4 de 10 empresas mexicanas planean migrar a la nube

4 de 10 empresas mexicanas planean migrar a la nube

Una encuesta global de Unisys encontró que 4 de cada 10 empresas en México planean una migración constante a la nube de sus aplicaciones.

Las organizaciones que realizaron un análisis completo del retorno de inversión (ROI) antes de embarcarse en sus migraciones a la nube, fueron 44% más exitosas en realizar sus expectativas de ahorro de costos que aquellas que no lo hicieron.

De los 400 ejecutivos de TI y de negocios de ocho países encuestados, el 80% indicó que esperaba un ahorro de costos de la nube y el 59% realizó un análisis formal del ROI antes de comenzar una migración de la nube.

Según el estudio, el 82% de los que hicieron un análisis de ROI lograron los ahorros esperados, y el 57% de los que omitieron un análisis de ROI cumplieron los objetivos de ahorro.

El 68% de los encuestados mencionaron que contrataron a un tercero para la migración o manejo de la nube, lo cual aumentó la probabilidad de lograr los objetivos deseados.

Los encuestados también indicaron que sus organizaciones están migrando rápidamente de los tradicionales centros de datos locales a varios tipos de nubes.

Según el sondeo, el uso de centros de datos locales tradicionales disminuirá del 43% actual a 29% en 2019, mientras que el uso de nube privada aumentará de 20% actual a 28% en dos años.

Durante el mismo período, el uso de la nube pública subirá de 18 a 21%; la nube híbrida de 11 a 13% y el uso de la nube comunitaria (una nube privada compartida por varias organizaciones con una misión común), se mantendrá estable en un 9%.

Un 42% de los encuestados se preocupan por la seguridad (desde la gestión de la identidad y el acceso a la micro-segmentación de datos) y el cumplimiento como las causas más comunes y los resultados potenciales de la desaceleración de la migración en la nube.

Una reciente evaluación de ROI de Unisys demostró con precisión que un cliente podría ahorrar un 20% en costos de TI moviendo operaciones de una nube privada a una pública asegurada por el galardonado paquete de software de seguridad Unisys Stealth.

Leer más

Inteligencia artificial y la nube, una fusión clave

Inteligencia artificial y la nube, una fusión clave

A nivel global, la mayoría de las personas están familiarizadas con la inteligencia artificial gracias a los nuevos dispositivos y desarrollos tecnológicos que se han presentado en los últimos años.

Con el paso del tiempo, esta tecnología ha evolucionado. Sólo en el año 2016, se invirtió un total de 300 millones de dólares a nivel mundial en nuevas compañías de inteligencia artificial (IA), de acuerdo con un estudio de Bloomberg.

La inteligencia artificial ha estado proporcionando beneficios de negocio para las compañías en todo el mundo con el objetivo de tener clientes más satisfechos.

De hecho, la IA se está volviendo tan grande que, de acuerdo con Gartner, el 85% de las interacciones totales con los clientes no serán administradas por humanos a partir del año 2020.

Forrester incluso predice que la IA absorberá 16% de los trabajos realizados por personas para finales de la década.

Lee también: 8 aplicaciones prácticas en Inteligencia Artificial

 

Pero ¿cómo se relaciona esto con las comunicaciones en la nube?

En la actualidad, las empresas están comenzando a trasladar sus comunicaciones a la nube para agilizar sus operaciones y optimizar las comunicaciones comerciales, con el fin de lograr el máximo impacto en sus ingresos.

La combinación de IA con comunicaciones en la nube se convierte en la estrategia perfecta para lograr mayor eficiencia, automatización, innovación y una mejor experiencia del cliente.

Una de las ventajas de esta fusión tecnológica es la capacidad de almacenar toneladas de información en bancos de memoria que pueden ser utilizados en cualquier momento. Este tipo de función es extremadamente útil para muchas empresas en la mejora de la experiencia del cliente, ya que les brinda exactamente lo que requieren, lo que mejora su satisfacción general.

Muchas empresas han realizado grandes inversiones en IA y han obtenido resultados interesantes. Siri, por ejemplo, es una de las aplicaciones más populares de IA, que ayuda en la satisfacción del cliente para los usuarios de iPhone.

Otro claro ejemplo es Watson, creado por IBM, una aplicación mucho más inteligente, conocida por ser capaz de entender y responder a los clientes a través de la cognición y no sólo de los bancos de memoria de una base de datos. En pocas palabras, Watson es un robot de solución de problemas que ha existido desde 2004.

Lee también: Inteligencia artificial provocará guerra mundial.- Elon Musk

 

Aumentar la lealtad del cliente a través de experiencias personalizadas

Básicamente podemos definir la forma en que las empresas están desplegando las comunicaciones en la nube y la inteligencia artificial para mejorar las experiencias de sus clientes en cuatro sencillas aplicaciones:

1. Chatbots: Enfocados específicamente para el servicio al cliente. Los chatbots operan hoy en día en los sitios web de muchas empresas y son particularmente útiles para responder a las preguntas frecuentes de los clientes.

2. Recopilación de datos: Inteligencia artificial utilizada específicamente para la creación de bases de datos, manuales técnicos, mapas de información, reconocimiento de patrones de compra, venta, uso y comportamiento; disponibles para su uso en cualquier momento.

3. Automatización de procesos: Características como la búsqueda, recomendación de productos inteligentes, reconocimiento e interacción de voz, análisis visual de videos, modelado 3D de los artículos, concordancia de imágenes para buscar elementos similares; todos ellos ofrecen una búsqueda de compra y atención a medida por y para los usuarios.

4. Relación de información no estructurada: Los centros de atención al cliente, por ejemplo, pueden recopilar datos sobre las personalidades de los clientes y de los empleados, con el objetivo final de hacer coincidir a los clientes con empleados que se adapten a sus propias personalidades; esto dará como resultado una mejor atención y más especializada para los usuarios, cuya experiencia será la mejor basada en interacciones previas con la empresa, sus productos y servicios.

 

En conclusión, uno de los aspectos más fascinantes de la combinación de la IA con las comunicaciones en la nube es saber cómo pueden hacer que la experiencia del cliente sea más personalizada a través de la recopilación de datos y la ejecución de acciones ‘humanas’.

La inteligencia artificial primero recolecta datos de sus clientes y los almacena en sus bancos de memoria. A continuación, utiliza la información para interactuar con ellos. Cuantos más datos almacena, más inteligente puede interactuar. En cierto modo, es casi como estar comunicándose con una persona.

Este tipo de inteligencia aprende, recuerda, y después ejecuta. Las opciones de aplicación pueden ser infinitas, solo basta con preguntarse: ¿qué tan preparada está su empresa para adoptar este tipo de tecnologías?

Por Héctor Sánchez, Vicepresidente de Ventas para BroadSoft en Latinoamérica

Leer más

Las ventajas del ‘Intelligent Edge’ en la nube

Las ventajas del ‘Intelligent Edge’ en la nube

Todos tenemos ya un móvil en el bolsillo; vamos con él a todas partes y realizamos una gran cantidad de tareas productivas o de entretenimiento.

Nuestros teléfonos tienen sensores y absorben gran cantidad de información de manera constante.

Si hacemos ejercicio pueden medir la distancia que corrimos y registrar los tiempos para planear mejor nuestro entrenamiento. Si lo usamos como asistente personal, este utiliza nuestros datos para sugerir actividades, rutas y recordar actividades.

Así se manifiesta el ‘Intelligent Edge’ (Borde Inteligente) de la nube.

 

Evolución de la perspectiva

Hoy nos trasladamos de un mundo donde la movilidad y la nube son lo primero, a uno nuevo que está conformado por una nube inteligente y su ‘Intelligent Edge’. Esta evolución está definida por tres factores principales:

1. El primero está relacionado con los dispositivos múltiples, evidente en la informática personal y los dispositivos que utilizamos a diario, además de la proliferación de sensores y dispositivos IoT en industrias como la fabricación o en los hospitales, que requieren plataformas que los conecten y aprovechen la enorme cantidad de información que generan.

2. El segundo factor tiene que ver con la Inteligencia Artificial, que aprovecha y utiliza la gran cantidad de datos generados por los dispositivos múltiples, para razonar sobre ellos y convertirlos en conocimiento.

3. El tercer factor se relaciona con el hecho de generar nuevas maneras de administrar los recursos para manejar ese cómputo tan complejo y es ahí donde entra en acción el cómputo sin servidor, que transforma la naturaleza de las nuevas aplicaciones construidas en específico para ofrecer respuestas a los eventos que se presenta.

 

Oportunidad

Hablamos de cientos de millones de dispositivos móviles soportados por gráficos, inteligencia artificial y asistentes virtuales, como Cortana. La gran meta es una infraestructura que permita aprovechar el potencial del internet de las cosas, la movilidad y la inteligencia artificial en la periferia de la nube.

La transformación digital hoy es una oportunidad mayor al permitir a las organizaciones ser impactadas por tecnología de manera nueva y que rompe modelos preestablecidos para beneficio de nosotros y nuestros clientes.

Para nuestras sociedades la nube inteligente y el ‘Intelligent Edge’ son oportunidades enormes de billones de dólares y lo que buscamos es que esta noción de transformación digital se democratice para que todo tipo de empresas y organizaciones la aprovechen de la mano de la innovación y de la creatividad de nuestra gente y nuestros jóvenes en especial.

La oportunidad es enorme para que nuestra región sea más creativa en diversas áreas, trabaje de manera colaborativa y aplique la tecnología que transforme e impulse a nuestras comunidades.

Por César Cernuda, Presidente de Microsoft Latinoamérica

Leer más

¿Cómo se verá ‘la nube primero’ en las organizaciones?

¿Cómo se verá ‘la nube primero’ en las organizaciones?

“Rodéate de las mejores personas que puedas encontrar, delega autoridad y no interfieras, siempre y cuando la política que decidiste se está llevando a cabo”: Ronald Reagan.

El cambio es difícil. Cuanto más grande y más compleja una organización crece, y cuanto más se acostumbra a hacer las cosas de cierta manera, más difícil será el cambio. Sin embargo, el cambio siempre llega, y creo que esta tensión de cambio es difícil pero inevitable, es una de las razones por la que veinte de cincuenta empresas desaparecen de la lista de Fortune 500 cada año.

En el pasado, he escrito sobre siete mejores prácticas que he visto empleadas por organizaciones que no tienen miedo de reinventarse utilizando la nube. Estas prácticas ayudan a las organizaciones de todas formas y tamaños a transformar la forma en que la tecnología es usada para mejorar el negocio y ser competitivos.

He visto también que estas prácticas convierten a innumerables ejecutivos tecnológicos en héroes capaces de enfocar los recursos de la empresa a aquellas cosas que realmente importan para el negocio -los productos y servicios que hacen a las organizaciones auténticas- y hacer las cosas más rápido y seguras.

Muchos de los ejecutivos que buscan acelerar este cambio entre sus organizaciones, están instituyendo una política ‘la nube primero’ para revertir el agobio de las pruebas de “por qué deberíamos usar la nube” a “por qué no deberíamos usar la nube” para todos los proyectos tecnológicos de las organizaciones.

Declarar una política la nube primero es la última práctica recomendable que cubriré en esta serie, y usaré esta publicación para abordar algunas de las preguntas comunes que obtengo en torno a lo que parece ser la nube primero.

 

¿Dónde están las organizaciones que están creando políticas de la nube primero?

Algunos ejecutivos aplican esta política a unidades de negocio individuales, algunos otros en toda la organización. El alcance depende a menudo de la experiencia de cada unidad de negocio, sus objetivos y sus limitaciones.

GE, por ejemplo, es una organización altamente distribuida con muchos negocios diferentes que operan en gran parte independientemente uno de otro, con algunas unidades de negocio lejanas a su camino a la nube que otras. GE Oil & Gas está yendo por un buen camino y está viviendo en un modelo operativo la nube primero; otras unidades de negocio se están acercando. Capital One, por otro lado, aplica la nube primero en todo su negocio.

 

¿Quién administra una política de la nube primero?

Una vez que se implementa en toda la organización, la política de la nube primero tiende a impactar muchas áreas fuera de la de sistemas. Legal, finanzas, desarrollo de nuevos negocios y funciones de productos pueden contribuir para hacer de la nube primero una realidad. Cuanto más sepan estos departamentos cómo hacer que los proveedores de tecnología en la nube trabajen para ellos, y sepan por qué la organización está buscando aprovechar la nube para enfocarse más en lo que realmente interesa para su negocio, más activo será el papel que pueden desempeñar al impulsar a la organización para tomar decisiones de la nube primero.

Mi equipo y yo implementamos una política de la nube primero mientras yo era el Director de Sistemas de Dow Jones, y una de las primeras cosas que hicimos fue crear un camino escalado con nuestro departamento de finanzas para resaltar cualquier solicitud de un gasto de capital relacionado con el hardware. Cualquier departamento que sentía que necesitaba adquirir hardware en lugar de aprovechar nuestras capacidades en la nube tenía que explicar por qué no podían lograr lo que estaban tratando de hacer en la nube antes de que su orden de compra fuera aprobada. No tomó mucho para que todos entendieran que nuestras intenciones eran muy serias. Con el tiempo, nuestros equipos de legal y de producto comenzaron a hacer preguntas similares.

 

¿Cuándo se debe declarar una organización en la nube primero?

Cuando recién comencé esta serie de publicaciones, en septiembre de 2015, planeé en finalizar con el punto que una política la nube primero viene una vez que una organización tiene mucha experiencia utilizando la nube en sus negocios. Esta fue mi experiencia en Dow Jones, y otra que detallaré en mi próxima publicación. Pero, durante el próximo año, me he relacionado con miles de ejecutivos, de todo tipo de niveles, y aprendí que muchas organizaciones instituyen una política la nube primero desde mucho antes y en algunos casos antes de que tuvieran algo de experiencia.

Algunas organizaciones tienen casos de negocios tan convincentes que no sienten la necesidad de tener años de experiencia para estar seguros de que la nube primero es para ellos. Actualmente me encuentro trabajando con compañías de Fortune 100, las cuales creen que sus desarrolladores serán por lo menos 50% más productivos cuando estén completamente entrenados y trabajando en un ambiente de Amazon Web Services. Esta organización cuenta con más de 2,000 desarrolladores y, como resultado, se beneficiará de más de 1,000 días/personas de tiempo de desarrollo por año como resultado de su migración y esfuerzos de la nube primero. La idea de esto es tan atractiva que empezaron su camino con una mentalidad la nube primero.

 

Administrar razonablemente

Cualquier persona que ha trabajado conmigo, sabe que no soy un gran fan de una política de arriba hacia abajo, a menos que sea absolutamente necesario. Sin embargo, cuando se utiliza con moderación, he descubierto que puede ser una forma eficaz para que los líderes creen un cambio en el comportamiento, aceleren ese cambio y ayuden a todos a comprender cuáles son las prioridades de la organización. Las políticas bien implementadas vienen con un plan de comunicaciones completo que ayuda a la organización a entender la política, la razón de ser de la misma y cómo afectará su papel. Comunicación, en mi opinión, es una de las pocas características que hace grandes a buenos líderes.

Por Stephen Orban, Jefe Global de Estrategia Empresarial en Amazon Web Services.

Leer más

Los datos crean nuevas redes de conocimiento

Los datos crean nuevas redes de conocimiento

En los últimos años las empresas han experimentado cambios en sus necesidades operativas. Las exigencias son cada vez mayores y los recursos tradicionales, insuficientes. La inmediatez y adaptabilidad resultan indispensables en la nueva metodología de los negocios.

Según un estudio, el 70% de las compañías apuesta por nuevas tecnologías que se integren a su estrategia de negocios, entre las que se encuentran soluciones en la nube, el Big Data, redes sociales, entre otras.

El camino hacia la transformación digital y su homologación hacen posible el ofrecimiento de servicios hechos a la altura de las necesidades de cada comprador, gracias a la recopilación de millones de datos sobre patrones de consumo y gustos, al fácil e inmediato acceso a ellos y las herramientas que hacen posible su análisis.

La creación de estas redes de conocimiento tanto al interior de las compañías como al exterior de ellas, permiten innovar en sus procesos y mejorar en la experiencia del cliente por medio de la toma de decisiones informadas.

Quizás uno de los catalizadores más relevantes para generar este cambio positivo ha sido el beneficio de simplificar los procesos y el análisis de la información para adaptarse al constante cambio de las industrias. ¿Cómo lograrlo? La respuesta es sencilla: la creación de servicios personalizados y diseñados para satisfacer las necesidades de cada una de las industrias, principalmente su accesibilidad.

Es la visión de Oracle que para 2025, casi todos los datos empresariales se alojarán de manera virtual en la nube. En la actualidad, la cantidad de soluciones que se ofrecen desde software como un servicio (SaaS), plataformas como un servicio (PaaS) e infraestructura como un servicio (IaaS) ofrecen un recurso para cada necesidad, ayudando a las organizaciones gracias al aumento de la agilidad comercial, la reducción de costos y la disminución de la complejidad de TI.

Estos cambios, impensables hace unos años, ya son una realidad. Las industrias se adaptan y aprovechan los tecnológicos de forma más constante. La transformación digital está dejando de ser una tendencia, para convertirse en la constante.

En un estudio de prospección del mercado de TI se estima que en los servicios en la nube México tendrá un crecimiento de 28%, siendo el componente de Infraestructura como Servicio el que mostrará un mayor dinamismo; por otro lado, los servicios de TI relacionados con Big Data crecerán un 26% este 2017.

Existe un ecosistema entre empresas, innovación y organizaciones, una sinergia que impulsa de manera independiente a cada una de ellas; el futuro se puede contemplar como una visión independientemente del servicio que ofrezcan hacia la nube y la digitalización de sus servicios.

Actualmente 25% de las aplicaciones de producción se almacenan en la nube. En ocho años la cifra llegará a 80%, lo que implica que poco a poco las industrias aceptarán estas tecnologías con mayor velocidad, abrazarán el cambio y se sumarán a la tendencia de la interconectividad de servicios y ofertas.

Esta revolución transforma el punto de vista sobre los procesos productivos, pero a su vez, el apoyarse en este cambio de pensamiento requiere un aprendizaje radical sobre lo que implica ser digital; un acto positivo de confianza, y de aceptar que el crecimiento de cualquier organización apunta a la nube; a la recolección inteligente de datos y a una velocidad de reacción que debe volverse mínima y sobre todas las cosas, eficiente.

La transformación digital y la evolución del modo en que las empresas y sus líderes hacen negocios cambia constantemente. La visión y la capacidad de adaptación da un giro hacía la tecnología, las compañías están evolucionando. Es momento de preguntarse ¿Cuál es el futuro de su organización?

Por Maribel Dos Santos, Directora regional de Cuentas Estratégicas, Oracle Latinoamérica

Leer más

¿Migrar o no migrar las comunicaciones a la nube?

¿Migrar o no migrar las comunicaciones a la nube?

¿Por qué debería seguir leyendo este artículo?

  1. ¿Quiere tener un punto de vista sobre cuál pudiera ser el nuevo rol de un administrador del sistema telefónico?
  2. ¿Le gustaría conocer cuáles son algunas de las implicaciones de moverse a la nube?
  3. ¿Le interesa saber cómo podría ejecutar una estrategia de migración en fases?

 

1. ¿Cuál podría ser el nuevo rol del administrador del sistema telefónico?

La posición del administrador del conmutador toma mayor relevancia al negocio, ya que deja de ser únicamente un área de soporte a un servicio (voz), se potencializa teniendo servicios asociados como el video, la colaboración web, la posibilidad de crear espacios de trabajo y compartir información. Teniendo como reto que para que estos servicios generen un impacto al negocio, debe conocer mejor los procesos operativos de diversas áreas, como son recursos humanos, logística, finanzas, etc., Dejando de gestionar “el conmutador”, para convertirse en el administrador de un sistema de comunicaciones.

 

2. ¿Qué implica moverse a la nube?

Existen diversos elementos que deben ser considerados para moverse a la nube, entre los de mayor impacto tenemos los siguientes, con sus respectivas recomendaciones:

Infraestructura

Migrar servidores y aplicaciones a la nube es una cosa (bases de datos, correo electrónico, servicios de directorio, por ejemplo) y migrar su sistema de comunicaciones es otra. Considere que requiere componentes en sitio como son: teléfonos, equipos de videoconferencia, sistemas de Telepresencia, así como la infraestructura habilitadora que provee el acceso inalámbrico, los diferentes elementos de seguridad y los equipos que proveen la conectividad a la nube.

Medios de enlace

Se recomienda el uso de enlaces con redundancia, ya que la pérdida de conectividad a la nube se puede traducir en pérdida del servicio. Considere solicitar una disponibilidad arriba del 97 por ciento en todos los servicios, con un desglose de disponibilidad por servicio.

Se tiene una dependencia más grande de los enlaces por diferentes razones:

  • Los flujos de señalización, así como la media que viaja entre terminales debe ir a la nube, por lo que calcule el ancho de banda conforme el códec que vaya a utilizar.
  • Cada servicio, como lo son la mensajería instantánea, la compartición de archivos o consultas al directorio van a consumir un ancho de banda que debe ser considerado y es adicional al de los flujos de voz y video.
  • Debe considerar el paquete de consumo de datos de las terminales móviles que accedan a los servicios de forma remota.

Seguridad

La infraestructura de nube debe ofrecer los mecanismos necesarios para ofrecer seguridad de forma robusta de extremo a extremo. Entre los elementos a considerar tenemos:

Encriptación necesaria para cada servicio que se provea

En sitio, considere conectividad segura hacia la nube, solicite a su proveedor de servicios de nube una lista con los puertos y protocolos que deben ser abiertos y que se van a utilizar, esto le permitirá tener un buen monitoreo de su tráfico.

Aplique políticas de seguridad para los siguientes elementos:

  • Acceso remoto desde terminales de cómputo, así como desde dispositivos móviles.
  • Defina qué tipos de archivos pueden ser compartidos en la plataforma de nube.
  • Aplique auditorías en las conversaciones de los mensajeros instantáneos.
  • Genere políticas de autenticación y expiración de contraseña.

Administración

La plataforma de nube a la que migre su sistema de comunicaciones debe ofrecerle una consola donde en una sola vista le dé un reporte de las reuniones pasadas y futuras en el sistema, estadísticas de llamadas, dispositivos registrados, espacios creados, y de usuarios participando en esos espacios.

Funcionalidades disponibles

Si migra a la nube ¿Qué funcionalidades tendría disponibles?

Esta pregunta se puede contestar con otra pregunta: ¿De qué servicio estamos hablando?

Si lo hacemos específicamente de los servicios de voz, los conmutadores tienen más funcionalidades que los que se ofrecen en los servicios de nube. De aquí, que es importante tener una lista de funcionalidades básicas requeridas para la operación del negocio, teniendo en cuenta siempre que no existirá una paridad. Una comparación en este sentido no sería justa en ambos sentidos.

Interoperabilidad

Migrar su sistema actual a la nube puede hacerse de forma pausada, en los tiempos que requiera el negocio y depreciando incluso infraestructura adquirida recientemente, con esto en mente, debemos considerar una etapa de transición, por lo que la infraestructura de nube deberá estar basada en estándares que permitan interactuar lo nuevo con lo que ya existe. Algunos de los protocolos que más frecuentemente encontramos son G.711, G.729, H.323, H.264, sRTP, por mencionar algunos.

 

3. Estrategia de migración en fases.

Puede considerar las siguientes fases para moverse de forma pausada a la nube:

Fase 1.

A. Defina los servicios que se puedan migrar a la nube.

Tareas: Considere los riesgos y beneficios de la migración de los servicios como son

  • Voz
  • Video
  • Mensajería instantánea
  • Colaboración web
  • Movilidad

 

 

 

B. Genere una arquitectura técnica.

Tareas: Desarrolle el documento que contenga las premisas del diseño con todos los elementos necesarios para la migración.

C. Defina los perfiles de usuario.

Tareas: Liste las funcionalidades y servicios que se deben entregar al usuario y si estos se consumirán desde dentro o fuera de la empresa.

D. Cree el caso de negocio

Tareas: Con base en los elementos anteriores debe realizar un análisis de TCO y ver la factibilidad económica del proyecto.

Fase 2. Pruebas de concepto

A. Genere un plan de pruebas para los servicios que le interese evaluar

Tareas: Realizar una lista de funcionalidades que permita probar los elementos que considere relevantes, considere variables como es el tiempo de implementación y el producto mínimo viable para arrancar.

 B. Cree una prueba piloto

Tareas: Designe las personas responsables para arrancar el proyecto buscando el éxito del mismo y ejecute el plan de pruebas, ajustando en la medida de lo posible, para tener un buen prototipo del servicio.

C. Definición de usuarios que participarán en la prueba de concepto

Considere las siguientes preguntas para la selección de los usuarios que participarán:

  • ¿Quién?
  • ¿Por qué?
  • ¿Dónde?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Cuál es el impacto en el negocio considerando la respuesta a las preguntas anteriores?

 

Fase 3. Migración parcial de servicios

A. Defina un modelo de implementación arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba.

Implementación de arriba hacia abajo: Tiene mayor impacto al negocio, pero mayor riesgo por la visibilidad si algo no está funcionando.

Implementación de abajo hacia arriba: Es más sencillo corregir, se pueden tener perfiles de personas más dispuestas a la evaluación de las herramientas, como desventaja vemos que no tiene visibilidad hacia niveles directivos lo cual podría generar que el proceso de migración sea más lento.

B. Operación y monitoreo

Tareas: Genere un esquema de contingencia en caso de falla, que le permita regresar a la condición anterior y establezca las métricas de operación.

Se recomienda ya tener acceso a las herramientas de monitoreo y generar reportes diarios de la operación de los servicios.

C. Estabilización

Tareas: Teniendo los reportes se deben generar las actividades necesarias que permitan la estabilización para llevar a los servicios a los parámetros esperados.

D. Optimización

Tareas: Para la constante mejora del servicio es importante construir un roadmap de servicios y perfiles de usuarios a los cuales se les migrará en un futuro.

Fase 4. Apalancamiento de los servicios de nube

El usuario debería participar en programas de adopción para el mejor uso de las nuevas herramientas

Tareas: Hágase las siguientes preguntas para generar el plan de acción de adopción:

  • ¿Quién va a realizar el entrenamiento de adopción?
  • ¿Qué herramientas se utilizarán para compartir el conocimiento?
  • ¿Cómo se validará que se estén utilizando las herramientas?
  • ¿Cómo se garantizará que el usuario participe?
  • ¿Cuál es el plan de comunicación?
  • ¿Qué procesos están involucrados que toman ventaja de las herramientas de nube?

 

Finalmente, considere que la migración a servicios de nube debe ser a través de un proceso y que la migración de un conmutador a servicios de comunicación puede no ser para todos, dependiendo de diversos factores como TCO, operación de la compañía, legislación, etc.

Existen beneficios intrínsecos como la movilidad y los tiempos en los que se efectúa una nueva implementación ejecutada en la nube.

Recuerde que el foco ahora está en el negocio, no en el soporte e implementación de aplicaciones y el administrador de Tecnologías de Información (TI) hoy es más relevante para el negocio que nunca.

Por Omar Peláez, Consulting Systems Engineer de Cisco Systems de México

Leer más

TI híbrida y nube híbrida, no son lo mismo

TI híbrida y nube híbrida, no son lo mismo

Las exigencias de la transformación digital hacen que la disponibilidad y la agilidad de la infraestructura de TI se estén convirtiendo en aspectos esenciales para subsistir y competir en un mercado en donde incluso muchos de los paradigmas tradicionales van quedando en el pasado.

Para responder a los requerimientos de este cambiante escenario de negocios, el Cloud Computing se ha convertido, sin duda, en una opción prácticamente imprescindible para las empresas de todos los tamaños y sectores.

En este contexto, la nube ha ido abriendo paso también al nuevo concepto de TI híbrida, una tendencia que busca combinar lo mejor de las soluciones tradicionales on-premise (aplicaciones locales) con las basadas en la nube y que se perfila como clave para el presente y futuro cercano, ya que, como afirma la consultora Gartner,  muy pronto –en 2020– será muy extraño encontrar empresas que no hayan adoptado el Cloud en algún ámbito de sus TI.

‘Aunque muchos usan como sinónimos TI híbrida y nube híbrida, en sentido estricto, no son lo mismo.  Por TI híbrida entendemos un enfoque en donde una empresa usa y gestiona una parte de sus recursos o infraestructura de TI basado en soluciones in-house, mientras otros servicios están basados en la nube, con todo lo que ello significa’, explica David lacobucci, director de ventas de Level 3 en Chile.

El ejecutivo detalla que la adopción de la TI híbrida está impulsada, entre otros factores, por la necesidad de las organizaciones de mantener el control de sus datos, la rentabilidad que ofrece la nube en términos de costos, especialmente en el caso del SaaS (Software as a Service) y el PaaS (Platform as a Service) y, por cierto, como respuesta a los requerimientos variables que puede tener hoy el negocio.

‘La TI híbrida materializa la aspiración de alinear al máximo la TI con el negocio, pero también posibilita, a través de los servicios basados en la nube, lograr la máxima sintonía y eficiencia de las TI para responder ante necesidades inesperadas o ciclos especiales del negocio, ya que puede incrementar capacidades o distribuir cargas de trabajo de manera más ágil, tal como lo exige la digitalización actual’, agrega el ejecutivo.

 

Prioridades

Según Technology Business Research, los proyectos de TI híbrida alcanzarán los 150 mil millones de dólares en 2017, cifra que equivale aproximadamente a las tres cuartas partes del tamaño total del mercado Cloud.

Iacobucci sostiene que la TI híbrida se posiciona así como una de las principales prioridades estratégicas de las empresas, cuestión que ha llevado a los gerentes a poner sus ojos con mayor atención en la conectividad, dando más prioridad a sus planes para desplegar mejoras significativas en su infraestructura de red.

‘Acorde a los datos de una investigación realizada recientemente por TechTarget y que consideró a más de 170 profesionales del área, los tomadores de decisión de las empresas están preparando sus redes para poder usarlas efectivamente en una arquitectura de TI híbrida, en donde se pueda obtener una mayor flexibilidad de los recursos privados junto con los basados en la nube para lograr un mejor desempeño operativo general’, comenta Iacobucci.

De acuerdo al mencionado estudio, la agilidad (59%) es la principal motivación para adoptar una TI híbrida, seguida por el alineamiento entre TI y negocio (53%), la disponibilidad o performance de la aplicación (42%) y la seguridad (37%).

‘Este estudio ratifica la importancia que hoy asignan las empresas a los servicios basados en la  nube, ya que más de la mitad de ellas afirma que en ella están sus principales cargas de trabajo, entendiendo al Cloud Computing como un elemento central en sus estrategias de transformación digital’, enfatiza Iacobucci.

‘Asimismo, la investigación pone en evidencia lo crucial de la conectividad respecto del Cloud Computing, puesto que las empresas exigen a sus proveedores cada día mayor seguridad, los más altos niveles de disponibilidad, la menor latencia (suma de retardos temporales) posible, así como capacidad suficiente de su ancho de banda’, añade el directivo.

Además de los beneficios relacionados con la reducción de costos, a juicio de Iacobucci, la TI híbrida destaca antes que todo por ayudar a mejorar el negocio y por su capacidad para facilitar la gestión de la infraestructura de TI. ‘Una arquitectura de TI híbrida es más escalable y brinda, en general, una mayor fiabilidad y seguridad, siendo una característica destacada su mayor capacidad para lograr una gestión simplificada y un mayor nivel de automatización’, afirma.

Desde ese punto de vista, el ejecutivo considera que las organizaciones y los encargados de TI deben privilegiar el uso de herramientas y métricas de monitoreo que permitan contar con una mayor visibilidad de sus TI mientras se focalizan en los servicios y en el usuario final.

‘La TI híbrida combina lo mejor de dos mundos que algunos veían como separados y hace posible que muchas compañías que, por razones de seguridad o regulación deben mantener sus datos críticos en sus propios servidores, puedan hoy contar con una arquitectura más flexible y que, además, mejora los niveles de redundancia (solución a problemas de protección y confiabilidad), mientras permite desplegar nuevos servicios de TI con mayor rapidez, abriendo el paso a la innovación sin límites’, concluye Iacobucci.

Leer más

Jeff Bezos, hombre más rico del mundo, supera a Bill Gates

Jeff Bezos, hombre más rico del mundo, supera a Bill Gates

Las acciones de Amazon subieron hoy 1.3%, para llegar a 1,065.92 dólares esta mañana, con lo cual, Jeff Bezos, fundador de la compañía, alcanza una fortuna de 90,900 millones de dólares, frente a los 90,700 millones de dólares de Bill Gates, el creador de Microsoft.

Michael Pachter, analista de Wedbush Securities, comenta que Amazon tiene una calificación de compra y un precio objetivo de 1,250 dólares.

También la división de Cloud Computing de Amazon es un negocio de rápido crecimiento y rentabilidad, que representa alrededor del 10% de los ingresos de la compañía y que lidera la industria de la computación en la nube, incluso con la creciente competencia de Microsoft y de Google.

Se estima que Amazon registre ingresos trimestrales por 37,200 millones de dólares, esto es, un aumento del 22% respecto al año anterior, según las estimaciones promedio de 34 analistas encuestados por Bloomberg.

Con información de Bloomberg

Leer más

Oracle suma mil empleados ante demanda de cloud en Europa

Oracle suma mil empleados ante demanda de cloud en Europa

Oracle busca una ‘nueva generación de talentos’ con empleados cuyos perfiles y experiencia en ventas, administración, finanzas, reclutamiento, marketing y recursos humanos sirvan para apoyar la oferta de sus servicios de cloud.

Este requerimiento de personal obedece a que la compañía reportó un crecimiento del 58% en sus negocios en la nube, servicio que permite a sus clientes corporativos gestionar sus datos a través de una red de servidores administrados por la firma californiana.

Oracle vendió 4,600 millones de dólares en software y hardware de cómputo en la nube el año pasado, contra los 2.9 mil millones de dólares el año anterior.

Los productos y servicios relacionados con la nube representan ahora más del 12% de las ventas totales de Oracle, que emplea actualmente cerca de 51,000 empleados en Estados Unidos y 85,000 a nivel mundial.

‘Los productos de infraestructura de nube de Oracle están ganando terreno y deberían convertirse en un importante pilar de crecimiento durante el próximo año, enfrentando la creciente competencia de Amazon‘, indicó Bloomberg Intelligence en un informe de julio.

‘Nuestro negocio en la nube está creciendo a un ritmo increíble, así que ahora es el momento adecuado para traer una nueva generación de talento’, dijo en un comunicado Tino Scholman, vicepresidente de cloud computing de Oracle para la región EMEA.

La efervescencia de cloud en Europa está dando lugar a que otras empresas tecnológicas como Amazon, Alphabet, Microsoft, IBM y otras más, hayan registrado importantes crecimientos en ventas, lo cual está provocando que los centros de datos en ese continente se multipliquen.

Con información de Bloomberg

 

Leer más

Seguridad en la nube: una responsabilidad compartida (parte 2)

Seguridad en la nube: una responsabilidad compartida (parte 2)

En la primera parte de este artículo observamos cómo, en un modelo tradicional, la administración de infraestructura es responsabilidad 100% de la organización; en el modelo de nube, la responsabilidad se comparte.

La nube posee un éxito muy importante y creciente; poco a poco las empresas adoptan este paradigma, pero se quedan con dudas antes de dar el paso.

 

¿Cómo confiar en un Service Provider?

Certificaciones y normas

  • Infraestructura

Un criterio estandardizado que permite evaluar la seguridad que ofrece un centro de datos es el nivel que tiene al respeto del “Telecommunications Infrastructure Standard for Data Centers”, que define cuatro niveles de centro de datos.

El más sencillo es el nivel 1, básicamente se refiere a una sala de servidor, como muchas empresas tienen. El más complejo es el nivel 4, que está diseñado para alojar los sistemas informáticos más críticos, con subsistemas totalmente redundantes, la capacidad de operar continuamente durante un período de tiempo indefinido durante cortes de energía primarios. El nivel de “Tier” determina también el porcentaje de disponibilidad y entonces el tiempo anual de parada.

  • Software

Al igual que la parte infraestructura, el software está a prueba en los centros de datos. ¿Si contrato un servicio de nube pública, cómo puedo saber que la plataforma que voy a utilizar para mis servicios es diseñada según criterios rigorosos y las mejores prácticas?

Agencias como CSA (Cloud Security Alliance) entregan certificaciones que aseguran que la oferta de nube respeta algunos criterios predefinidos y esenciales para este tipo de servicio.

ISO 27001 (Information technology — Security techniques — Information security management systems — Requirements) y ISO 9001 (Quality Management Systems) son también indicadores fiables del nivel de confianza que pueden tener al respeto de una solución de nube.

Además, algunas actividades requieren certificaciones propias. Ejemplos podrían ser PIC DSS (Payment Card Industry Data Security Standard) o HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability Act).

 

¿Quién me podría ayudar a migrar a la nube?

Ahora que eligieron quién va a ser el Service Provider, tienen que decidir si quieren migrar a la nube solos o con el apoyo de una empresa especializada. El nivel de conocimiento que tiene su equipo de sistemas de la plataforma escogida, la experiencia que tienen al respeto de una migración hacia la nube, el tiempo y el dinero que quieren dedicar a este proyecto son criterios que pueden influenciar la respuesta.

La decisión queda de su lado, pero identificamos riesgos que hay que considerar. El apoyo de un especialista va a ayudar en responder a estas preguntas:

  • ¿Qué servicios migrar?

Las aplicaciones y servicios críticos que son sensibles funcionarían mejor y más eficientemente en una infraestructura “in-house”. Las aplicaciones sensibles a la latencia o que requieren una infraestructura grande deberían quedarse en las instalaciones de la empresa también. Recomendamos empezar con servicios “cloud friendly”, tipo correo electrónico, sitio web o aplicaciones que fueron desarrolladas para entornos virtualizados y, posteriormente, ir moviendo hacia la nube otros servicios de mayor complejidad.

  • ¿Cómo diseñar una arquitectura en la nube?

Una de las problemáticas de las organizaciones que quieren migrar a la nube es que a menudo diseñan una infraestructura en nube como si fuera “in-house”. Es un error frecuente. Una solución en la nube necesitará menos recursos porque vamos a dimensionar la infraestructura según una demanda media, la nube se encargará, de manera elástica, de adaptarse a la demande creciente o decreciente de la aplicación (noción de pico – escalabilidad).

  • ¿Cómo evalúo el costo probable?

Puede ser muy difícil evaluar un costo. Regresando al punto del dimensionamiento de la infraestructura, vemos empresas que evalúan mal el costo y tienen sorpresas desagradables cuando cae la primera factura. Tener la oportunidad de contar con el apoyo de un integrador es muy recomandable porque él conoce el modelo de negocio del Service Provider en la nube.

  • ¿Cómo aporto esta cultura en la empresa?

Migrar a la nube no es suficiente, el reto es traer también los cambios necesarios para aprovechar de toda la potencia de la nube. Temas como desarrollo, seguridad, monitoreo deben de ser adaptados al paradigma de la nube.

 

En conclusión

Vimos que los pormenores de la seguridad en la nube son complejos, pero identificados. Ahora entonces ya no nos preguntamos si la nube es segura o no, la pregunta ahora es cómo identificar, según sus especificaciones y su sector de actividad, el mejor proveedor y el especialista que me va a acompañar para que el proyecto sea un éxito. También es responsabilidad del cliente preguntarse cuáles son las medidas que, de su lado, puedo tomar para maximizar la seguridad de su sistema y aplicaciones.

Por Romain Malenfant, Director Comercial en Cobalt Bond

Leer más
Página 1 de 3512345...10...»»