Brian Acton, cofundador de WhatsApp, deja la compañía

Brian Acton, cofundador de WhatsApp, deja la compañía

El cofundador de WhatsApp Brian Acton anunció que planea salir de la compañía que creó junto con Jan Koum, el actual CEO.

Un portavoz de Facebook dijo que Acton no será reemplazado en su puesto, mientras que Koum seguirá al frente de la compañía.

El creador de la popular aplicación de mensajería instantánea dijo estar orgulloso de lo que su equipo ha logrado en tan sólo ocho años, y ahora comenzará ‘un nuevo capítulo’ en su vida.

Según Acton, la nueva empresa estará ‘centrada en la intersección de las organizaciones sin fines de lucro, la tecnología y las comunicaciones’.

Acton dirigía los equipos de ingenieros la aplicación de mensajería que hace tres años adquirió Facebook por 22,000 millones de dólares.

El cofundador de la aplicación dirigía actualmente una iniciativa de WhatsApp para crear herramientas para empresas e introducir características adicionales a cambio de una tarifa, con el fin de rentabilizar su popularidad, informó la semana pasada el diario The Wall Street Journal.

Cuando se anunció la compra de WhatsApp por parte de Facebook, en febrero de 2014, la empresa tenía 55 empleados y 450 millones de usuarios al mes, y desde entonces la base de usuarios casi se ha triplicado hasta los 1,300 millones mensuales.

EFE

Leer más

WhatsApp llega a 500 millones de usuarios

WhatsApp llega a 500 millones de usuarios

La aplicación de mensajes a través de móvil WhatsApp informó hoy que cuenta ya con 500 millones de usuarios después de experimentar un rápido crecimiento en los últimos meses, en especial en Brasil, India, México y Rusia, según explicó el CEO de la compañía, Jan Koum.

El hito se alcanzó apenas ocho semanas después de que Facebook anunciara la compra de WhatsApp en una operación valorada en 19,000 millones de dólares que aún está pendiente de aprobación por parte de las autoridades.

Nuestros usuarios comparten más de 700 millones de fotos y 100 millones de vídeos cada día“, dijo Koum en un breve comunicado publicado en el blog de la empresa.

A pesar de su incorporación a Facebook, WhatsApp continuará funcionando como un servicio diferenciado y está preparando un servicio de llamadas gratuito.

Facebook celebró este año su décimo aniversario y tiene registrados más de 1,200 millones de usuarios. WhatsApp logró medio millón 5 años después de constituirse como empresa.

EFE

Leer más

MWC: ‘No es sexy vender tu compañía’.- Jan Koum de WhatsApp

MWC: ‘No es sexy vender tu compañía’.- Jan Koum de WhatsApp

BARCELONA.- El fundador de WhatsApp, Jan Koum, ha explicado hoy que una parte importante de las conversaciones sobre la venta de esta aplicación de mensajería instantánea a Facebook estuvieron relacionadas con los planes de futuro de la compañía y que ese tipo de negociaciones no tienen nada de ‘sexy’.

Koum, que ha participado en el encuentro de emprendedores 4YFN, celebrado en Barcelona de forma paralela al Mobile World Congress, ha sostenido que el proceso consiste básicamente en ver cómo de alineadas están las dos compañías en su misión y cuáles son los planes de futuro.

El emprendedor Koum, responsable del servicio de mensajería instantánea que le ha costado 19,000 millones de dólares a Facebook, ha afirmado que las conversaciones giraron en torno al objetivo de plantear un futuro de crecimiento y éxito y de mantener la independencia y autonomía de WhatsApp.

En el encuentro ha asegurado que WhatsApp duplicará, como mínimo, su plantilla -hasta el centenar de trabajadores-en 2014 y ha animado a los asistentes a que le envíen currículum porque están en pleno proceso de contratación.

Obsesionado con que su servicio de mensajes se mantenga siempre fiel a la simplicidad, ha apuntado que nunca llegará a tabletas ni computadoras.

De hecho, está convencido de que el teléfono es el único dispositivo realmente personal del que el usuario nunca se separa y ha considerado que recibir notificaciones simultáneas por diversos canales es ‘fastidioso’.

A lo largo del encuentro, el emprendedor ha reiterado en varias ocasiones que no habrá ningún tipo de integración de WhatsApp con Facebook.

El directivo ha prometido que WhatsApp seguirá siendo ‘minimalista’ con el tratamiento de la información, que continuará sin ser almacenada en sus servidores.

Koum ha incidido en que no se producirán cambios tampoco en el modelo de negocio, que seguirá siendo de pago por suscripción.

A su juicio, es ‘inteligente’ que las grandes compañías diversifiquen sus modelos de monetización -en referencia a Facebook, cuyos ingresos proceden de la publicidad-.

‘Mark (Zuckerberg) entiende que la inclusión de publicidad no funcionaría’ en WhatsApp, ha relatado.

Lo que sí desea es trabajar en que el servicio continúe siendo ‘rápido, eficiente y fiable’.

Preguntado por si cree que la red social prescindirá de su servicio de mensajería, Facebook Messenger, ha contestado que eso es únicamente ‘asunto de Facebook’.

Además, ha sostenido que es bueno que existan diversas plataformas similares a WhatsApp (Line, Wechat o Telegram, entre otras) porque otorgan al usuario ‘libertad de elección’.

‘No tenemos ningún problema con ello, siempre y cuando los usuarios sigan usando WhatsApp’, ha bromeado.

Koum ha descartado que existan planes de ahondar en el ámbito de la mensajería empresarial, ya que el servicio está ‘totalmente enfocado al consumo’ y son dos campos que ‘no casan’.

Ha añadido que normalmente la entrada de compañías suele suponer, además, la llegada de spam a los servicios.

Koum, que anunció ayer que WhatsApp permitirá hacer llamadas de voz gratuitas a partir del segundo trimestre de 2014, ha dicho que por el momento no tiene intención de conquistar nuevos terrenos más allá de la voz y el texto.

El fundador de WhatsApp, que hasta hace poco era desconocido para la mayoría, se ha convertido en una nueva estrella del firmamento tecnológico tras la venta de WhatsApp.

Tanto como para competir en atención mediática durante el MWC con el fundador de Facebook.

Al margen de su deseo de conectar a las personas, entre las motivaciones de Koum para construir WhatsApp estaban sus pocas ganas de tener un ‘trabajo de verdad’ y que quería aprender a programar para iOS. ‘Queríamos hacer algo bonito’, ha admitido.

EFE

Leer más

MWC: WhatsApp ofrecerá llamadas de voz

MWC: WhatsApp ofrecerá llamadas de voz

BARCELONA.- La aplicación de mensajería WhatsApp introducirá llamadas de voz en el segundo trimestre de este año, según ha anunciado hoy en Barcelona el cofundador de la compañía, Jan Koum.

El directivo de WhatsApp se ha mostrado hoy orgulloso de hacer pública esta novedad durante su intervención en uno de los debates que se celebran en el Mobile World Congress (MWC), que ha arrancado esta mañana en Barcelona.

Koum ha defendido el derecho de los ciudadanos a poder contactar unos con otros de una manera ‘asequible’ y ‘simple’ aprovechando las nuevas tecnologías y ha asegurado que este convencimiento es el que le ha llevado a dar el paso de introducir las llamadas de voz en el servicio de WhatsApp.

En esta línea, ha recordado que, cuando vivía en Rusia durante su infancia y primera adolescencia, antes de emigrar a Estados Unidos, el uso del teléfono era un bien muy preciado y al que muy pocas personas tenían acceso.

“Muchos amigos y vecinos de mi familia venían a casa para poder hacer y recibir llamadas. No quiero que esas dificultades que yo presencié ocurran en ningún otro sitio”, ha subrayado, justo antes de realizar el anuncio de la introducción de llamadas de voz en WhatsApp.

Durante su intervención, Koum se ha referido también a la reciente compra de WhatsApp, por parte del gigante de las redes sociales Facebook, y ha insistido en varias ocasiones en que esta operación no va a cambiar la visión del negocio de la compañía, ni en especial su política de privacidad de los datos de los usuarios.

En este sentido, ha asegurado que la compañía que cofundó precisamente hoy hace 5 años (el 24 de febrero de 2009) se mantendrá como una entidad “independiente” dentro de Facebook, de una manera similar a lo que ocurrió con Instragram.

“No tenemos ningún plan de cambiar nada. Vamos a continuar trabajando de la misma manera que hasta ahora”, ha asegurado una y otra vez.

Koum, que ha animado a la audiencia a acudir también a la conferencia que el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ofrecerá esta tarde en el marco del MWC, ha asegurado que tanto él como el máximo responsable de la red social comparten un misma visión: “convertir el mundo en un lugar mejor conectado”.

Este emprendedor de origen ruso pero formado en Estados Unidos ha sido siempre un defensor a ultranza de mantener a la aplicación como lo que es, un servicio de mensajería, y ha descartado que la compañía vaya a centrarse en los juegos o la publicidad.

En esta línea, ha asegurado que cuando se tienen, como WhatsApp, 265 millones de usuarios activos al mes no es necesario recurrir a publicidad o a grandes campañas de marketing.

Por otra parte, Koum también ha anunciado una alianza con Applus para introducirse en el mercado alemán.

EFE

Leer más

WhatsApp interrumpe su servicio por más de 2 horas

WhatsApp interrumpe su servicio por más de 2 horas

El servicio de mensajería móvil WhatsApp anunció hoy que ha restablecido su servicio tras más de dos horas inactivo y una lluvia de quejas por el fallo, que se produjo apenas tres días después de cerrar el acuerdo con la red social Facebook, que adquirió la aplicación por 19,000 millones de dólares.

‘Hubo un problema con los servidores. Ya ha sido resuelto’, dijo en un correo electrónico el cofundador de Whatsapp Jan Koum.

Casi tres horas antes, a las 20:16 GMT, los responsables de WhatsApp reconocían la caída del servicio en una cuenta de Twitter dedicada a informar de posibles fallos en la aplicación, @wa_status.

“Lo sentimos, estamos experimentando problemas con los servidores. Esperamos estar recuperados y activos pronto”, indicaba el mensaje.

La caída no tardó en provocar revuelo en las redes sociales, y la frase ‘R.I.P WhatsApp’ se convirtió rápidamente en una de las diez expresiones más utilizadas en Twitter, conocidas como trending topics.

Una hora después de registrarse ese problema, la aplicación Telegram, creada en Berlín por dos hermanos rusos y que busca definirse como una alternativa a WhatsApp, informó también de una sobrecarga en su sistema que afecta a Europa, tras haber recibido ‘100 nuevos registros en el servicio cada segundo‘.

“Estamos experimentando problemas de conexión en Europa, causados por la avalancha de nuevos usuarios. Estamos solucionándolo lo más rápido posible”, apuntó Telegram en su cuenta de Twitter.

WhatsApp tiene unos 450 millones de usuarios mensuales en activo, el 7% de ellos activos a diario. La popularidad del servicio se debe a que cada vez más usuarios de móvil han optado por esta opción de mensajería frente a los tradicionales SMS.

El perfil de esa aplicación se ha elevado aún más desde que el miércoles se anunciara su compra por parte de Facebook, con una generosa oferta que es la mayor de la compañía hasta la fecha y está muy por encima de los 1.000 millones que pagó en 2012 por la red social de fotos Instagram.

La operación implicará el desembolso de 4,000 millones de dólares en efectivo, 12,000 millones de dólares en acciones de Facebook y otros 3,000 millones de dólares en acciones RSU (Restricted Stock Unit), una emisión futura similar a la de las opciones sobre acciones.

EFE

Leer más

Jan Koum de WhatsApp, el nuevo multimillonario de Silicon Valley

Jan Koum de WhatsApp, el nuevo multimillonario de Silicon Valley

Jan Koum nació en Kiev, de niño nunca tuvo agua caliente en su casa, sobrevivió con cupones de comida cuando emigró a Estados Unidos. con 17 años y acaba de convertirse en millonario de Silicon Valley. La empresa que creó hace 5 años, WhatsApp, será el mayor desembolso de la historia de Facebook.

Orgulloso de su espectacular progreso y en un gesto cargado de simbolismo, Koum ha escogido para firmar el acuerdo de 19,000 millones de dólares anunciado el miércoles el centro social donde acudía con su madre a recoger los vales de ayuda alimenticia en sus primeros años en Estados Unidos, adonde llegaron huyendo de las tensiones políticas de la Ucrania soviética y buscando mejores perspectivas de futuro.

Hijo de un maestro de obras y una ama de casa ya fallecidos, el perfil y la actitud de Koum son la antítesis de lo que a priori se espera de un nuevo multimillonario de esa meca de la tecnología que es Silicon Valley, en California.

El emprendedor de 38 años es un hombre modesto, celoso de su vida privada y conocido por tener principios muy sólidos, unas ideas de las que ha dejado claro que no va a alejarse ni un ápice a pesar de que su empresa de 55 empleados pasará a manos del gigante Facebook, la red social más popular del mundo y cuya filosofía es antagónica en muchos aspectos al espíritu con el que Koum creó su popular servicio de mensajería instantánea.

whatsapp“No anuncios, no juegos, no artilugios”, puede leerse en una nota colgada en la pared de su oficina. Koum y su socio, el estadounidense Brian Acton, concibieron WhatsApp precisamente como una plataforma libre de todas aquellas cosas que detestan del mundo de la tecnología y que les llevaron a abandonar Yahoo, la empresa donde se conocieron, para crear su propio negocio.

Para los padres del servicio de mensajes gratuitos de móvil más universal hay dos líneas rojas que no traspasaran de ningún modo, ni siquiera por la multimillonaria cantidad que Facebook ha pagado por su empresa, una cifra que los expertos consideran desorbitada.

La primera de ellas es la privacidad. Koum, marcado por su infancia y juventud en un país donde se intervenían las comunicaciones de los ciudadanos, se ha asegurado desde los inicios de WhatsApp hace cinco años de que la aplicación recoja la menor cantidad posible de datos de los usuarios, que solo necesitan su número de móvil para identificarse y tener acceso al servicio.

Este aspecto no podría chocar más con la filosofía de Facebook, su comprador, que por su naturaleza de “libro abierto” de las vidas de sus usuarios solicita todo tipo de información, unos datos con los que ha logrado ingentes beneficios a través de los anunciantes, para quien la red social efectúa una segmentación de mercado que no tiene precio.

De hecho Koum nunca ha nombrado a Facebook cuando se le ha preguntado en entrevistas por sus aplicaciones favoritas, entre las que sí ha mencionado a otras también muy populares pero menos exhibicionistas de la vida privada, como Twitter.

Su infancia en un pequeño pueblo rural a las afueras de Kiev, donde durante más de una década tuvo el mismo reducido grupo de amigos, le hace recelar aún de las relaciones sociales que muchas veces se establecen en Estados Unidos, y de las que plataformas como Facebook son el mejor exponente: tener muchos conocidos pero mantener con ellos amistades volátiles y poco profundas.

Librar a los usuarios de la habitual avalancha de anuncios publicitarios con los que los acribillan otras plataformas, como el propio Facebook, es otra de las máximas de este emprendedor autodidacta, que siempre fue un estudiante rebelde y dejó la universidad antes de acabar sus estudios para incorporarse a Yahoo.

En virtud de esta filosofía, él y Acton optaron por no “mercantilizar” el servicio de comunicación que ofrecen. Un deseo que el consejero delegado y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ya ha dicho que respetará, al menos al principio, puesto que el objetivo primordial no es incorporar anunciantes a toda prisa sino captar nuevos usuarios.

Koum considera que los anuncios, empleados por la mayoría de sus competidores para obtener beneficios, son una intromisión en la comunicación personal y además convierten a los usuarios en productos.

“La publicidad nos hace querer comprar coches y ropa, trabajar en empleos que odiamos para poder comprar lo que no necesitamos”, tuiteó en 2011, citando esta conocida frase de la película “El club de la lucha”.

El emprendedor está convencido de poder mantener estos principios ahora que su empresa pasará a ser propiedad de Facebook, la red social que en su décimo aniversario confía en WhatsApp para seguir siendo atractiva para el público más joven y apuntalar además su salto al móvil.

EFE

Leer más

Facebook compra WhatsApp: una apuesta a largo plazo

Facebook compra WhatsApp: una apuesta a largo plazo

Facebook, la red social más popular del mundo, ha dejado boquiabierto al mercado tecnológico al anunciar la mayor compra en sus diez años de vida: 19,000 millones de dólares por el popular servicio de mensajería WhatsApp, una apuesta por retener a los usuarios más jóvenes y apuntalar su salto al móvil.

Defender durante una década un liderazgo como el de Facebook en el volátil mundo de las comunicaciones y la tecnología obliga a no bajar la guardia y a unirse al competidor cuando no se puede con él.

Tras su fallido intento de lanzar un servicio de mensajería capaz de mirar a los ojos a sus rivales, Facebook trató sin éxito de hacerse con SnapChat, muy popular entre los jóvenes de toda Norteamérica por su atractivo sistema en el que los mensajes desaparecen una vez son leídos.

Esta negativa fue un revés en los planes de Facebook, que fía su crecimiento futuro a la transición de la web al móvil, consciente de que la democratización y popularidad de los teléfonos inteligentes ha llevado a muchos usuarios a desplazar sus “clics” del escritorio a sus ratos en el transporte público o a las esperas.

La compra de WhatsApp, que por el momento sólo está anunciada, ha sorprendido al mercado tecnológico que, a tenor de las opiniones de los expertos, considera desorbitado el desembolso de 19,000 millones de dólares por una empresa de 55 empleados, sin beneficios por publicidad, y cuyo servicio es gratuito los primeros doce meses y después sólo cuesta un dólar al año.

Esta no es la primera vez que el mercado se lleva las manos a la cabeza con las cuantiosas ofertas de Facebook: ya consideraron desmedida la compra de Instagram, la red social más popular de retoque de fotografías, por 1,000 millones de dólares y los 3,000 millones con los que tentó a SnapChat.

El consejero delegado y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha salido enseguida a defender las bondades de su adquisición con un argumento sencillo pero firme: el valor de WhatsApp está en que su crecimiento es tal que puede llegar a conectar a 1,000 millones de usuarios.

De hecho, aunque WhatsApp parezca pequeña al lado de un gigante como Facebook, lo cierto es que sus números desde su fundación hace cinco años son mejores que los que tuvo la red nacida en Harvard en sus inicios.

WhatsApp hizo historia al ser la compañía que más rápido alcanzó los 450 millones de usuarios, una cifra que triplica a la que tenía Facebook en su cuarto año (150 millones) y que representa casi el doble de los que tiene la popular Twitter.

El 70% de los usuarios de WhatsApp utiliza esta sencilla aplicación cada día para enviar ilimitados mensajes, ‘emoticons’, fotografías y vídeos a sus familiares, amigos y compañeros con costo cero y sin necesidad de nada más que la conexión a internet del móvil, en clara sustitución de los mensajes de texto.

La popularidad de los SMS ha caído en picada desde que Internet conquistó los teléfonos móviles. Aplicaciones como WhatsApp permiten lo que antes parecía impensable: matar la duda de si nuestro destinatario ha leído ya o no el mensaje o saber cuál fue la hora exacta de su última conexión.

Su ritmo parece imparable: cada día un millón de personas incorporan el característico icono verde de esta aplicación a sus móviles y esto sucede en países de todo el mundo.

WhatsApp es la única aplicación de mensajería que ha logrado una universalidad comparable a la del popular servicio de llamadas con vídeo Skype, adquirida por Microsoft en 2011 por 8,500 millones de dólares.

A través de los WhatsApp de todo el mundo circulan cada día 600 millones de fotos y 100 millones de vídeos. Su número de usuarios fieles, es decir los que se conectan al menos una vez al día, supera incluso a los de Facebook, con el 70% y el 61%, respectivamente.

Con estas inapelables cifras no es de extrañar que a esta compañía, de 55 empleados y sin tan siquiera equipo de relaciones públicas, la hayan cortejado los más grandes del sector, incluido el todopoderoso Google.

Los creadores de WhatsApp, el ucraniano Jan Koum y el estadounidense Brian Acton, que con la compra de Facebook se incorporarán a las listas de millonarios de Estados Unidos, se jactan de seguir un modelo alejado de los estándares de la meca de la tecnología, Silicon Valley.

En virtud de esta filosofía, optaron por no “mercantilizar” el servicio de comunicación que ofrecen, de manera que en el chat de WhatsApp los usuarios no se ven acribillados por los anuncios que inundan otras plataformas, como la propia red social Facebook, que se ha llenado los bolsillos a base de publicidad.

Zuckerberg ha querido respetar este deseo, al menos al principio, y ha dejado claro que no hay ninguna prisa por incorporar anunciantes al servicio de WhatsApp puesto que el objetivo primordial es captar nuevos usuarios.

Para Facebook esta compra es una apuesta a largo plazo. El puntal que necesita para mantenerse en el candelero de un mundo como el tecnológico, donde el fervor por las nuevas ideas muchas veces desaparece casi tan rápido como se dispara.

El futuro de Facebook pasa por saltar al móvil y por seguir siendo atractivo para las nuevas generaciones de jóvenes, para quienes esta red social ya es cosa de mayores -10 años en el mundo de Internet y la tecnología son casi una eternidad-.

Los más jóvenes optan por aplicaciones más dinámicas y nuevas, como WhatsApp, que permiten la ilusión de una conexión permanente con los amigos y la familia sin tener que exhibir la vida personal ante los indiscretos ojos de los cientos de conocidos de Facebook.

EFE

Leer más

Facebook comprará WhatsApp por 19,000 millones de dólares

Facebook comprará WhatsApp por 19,000 millones de dólares

Facebook anunció hoy que ha llegado a un acuerdo definitivo para adquirir WhatsApp, la popular plataforma de mensajería móvil de empresa por la suma de 19 mil millones de dólares. La operación, que aún no se ha llevado a cabo, implicará el desembolso de 4,000 millones de dólares en efectivo, 12,000 millones de dólares en acciones de Facebook y otros 3,000 millones de dólares en acciones RSU (Restricted Stock Unit), una emisión futura similar a la de las opciones sobre acciones.

La combinación de servicios ayudará a acelerar el crecimiento y la participación de los usuarios a través de ambas compañías. WhatsApp continuará operando de forma independiente y conservará su marca e identidad.

WhatsApp tiene unos 450 millones de usuarios mensuales en activo, el 70% de ellos activos a diario. La popularidad del servicio se debe a que cada vez más usuarios de móvil han optado por esta opción de mensajería frente a los tradicionales y onerosos SMS.

Jan Koum, actual CEO y cofundador de WhatsApp se integrará a la Junta Directiva de Facebook.

“WhatsApp está en el camino de conectar a mil millones de personas. Los servicios que alcanzan ese hito son de increíble valor”, indicó el consejero delegado y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.

El fundador de esta sencilla aplicación, Jan Koum, indicó en un comunicado que “la profunda conexión de los usuarios y el rápido crecimiento del servicio ha estado impulsado por unas capacidades de mensajería simples, sólidas e instantáneas”.

“Estamos emocionados y honrados por poder ser socios de Mark (Zuckerberg) y Facebook al tiempo que continuamos llevando nuestro producto a más gente en todo el mundo”, indicó Koum.

Zuckerberg destacó que esta nueva alianza permitirá “un mundo más abierto y conectado”.

“WhatsApp complementará nuestros servicios de chat y mensajería para que podamos ofrecer nuevas herramientas a nuestra comunidad”, indicó el fundador de Facebook en su perfil de la red social.

La generosa oferta de Facebook por este servicio es la mayor de la compañía hasta la fecha y está muy por encima de los 1,000 millones que pagó en 2012 por la red social de fotos Instagram.

Además, la operación es una muestra más de la carrera por integrar nuevos servicios y competidores entre los gigantes de Internet, que reconocen en las aplicaciones de redes sociales uno de los nichos de más potencial crecimiento.

Las dudas de los analistas sobre la oferta récord por WhatsApp es cómo va a conseguir Facebook rentabilizar la aplicación de mensajes, que se descarga a un precio que ronda el dólar anual, permite enviar mensajes, fotos y vídeo de manera gratuita y no tiene publicidad.

WhatsApp emplea a algo más de medio centenar de empleados. El precio pagado equivale a unos 40 dólares por usuario de la red.

EFE

Leer más