyan tecnologías emergentes como la nube, contenedores y micro servicios, gestionando una explosión de datos y alcanzando niveles de servicio cada vez mayores. Sobre todo, debe ser un transformador, sentando las bases del vasto ecosistema digital y Centro de Datos virtualizado del futuro’, en opinión de Federico De Silva, director de investigación de Gartner.

Leer más

Seguridad en la nube: una responsabilidad compartida

Seguridad en la nube: una responsabilidad compartida

El éxito de la nube

La computación en la nube (o Cloud Computing) ofrece aplicaciones rentables, económicas y fáciles de usar. El Cloud conoce un éxito creciente y las posibilidades que aporta este nuevo paradigma parecen sin fin y ofrecen al usuario una comodidad nunca vista.

Gartner predice que de aquí a 2020, el ingreso proveniente de los proveedores de IaaS y PaaS va a alcanzar los 55,000 millones de dólares (y superar las ventas de servidores).

Las ventajas son múltiples:

  • Ahorro: la nube significa una reducción de inversión de capital y costos operativos. Además, la empresa utiliza exactamente lo que necesita y paga por lo que consume.
  • Agilidad: las empresas pueden ofrecer nuevos servicios de manera mucho más rápida y sencilla que con una infraestructura tradicional.
  • Facilidad: el rompecabezas de dimensionamiento de una infraestructura tradicional no existe en la nube, las aplicaciones aprovechan la escalabilidad de la infraestructura, esencia misma del Cloud.
  • Movilidad: un acceso remoto incomparable desde la oficina, la casa, un dispositivo móvil, etc.

 

Sin embargo, lo anterior no significa que la transición hacia la nube se puede hacer de manera tan sencilla. Adoptar el Cloud es también aceptar hacer esfuerzos importantes y cambiar su manera de ver las cosas en principios fundamentales de la computación, a veces de los más sensibles. La seguridad es parte de los temas más críticos cuando se trata de sistemas y el Cloud vino a perturbar fuertemente las costumbres y maneras de trabajar.

 

Nube y seguridad

De manera nativa, la nube ofrece ventajas significantes cuando se trata de seguridad:

  • Las medidas de seguridad son más baratas cuando se aplican a gran escala. Podemos considerar que un proveedor de servicio en la nube puede invertir en sistema de seguridad que un solo cliente difícilmente puede permitirse.
  • Las ubicaciones múltiples proveen una mejor disponibilidad. Los proveedores en nube cuentan con los recursos económicos necesarios para replicar el contenido en ubicaciones múltiples, aumentando la redundancia y la independencia de los errores. En caso de desastre o de ataque, bascular hacia el sistema espejo es rápido y eficaz.
  • Mejora del tiempo de respuesta a los incidentes al dejar la responsabilidad de la parte material a expertos dedicados, aumenta la eficacia de tratamiento de los incidentes.
  • Un proveedor en nube puede permitirse contratar a especialistas para que se ocupen de las amenazas concretas a la seguridad, mientras que las empresas individuales difícilmente podrían.

 

Sin embargo, unas de las primeras objeciones que escuchamos cuando empezamos a hablar de nube es la parte de seguridad. Con razón, los CTO, CIO y CISO se preocupan de la integridad de los datos y la seguridad de las aplicaciones: ¿Qué tan segura es la nube? ¿Dónde están mis datos? ¿Cómo me pueden asegurar que mis aplicaciones van a ser protegidas? ¿Pueden los usuarios no autorizados acceder a mis datos confidenciales? ¿Por qué estas dudas son permitidas? y ¿de dónde nacieron?

La computación en la nube provee a los usuarios y empresas numerosas capacidades de almacenamiento y procesamiento de información en centros de datos de terceros. Podemos identificar dos tipos de problemas de seguridad: a los que se enfrentan los proveedores de la nube (IaaS: AWS, Microsoft Azure, Movistar, etc.; SaaS: Dropbox, Salesforce, Gmail, etc.) y los problemas de seguridad enfrentados por los clientes (compañías y organizaciones que utilizan el servicio).

En el modelo tradicional, que consiste en poseer y administrar su propia infraestructura in-house, la responsabilidad es al 100% de la empresa u organización. En el modelo de la nube, la responsabilidad es compartida.

 

¿Cómo se dividen las responsabilidades?

El proveedor del servicio debe de asegurar que la infraestructura (desde el edificio físico hasta el servidor, la red y la consola administrativa) sea segura y que la información esté a salvo. Del otro lado, los clientes deben tomar medidas para disminuir al máximo las debilidades de las aplicaciones y adoptar costumbres compatibles con un nivel de seguridad máxima (como contraseñas seguras y restricciones de puertos).

 

¿Cómo minimizo el riesgo?

Elegir la nube es compartir el riesgo con un proveedor y renunciar al acceso físico a los servidores que almacenan la información. Los proveedores del servicio de la nube deben dar seguridad a través de chequeos realizados por los empleados que tienen acceso a los servidores físicos. Adicionalmente, los centros de datos deben de ser monitoreados contra actividad sospechosa.

Del lado del cliente, inculcar buenas costumbres es un reto, pero es esencial para garantizar un nivel de seguridad óptimo:

  • Limitar la cantidad de puertos abiertos.
  • Restringir acceso a direcciones IP conocidas (cuando sea posible).
  • Utilizar certificados o, cuando no sea posible, contraseñas de alta seguridad.
  • No permitir acceso administrativo publico.

El usuario final tiene una responsabilidad, sabemos también que las aplicaciones son una de las primeras debilidades de un sistema informático.

Finalmente, la parte que corresponde al cliente es muy similar en una infraestructura in-house y en la nube. El cliente debe de aceptar compartir esta responsabilidad.

En la segunda parte de este artículo, hablaremos de cómo minimizar los riesgos de ciberseguridad, eligiendo no solamente el proveedor de servicios según recomendaciones, sino también a un especialista en el diseño y soporte de la arquitectura Cloud.

Por Romain Malenfant, Director Comercial en Cobalt Bond

Leer la parte 2.

Leer más

Reportan 40% de ventas por soluciones en la nube

Reportan 40% de ventas por soluciones en la nube

Más del 40% de las ventas totales de proveedores de TI a nivel mundial son derivadas de soluciones en la nube, y el 77% ha confirmado un incremento general de sus ingresos, según el reciente estudio de Westcon: ‘La Voz del Cliente’.

La encuesta reveló también que los principales beneficios de la nube son: menores costos en la administración de TI (69%) y mayor agilidad en los procesos TI (56%).

Además, el 60% de los encuestados indicó que están en la fase de inicio de la transformación a hacia la nube.

Según el estudio, a medida que aumenta la demanda de Cloud en los usuarios finales, los partners necesitan invertir en soluciones en la nube para evitar quedarse detrás de la competencia. Los canales que cuentan en su portafolio con soluciones Cloud crecen más rápido que aquellos que no lo ofrecen.

Los socios de canal no han aprovechado completamente los beneficios de este mercado. En concreto, alrededor del 60% de ellos no cuenta con un plan de compensación de ventas basado en la nube; el 44% no ofrece soluciones Cloud y el 22% afirma no obtener ingresos en relación a servicios en la nube.

Por otro lado, aproximadamente el 50% de los socios de canal indica que están implementando planes para incrementar sustancialmente las ventas de soluciones en la nube para los próximos dos años.

El objetivo principal de este reporte es comprender el mercado de la tecnología en la nube, las tendencias que lo definen y las preferencias de compra de los clientes alrededor del mundo, así como identificar los desafíos comunes en la transición hacia la nube y cómo superarlos con éxito.

Este estudio también revela las características de los proveedores de soluciones Cloud que han tenido éxito en el mercado de la nube (Cloud Service Providers o CSP), donde las oportunidades radican en cómo los revendedores de valor añadido e integradores de sistemas (Value-Added Reseller o VAR, y Systems Integrator o SI) pueden incluir una oferta Cloud a su modelo de negocio.

Leer más

Crecerá 24.7% Cloud Computing en México para 2020

Crecerá 24.7% Cloud Computing en México para 2020

El cómputo en la nube en México crecerá 24.7% para 2020, de acuerdo con una investigación de IDC y Microsoft.

Según el estudio ‘Principales preocupaciones de la comunidad legal y de cumplimiento en México para migrar a la Nube’, el 68% de las organizaciones en el país considera que la inversión en la nube crecerá los próximos dos años, un porcentaje superior a la de las empresas en Estados Unidos (53%) y en la Unión Europea (49%).

El 65.3% de las organizaciones mexicanas encuestadas manifestó que ya utiliza aplicaciones o plataformas en la nube y el resto piensa usarlas en uno o dos años, mientras que en Estados Unidos el 83.7% ya las utiliza, y en Europa, el 79.6%.

Esta investigación busca conocer el nivel de uso y confianza en la nube por parte de las organizaciones mexicanas y examinar el cumplimiento legal y regulatorio sobre la migración, el hospedaje y procesamiento de datos en la nube.

Leer más

Gigas elimina todas las barreras para migrar al cloud

Gigas elimina todas las barreras para migrar al cloud

Gigas, empresa española especializada en servicios de cloud computing, da un paso más en su apuesta por la innovación y por  facilitar al máximo la migración de servidores hacia su cloud y lanza la nueva funcionalidad de ISOs y plantillas que elimina cualquier barrera hacia el cloud.

La funcionalidad de ISOs de Gigas permite a todos los usuarios de su plataforma subir sistemas operativos o software a su cloud, disponiendo de un CD-Rom virtual desde el cual poder instalar desde cero y arrancar desde esa ISO en un solo click.

Además, la funcionalidad de plantillas permite la importación de máquinas virtuales de forma automática desde otro entorno (VMWARE, Hyper-V) al cloud de Gigas, sin necesidad de un proceso de migración intermedio al cloud, eliminando así costes y tiempos en dicho proceso.

Leer más

Falta de experiencia y recursos obstaculizan migración a la nube

Falta de experiencia y recursos obstaculizan migración a la nube

Recientemente, con motivo de la inauguración de sus nuevas oficinas de Rackspace, Carlos Bueso, General Manager para México y Director de Canales y Alianzas para América Latina, conversó con Mundo Contact sobre cómo la falta de experiencia y de recursos constituyen los principales obstáculos que deben afrontar las empresas para migrar a la nube.

Las organizaciones buscan con la computación en la nube aumentar la eficacia de su infraestructura en Tecnologías de la Información, reducir costos de operación interna, mayor flexibilidad operativa y generar una ventaja competitiva.

La adopción exitosa, el despliegue y el uso continuo de los servicios en la nube, requieren construir y mantener un ambiente de colaboración entre los diferentes responsables de tecnología, las áreas operativas y los responsables financieros, así como con todas las partes interesadas externas a la organización.

 

El cielo es el límite para los servicios en la nube

La computación en nube está evolucionando a un ritmo acelerado, ofreciendo a las organizaciones una amplia variedad de opciones cuando buscan reestructurar el modelo de operación y organización de sus departamentos de TI.

Hoy, los responsables de TI en cualquier organización tienen acceso a los servicios de nube disponibles para todo el espectro computacional bajo cuatro modelos:

  1. Infraestructura como servicio (IaaS): Provisión de procesamiento, almacenamiento, redes y otros recursos informáticos fundamentales donde la organización puede desplegar, ejecutar y tener control de software empresarial, sistemas operativos y aplicaciones.
  2. Plataforma como servicio (PaaS): Entrega de herramientas de hardware y software usualmente necesarias para el desarrollo de aplicaciones. Posiblemente configuraciones de entorno de hospedaje de aplicaciones.
  3. Software como servicio (SaaS): Modelo de distribución de software en el que un proveedor externo aloja las aplicaciones y las pone a disposición de los clientes, quienes no gestionan ni controlan la infraestructura de la nube (red, servidores, sistemas operativos, almacenamiento) ni capacidades de aplicación individuales.
  4. Proceso como un Servicio (BPaaS): Combina múltiples componentes de cada uno de los modelos anteriores: IaaS, PaaS y SaaS, para entregar un proceso de negocio completo el cual puede ser implementado en redes privadas, públicas e hibridas.

 

De acuerdo con la consultora IDC a finales de este año 2017, más del 80% de las organizaciones de TI trabajarán en arquitecturas de nube híbridas.

 

La adopción de la nube, una transición de los procesos de negocio

Una encuesta reciente realizada por RightScale, en la que participaron 1,000 empresas usuarias de tecnologías de cómputo en la nube, identificó como los problemas más importantes a los que se tienen que enfrentar las organizaciones al migrar a la nube son la falta de experiencia y de recursos técnicos especializados disponibles.

La adopción de la nube no es únicamente un cambio de programa, representa nada menos que una transición completa de los procesos de negocio, por lo que contar con el talento especializado y experto, es realmente la parte más difícil de resolver para las áreas de TI cuando se embarcan en la adopción de la nube.

Las organizaciones deben fluir de manera segura y ágil en el proceso de adopción de la nube para asegurar que sea sostenible su estrategia y operación.

La transición es difícil y requiere de un nuevo conjunto de habilidades.

 

Rackspace administra la nube de empresas líderes

De acuerdo con Carlos Bueso, Rackspace cuenta con una amplia experiencia de más de 15 años y respaldada por personal certificado y especializado por industria y mercado vertical para garantizar que su migración y operación sean exitosas.

Hoy, la firma administra la nube de clientes distribuidos en más de 150 países. El 50% de las empresas pertenecientes a Fortune 100 trabajan con ellos.

Rackspace brinda las herramientas y un servicio al cliente inigualable sobre las infraestructuras de Amazon Web Services, Microsoft y Openstack.

Desde el 2014, cuando Rackspace anunció su llegada a nuestro país, el 65% de su negocio en América Latina procede de México, por lo que este mercado resulta de gran importancia.

Leer más

La informática evoluciona del cloud computing al fog computing

La informática evoluciona del cloud computing al fog computing

El cómputo en la niebla (fog computing), término acuñado por Cisco, implica el uso de uno o más dispositivos cercanos al usuario, incluyendo su móvil, para distribuir la información en lugar de enviar los datos a un único servidor en Internet.

Lo que se denomina ‘información inmaterial’ permanece distribuida en redes públicas y privadas sin estar almacenada en un lugar concreto. De este modo no hay un servidor que pueda ser objetivo de ataques maliciosos y sólo el dueño legítimo del información puede acceder a ella.

‘Mientras que la nube está ahí arriba en algún lugar del cielo, distante, remota y deliberadamente abstraída, la niebla está cerca del suelo, donde las cosas se concretan’, explica Christopher Mims, columnista de The Wall Street Journal.

Ahora bien, la distribución de la información entre uno o más dispositivos y centros de datos más próximos al usuario, supone una mejora en la velocidad de acceso, en el tiempo de latencia y en la disponibilidad de los datos.

En el internet de las cosas, la idea es que los objetos cotidianos estén conectados entre sí. Por lo tanto, entre los dispositivos candidatos a formar parte de una red de computación en la niebla, se pueden incluir también aquellos que utilizamos habitualmente, tales como tablets, teléfonos móviles o impresoras, incluso televisores y artículos del hogar incorporados al IoT.

Con información de El País

Leer más

Google y Coursera forman expertos en cloud computing

Google y Coursera forman expertos en cloud computing

A medida que más y más empresas desean aprovechar lo que la computación en nube, el análisis de datos y el aprendizaje de máquinas pueden hacer por sus negocios, la necesidad de recurrir a profesionales que tengan el conocimiento necesario para trabajar en la nube ha crecido enormemente. Sin embargo, la falta de experiencia y habilidades en cloud computing a menudo se cita como el principal desafío para las empresas que deseen migrar sus negocios a la nube.

Es por esto que Coursera está trabajando con Google para ofrecer cursos de formación de Google Cloud Platform a su comunidad global de estudiantes, para que a través de la plataforma millones de estudiantes y empresas de todo el mundo puedan acceder al contenido y fomentar un ecosistema de talento de expertos en el área.

Esta semana se lanzó el primer curso del Programa Especializado en Ingeniería de Datos en Google: “Fundamentos de Big Data y el Aprendizaje Automático” – exclusivamente en Coursera. En los meses siguientes, las empresas lanzarán otros contenidos – básicos, intermedios y avanzados – sobre áreas tecnológicas de infraestructura, aprendizaje de máquinas, análisis y desarrollo de aplicaciones, entre otros temas para los profesionales de TI.

Respecto a esta significativa colaboración, Leah Belsky, Vicepresidenta de Desarrollo Empresarial Global de Coursera, ha declarado que, “la misión de Coursera es capacitar a cualquier persona, en cualquier lugar para transformar su vida a través del acceso a la mejor experiencia de aprendizaje del mundo. Una gran parte de eso consiste en proporcionar capacitación específica para trabajar en los mercados con mayor tendencia, y la computación en nube es una de las áreas más demandadas hoy en día. Nos sentimos honrados de colaborar con Google para ofrecer a los desarrolladores y profesionales de TI de todo el mundo el dominio de Google Cloud Platform Services”.

Al colaborar con una de las empresas más innovadoras de nuestro tiempo, Coursera ofrecerá cursos aplicados, específicos de la industria, que complementan el contenido integral de ciencias informáticas y de datos creado por los socios de la plataforma, además de representar un hito importante en el trabajo de la empresa para cerrar la brecha global de habilidades y capacitar a los estudiantes con habilidades relevantes para su carrera.

Hacer que la capacitación sea más accesible es un paso importante hacia la creación de una red de profesionales que pueden utilizar la última tecnología de Google Cloud Platform para crear soluciones innovadoras para sus retos empresariales, y es justamente esta combinación única de recursos lo que permite capacitar a los estudiantes en todo el mundo, independientemente de sus circunstancias, para transformar sus carreras y sus vidas.

 

Leer más
Página 1 de 3412345...10...»»