Telefonía móvil en México registra menor crecimiento por desaceleración

Por Mundo Contact | 25 noviembre 2009 | Tecnología

Durante el tercer trimestre del año los ingresos en el segmento de la telefonía móvil crecieron en moneda local sólo 5.7% contra 15.2% del mismo periodo del 2008, para fijarse en 51,895 millones de pesos.

De acuerdo con la firma de consultoría The Competitive Intelligence Unit (CIU) este comportamiento es resultado de la desaceleración de un dígito en el ritmo de crecimiento observado en las telecomunicaciones móviles, por segundo trimestre consecutivo.

Sin embargo, y debido al último coletazo del impacto negativo consecuente a la devaluación del tipo de cambio, en dólares comparables internacionalmente se observa una merma de 17% en los ingresos de los operadores.

La firma señala que dado que la devaluación del peso frente al dólar ocurrió durante el último trimestre del año pasado, se puede esperar una notable mejoría de los ingresos en dólares en el siguiente trimestre.

En cuanto a los clientes de pospago, añade, los operadores lograron migrar cada vez más usuarios a este esquema con planes híbridos o mixtos que pagan una renta mensual y al terminarse el saldo incluido pueden recargar como si fuera una línea de prepago.

Así, en el periodo julio-septiembre el mercado móvil mexicano alcanza 12.2% de las líneas en pospago, lo cual representa 9.9 millones de líneas, una cifra récord para usuarios móviles con contrato.

Sin embargo, las 81.4 millones de líneas móviles que se alcanzaron en el tercer trimestre del año representan sólo 75.9% de penetración contra 117.2%, 86.7% y 91.1% de Argentina, Brasil y Chile, respectivamente.

El panorama para el cierre del año muestra señales encontradas, con perspectivas positivas del inicio de la recuperación macroeconómica y la estacionalidad registrada año con año en este segmento, puntualiza CIU.

Esto se contrapone con el escenario regulatorio y fiscal, después de la reciente aprobación, por parte del Poder Legislativo, de la iniciativa de la SHCP de un impuesto especial (IEPS) a los servicios de telecomunicaciones, con excepción de Internet, de tres por ciento más un incremento en la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 15% a 16 por ciento.

Lejos de ser un problema que deba ocupar sólo a las empresas que conforman el sector, la desaceleración del crecimiento del segmento móvil es un asunto que afecta profundamente la competitividad, al aparato económico y al bienestar de la población en general, advierte la firma.

Fuente: El Economista, México