Inicio Tecnología 2017 Tarifas de Servicios Básicos en México (Columna de Ernesto Piedras)

Tarifas de Servicios Básicos en México (Columna de Ernesto Piedras)

La semana pasada se determinó que nuevamente permanecerán inalteradas por cuatro años más las tarifas de los denominados servicios básicos de telecomunicaciones, que consisten en renta mensual y las cien llamadas locales
incluidas en ella, precio por llamada local, precio por minuto de larga distancia nacional e internacional y gastos de instalación.

La pregunta obligada es si esa disposición resulta benéfica para los usuarios residenciales y empresariales, la respuesta depende del nivel en el que se encuentre nuestro vector de precios el día de hoy. En otras palabras, ¿qué tan caros somos en esos servicios de telecomunicaciones?

Resulta interesante la comparación del nivel y evolución de precios de servicios de telecomunicaciones en México respecto al un grupo de países relevantes: Argentina, Canadá, Estados Unidos y Francia, con los que nuestro
país concentra más del 90% de sus intercambios comerciales, claramente dominados por los EUA.

Una manera de hacer la comparación en términos simples y llanos, pero efectivos, es tomar el patrón de consumo promedio en México para 2005 y compararlo en dólares nominales respecto al resto de los países en el periodo
1990-2005. Con ello se obtiene una clara idea de la evolución del nivel de esos precios, para identificar la brecha tarifaria entre países.

La canasta básica total anual promedio para México se construyó a partir de las canastas residencial y empresarial (con los ponderadores de 76% y 24% respectivamente).

Al comparar las trayectorias de tarifas de una canasta básica, destaca Argentina por la caída tan acelerada en su canasta básica total, que resulta en años recientes por la fuerte devaluación de su moneda. De manera análoga,
México exhibe una marcada reducción de 1994 a 1995 impulsada por la devaluación del peso frente al dólar, y a partir de ese año se observa una trayectoria estable pero descendente, en la vecindad de los 400 dólares anuales.
Así, es posible ver que en sus servicios básicos, México ha reducido su brecha con respecto a los demás países, ganando competitividad en servicios de telefonía fija local y larga distancia nacional e internacional, sobre todo
respecto a Canadá y Francia, pero siendo todavía relativamente caros respecto a nuestro principal socio comercial, EUA.

Es de esperar que los precios de todos los países converjan conforme se intensifique la competencia efectiva, no sólo referida al número de operadores presentes en el mercado. La operación conjunta del mercado y de las acciones
regulatorias conducentes permitirá que el vector de dichos precios continúe su tendencia a la baja en los próximos años, para alcanzar un nivel de competitividad que contribuya a optimizar el bienestar de la sociedad, sobre la
base de una sana operación de sus empresas e industria de las telecomunicaciones.

Aún a primera vista, es claro que el conjunto de los estudios y sus resultados no pueden ni deben ser considerados como concluyentes. Con todo, es importante que de esta discusión se generen sobre todo estadísticas básicas que sean comparables entre países y metodologías robustas y replicables, para orientar puntualmente a las políticas públicas.

Fuente: El Economista, Ernesto Piedras, Director General de The Competitive Intelligence Unit (www.the-ciu.net

Opinión